Diagnostrum

Simple Mobile Health

Envejecimiento Cutáneo: ¿Por qué se genera?

Posted by on Jul 24, 2019 | 0 comments

Envejecimiento Cutáneo: ¿Por qué se genera?

Nuestra piel es muy propensa a sufrir de la aparición de cicatrices, manchas y
también arrugas. Asimismo, por más sorprendente que parezca el envejecimiento
de la misma inicia alrededor de los 25 años, se genera de forma continua hasta
acelerarse con la menopausia por el descenso de las hormonas.
El envejecimiento cutáneo es uno de los problemas que más afecta a la
civilización moderna. Con los años la epidermis (la capa más superficial) se hace
más fina, el proceso de renovación ralentiza, la producción de sebo y la capacidad
de retener la hidratación se reduce y es por ello que la piel se va volviendo más
seca y frágil, favoreciendo la aparición de arrugas.
Por otra parte, en la dermis se disminuye la producción de colágeno, elastina y
ácido hialurónico, lo que ocasiona que la estructura que ¨aguanta¨ la piel se vaya
haciendo más fina perdiendo firmeza, elasticidad y causando la flacidez cutánea
típica de las pieles más maduras.
Del mismo modo, en el proceso de envejecimiento cutáneo se superponen incluso
en diferente medida de una persona a otra cambios ocasionados por el
envejecimiento cronológico y otros por el fotoenvejecimiento. El
envejecimiento cronológico va avanzando  según un programa predeterminado a
nivel genético porque se trata de un proceso natural de senectud (envejecimiento
de las células).
El fotoenvejecimiento se considera como una consecuencia de factores externos
que guardan relación con nuestro entorno vital y los hábitos de comportamiento.
En consecuencia, la contaminación, la costumbre de fumar, la alimentación y los
rayos UV (para las zonas más expuestas al sol como el rostro) son vistos como los
motivos principales de los signos del fotoenvejecimiento.

¿Cómo se manifiesta el envejecimiento cutáneo?

Los primeros signos del envejecimiento son las microarrugas, la leve acentuación
de las líneas de expresión, escasa luminosidad, aspecto poco compacto y menos
elasticidad y firmeza. De igual manera, la piel alrededor de los ojos es la que
más debido a que es la más fina de todo el cuerpo y la más sensible de todo el
rostro.
Las tres señales que comúnmente se presentan son las “patas de gallo” que se
generan por la constante contracción muscular al parpadear. Las ojeras, que son
conocidas por una pigmentación excesiva de la piel debido a un incremento de la
producción de melanina o por dilatación de los capilares de la zona y las bolsas
que generalmente se producen por: falta de sueño y retención de líquidos.
Seguidamente, se encuentran también las arrugas profundas, la sequedad y la
flacidez por efecto de la “gravedad”. Al igual que las arrugas, esta última puede
acelerarse por la acción de otros factores como los radicales libres ocasionados
por la radiación solar, esta aparece cuando la elastina y el colágeno dejan de
hacer de manera correcta su función.
Para combatir cada uno de estos signos, se recomienda el uso de tratamientos
cosméticos o antiedad aprobados científicamente con acción renovadora,
regeneradora y tensora que contribuyan a la reducción y prevención de los
efectos del envejecimiento.

¿Cómo ralentizar el envejecimiento cutáneo?

Una de las principales causas del envejecimiento es el estrés oxidativo, es decir,
todas aquellas situaciones que favorecen un desequilibrio entre la cantidad de
radicales libres producidos y las defensas antioxidantes. Es por ello, que
mejorando algunos hábitos como evitar fumar, moderar la exposición solar y
mantener la piel siempre protegida se puede contrarrestar este problema.
El acortamiento de los telómeros, pequeñas porciones de ADN que se
encuentran en los extremos de cada cromosoma también puede funcionar debido
a que así se puede alargar la vida de las células. Asimismo, su función principal es
impedir que las terminaciones de los cromosomas se enreden y adhieran unos con
otros.
De igual forma, se aconseja dormir bien debido a que durante la noche las células
de la piel se regeneran. Es por ello, que cuando dormimos muy poco o mal ese
proceso regenerativo no se desarrolla de manera correcta. Además, se debe
controlar cualquier tensión que cause estrés, sino se modera se puede provocar
una producción excesiva de cortisol en la sangre.
En consecuencia, cuando esta hormona está presente en grandes cantidades,
aumenta la producción de radicales libres, moléculas que interfieren en el debido
funcionamiento de las células, especialmente de la piel, también ocasiona una
reducción en la cantidad de colágeno generado por la piel, lo que hace que esta
pierda elasticidad.
Fuentes:
http://www.cilad.org/index.php/envejecimiento-cutaneo
https://www.cantabrialabs.es/blog-de-expertos/signos-visibles-del-envejecimiento-
cutaneo/
https://www.roc.es/consejos-para-prevenir-el-envejecimiento-de-la-piel
https://www.bionike.it/es/tus-necesidaes/envejecimiento-cutaneo/envejecimiento-
cutaneo-que-es-y-de-que-depende
Por: Claudia Tirado

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *