Diagnostrum

Simple Mobile Health

DIVERSIDAD

Posted by on Jul 8, 2019 | 0 comments

DIVERSIDAD

Uno de los términos más en boga en los últimos tiempos, con el que se les llena la boca a los responsables de entidades públicas y privadas, es el de diversidad.

La diversidad significa muchas cosas según y quien sea el promotor de la etiqueta. Significa el reconocimiento de muchas sensibilidades, de muchos puntos de vista, de diferentes prioridades o maneras de trabajar.

Afecta a la ecología, al número y calidad de las especies, pero también es una cualidad de nuestro mundo, necesaria para nuestra supervivencia, por más que criemos muy poca variedad de especies para que nos sirvan de acompañamiento o de alimento. Pese a que queramos diversidad, parece que ésta no es útil a corto plazo y se limita a servir para rellenar los reportajes de naturaleza.

Diversidad se utiliza en nuestra dieta y continuamente aparecen avisos de que la falta de variedad acarrea un problema en nuestro intestino y en nuestro desarrollo, incluso algunos restaurantes de prestigio se han denominado así, reivindicándose como alternativos en un nuevo mercado de alta cocina, donde prima el diseño y la innovación sobre otras cualidades de los alimentos.

Diversidad es una manera de entender el vestido, la moda, y algunas compañías han hecho gala de este nombre o de algún sinónimo, desigual.

Diversidad se defiende, en una sociedad como la nuestra, donde las categorías masculinas o femeninas no son compartimentos estancos y existen otras sensibilidades e interpretaciones más complejas, no reñidas con la convivencia y el respeto.

Diversidad también se emplea en nuestro ámbito de salud cuando acuden pacientes con patologías complejas, variadas, afectando diferentes estructuras de una forma específica según el paciente.

Diversidad es la manera en la que enfocan los problemas distintos expertos con formación y experiencia desigual, pero con un objetivo semejante: a esto lo llamamos enfoque multidisciplinar.

En suma, hay una necesidad de reconocer que la naturaleza y sus diferentes componentes tienen cualidades, necesidades, circunstancias, intereses distintos, pero con todo lo que nos diferencia, con todos esos detalles, es mucho más lo que nos une.

Diferentes seres vivos constituyen el delicado mosaico que es nuestro ecosistema y que cuando se deteriora o se manipula da lugar a la desaparición de especies y la ocupación de ese espacio por otras, a veces más resistentes, más vistosas o simplemente menos peligrosas para nosotros, la especie dominante.

No somos dueños del planeta, solo administradores, y tenemos una responsabilidad. Debemos preservar nuestra existencia pero no a expensas de aniquilar a las demás, aunque necesariamente nuestra especie deje huella por donde vaya.

Diferentes grupos étnicos, géneros, tendencias, profesiones, ideologías, son cualidades de una misma condición humana que merece el respeto y la atención.

Pero esta diversidad también es perceptible en el ámbito sanitario: diferentes sensibilidades personales de pacientes y profesionales deben conciliarse para encontrar el punto de equilibrio. Entre todos debemos buscar las soluciones a los problemas de salud o del medio ambiente y entre todos debemos acordar cuál es la mejor solución y el orden de prioridades.

Una solución no es mejor porque la proponga alguien más parecido a nosotros, en formación, condición o ideología, sino porque demuestre que es adecuada, con los métodos de confirmación que consideremos, rigor conceptual y metodológico.

Esta reflexión sirve para la salud, pero también para la convivencia, en pequeñas comunidades, estados, organizaciones internacionales o a nivel planetario. Sin embargo, en esta época oscura en la que vivimos parece que nos vamos alejando cada vez más de las cualidades colaborativas que nos hicieron crecer como especie.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *