Diagnostrum

Simple Mobile Health

POLIMATIA, LEONARDO ANATOMISTA.

Posted by on May 20, 2019 | 0 comments

POLIMATIA, LEONARDO ANATOMISTA.

El Renacimiento es un movimiento cultural que se adueña de Europa en los siglos XV-XVI. En este movimiento se rompen las trabas que la religión aplica a la cultura, al arte al pensamiento, al progreso y permite que el hombre sea consciente de su protagonismo en la Historia.

Dios sigue siendo importante, pero el hombre puede y debe hacer más cosas que la simple contemplación y aceptación de la voluntad divina.

Este cambio de paradigma cultural supone una revolución en muchos aspectos de las artes, las ciencias y la tecnología. Es un movimiento encabezado por muchos pensadores ilustres, algunos perseguidos por herejes, obligados a renegar de su conocimiento con la amenaza de excomunión y quizá de muerte.

Surgen algunas figuras, por su capacidad e inquietud, que representan la época por la magnitud de su conocimiento y su obra.

A estos hombres del Renacimiento decimos que les adorna esta excelsa cualidad, laPolimatía,una palabra que recoge en su definición las bondades y recursos de estas personas, aunque pueda parecer una enfermedad.

Polímata destacado es Leonardo da Vinci, cuya figura histórica y herencia cultural recordamos con motivo del centenario de su muerte, sobre todo como padre de la anatomía y su utilización para el conocimiento del cuerpo humano, sus formas y sus funciones.

Leonardo nació en Vinci, una ciudad a unos 25 kilómetros de Florencia, al parecer como hijo bastardo de Piero Fruosino di Antonio, prohombre, notario embajador que, aunque reconoció y cuidó a ese hijo, no le otorgó todos los privilegios. Bien es cierto que su padre tuvo al menos 4 esposas y 12 hijos, 10 varones y 2 hembras, lo que sin duda dificultó la carrera de Leonardo como noble.

Quizá por eso, o por alguna otro razón, fue asignado como discípulo a Andrea del Verrocchio,donde inicia su formación pictórica y probablemente su inquietud como observador de la realidad.


Fruto de esa inquietud y de la colaboración con el médico Marcantonio della Torre inicia el desarrollo de estudios anatómicos, publicado tras su muerte como tratado de pintura, aunque no pudiera completar la obra con su colega della Torre por su fallecimiento temprano en una de las plagas que asoló Europa.

El detalle de las estructuras musculares y óseas apunta a la realización de disección de cadáveres, con la limitación de su disponibilidad y también de su conservación, incluyendo detalles en embarazo.

Realiza una de las obras más citadas y empleadas en anatomía y en dibujo. El hombre de Vitruvio, clave de las proporciones y dimensiones de la figura humana, referencia de todas las generaciones de artistas y estudiosos siguientes.

Las detalladas imágenes anatómicas de Leonardo no desmerecen en absoluto las de anatomistas reputados como Netter o de los nuevos modelos anatómicos virtuales de los atlas digitales.

El cráneo, el hombro y miembro superior, la columna vertebral, aparecen en sus dibujos como se describen actualmente con todo lujo de detalles como piezas anatómicas independientes, lo que denota no solo gran pericia en el dibujo sino también amplio conocimiento de su funcionalidad.

Su vida transcurrió dedicado también al arte y a la ingeniería. Realizó cuadros de diverso formato y factura, sobre tabla con esfumato para la Monna Lisa o sobre pared para el refectorio del convento de Santa Maria delle Grazie de Milán.

Obras inmortales como lo son también sus diseños de máquinas voladoras, grúas o vehículos acorazados para la guerra.

Hombre dedicado a su trabajo, del que quedan pocos detalles de vida privada, como el hecho de ser zurdo, una sugerida condición homosexual y su huida a Francia hechos que de alguna manera marcaron las circunstancias de su vida personal.

Leonardo y su tiempo: parece ser lo contrario de lo que nos sucede hoy en día, cada vez más preocupados de aspectos más pequeños del conocimiento, cada vez más concentrados en una única profesión o preferencia y alejados de los temas transversales.

Permítanme una licencia poética en este homenaje a Leonardo, al hacerlo extensivo al Profesor Francisco López Timoneda, recientemente fallecido, maestro, compañero y amigo, figura clave en el desarrollo de la especialidad de la Anestesiología en nuestro país desde la Universidad, desde las sociedades científicas y desde la Real Academia de Medicina en su última etapa. Un sentido homenaje a este otro hombre del Renacimiento que tuve el privilegio de conocer en persona y del que tanto aprendí.

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *