Diagnostrum

Simple Mobile Health

NUTACION (y CONTRANUTACION)

Posted by on Jul 1, 2019 | 0 comments

NUTACION (y CONTRANUTACION)

El cuerpo humano, esa increíble obra de diseño biológico, fruto del azar y de la necesidad, se compone de multitud de sistemas y piezas encajadas de forma firme y armónica, como las piezas de un reloj, cada una en su lugar, con función específica pero coordinada con el conjunto.

Piezas aparentemente frágiles, dotadas de una gran tenacidad y piezas aparentemente fijas, dotadas de sorprendente movilidad.

El juego de influencias y equilibrios hace que, como en el efecto mariposa, pequeños cambios en un extremo puedan provocar grandes cambios a distancia.

Esto sucede en la pelvis, tarro de las esencias y de las vísceras que, por mor de la tendencia de nuestros antepasados a ponerse a dos patas, nos ha llevado a todos sus descendientes a disfrutar y padecer de la complejidad de sus estructuras y la necesidad de implementar permanentemente su funcionamiento para evitar daños irreparables.

El hueso sacro, con forma de pirámide invertida, se articula y soporta la columna lumbar, esto hace que movimientos de éste generen una repercusión sobre el equilibrio de las curvaturas fisiológicas de toda la columna.

Parece una estructura fija pero, pese a que la articulación sacroilíaca es una articulación diartrodial con forma de oreja, tiene una cierta movilidad y al movimiento de anteversión se le denomina Nutación y al opuesta Contra-nutación.

Estos movimientos son poco relevantes en la vida normal pero pueden ser imprescindibles en situaciones como el parto, ya que facilitan la movilización del promontorio necesaria para el progreso del expulsivo.

También son muy relevantes en el acomodo de la marcha, de la carga sobre la espalda, en la sedestación o en los bailes de ritmos tropicales como el “Tuerking” o el Rock & Roll y también en el coito.

Se combinan con el movimiento de ambas articulaciones coxofemorales, generando una combinación que facilita el equilibrio y la bipedestación.

Su patología inflamatoria es muy relevante y no siempre bien valorada o diagnosticada. La razón es la profundidad de la articulación, que hace difícil la localización y exploración de la misma por la irradiación del dolor a región glútea, a ingle, a MMII o a pelvis y periné.

El diagnóstico de sacroileitis casi siempre es clínico y se relaciona con dolor lumbar/glúteo, muchas veces bilateral, que aumenta con la movilización de la cadera y con movimientos de distensión de la articulación.

La utilización de TAC, RNM o Gammagrafía puede confirmar el diagnóstico de sospecha y orientarnos sobre el tratamiento.

Casi siempre debe ser multimodal, contemplando la educación postural la rehabilitación y el uso de antiinflamatorios en los periodos de mayor intensidad del dolor.

Si esto fuera insuficiente se puede infiltrar la articulación con antiinflamatorios o emplear la radiofrecuencia intraarticular, colocando varias agujas sobre la articulación, incluso sobre los ramos mediales de los diferentes niveles sacros, una técnica en empalizada que suele generar mejor resultado, aunque es mucho más intensa por el uso de muchas agujas a ese nivel.

Otras etiologías, como las relacionadas con enfermedades reumáticas, espondilitis anquilopoyética o artritis reumatoide, pueden necesitar de terapias específicas con moduladores de la inmunidad, como el metrotexato o los nuevos anticuerpos monoclonales.

En suma, Nutación y Contra-nutación son gestos muchas veces inadvertidos que nos acompañan en nuestra vida desde la concepción, pasando por la vida laboral o de relación y hasta nuestros últimos momentos.

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *