Diagnostrum

Simple Mobile Health

El drenaje linfático: beneficios para la salud y la belleza

Posted by on Ene 9, 2019 | 0 comments

El drenaje linfático: beneficios para la salud y la belleza

El drenaje linfático manual, DLM, es un gran aliado de los tratamientos de estética corporal y facial debido a los grandes beneficios que aporta a la salud y belleza de una persona.

Se trata de una técnica de masoterapia que tiene la importantísima cualidad de mejorar la circulación de la linfa, líquido por el que circulan toxinas, desechos de procesos metabólicos, proteínas, y demás productos que ya el cuerpo no necesita.

Se emplea arduamente para paliar las molestias generadas por el edema en miembros inferiores, así como también a modo de complemento de tratamientos específicos como los anticelulíticos y de reducción corporal.

Lo que no todo mundo sabe es que el drenaje linfático manual, también es muy beneficioso para el rostro ya que ayuda a drenar el líquido de las bolsas bajo los ojos, minimiza las ojeras, mejora la oxigenación y nutrición de la piel, etc.

Beneficios del drenaje linfático manual

El especialista en DLM ejecuta maniobras que simulan la natural circulación de la linfa, abre los vasos linfáticos y desliga posibles obstrucciones permitiendo su flujo.

De inmediato la región se nota desinflamada y la persona experimenta una sensación de alivio, desaparecen las rojeces y la piel se nota mucho más saludable.

Es importante destacar que cuando hablamos de drenaje linfático manual no nos referimos a presoterapia. Si bien ambos tienen como finalidad drenar los líquidos acumulados y favorecer la circulación de la sangre, presentan sus diferencias:

La presoterapia se realiza mediante un equipo que cuenta con botas neumáticas, las cuales se inflan y desinflan de modo rítmico ejerciendo una compresión externa intermitente y con variada intensidad.

Con este procedimiento se puede drenar el líquido intersticial acumulado, pero no remueve las proteínas, como si lo hace la técnica de DLM.

La presoterapia es de gran ayuda para tratar las piernas cansadas, el edema leve y como complemento de tratamientos reductores y modeladores, pero bajo ninguna circunstancia reemplaza o supera al DLM.

Con el drenaje linfático manual se puede conseguir:

  • Un sistema inmunológico más fuerte y capaz de hacer frente a posibles infecciones
  • Mejora en la circulación de la sangre y de la linfa
  • Efecto relajante y sedativo
  • Mejora en la vascularización de la musculatura
  • Reducción de los líquidos acumulados y normalización del drenado de la linfa

Cuando es apropiado el drenaje linfático

El drenaje linfático manual se emplea en casos de:

  • Linfedemas
  • Alteraciones circulatorias
  • Como tratamiento complementario de los anticelulíticos
  • Retención de liquido
  • Edemas generados por lesiones
  • Edemas post traumatismo
  • Como tratamiento complementario de escaras
  • Para prevenir cicatrices queloides
  • Como complemento de tratamientos antiacné
  • En casos de estreñimiento y flatulencias
  • Cuando hay cefaleas, migrañas y neuralgia del trigémino
  • Como tratamiento paliativo de resfriados, sinusitis, etc.

Cuando NO debe utilizarse el DLM

Si bien hablamos de que el DLM es un gran aliado de la salud y la belleza, hay ciertas ocasiones que imposibilitan su aplicación, las cuales son:

  • Patologías renales
  • Descompensación cardíaca
  • Varices tortuosas y con relieve
  • Crisis asmática
  • Infecciones agudas
  • Cáncer
  • Edemas linfodinámicos por desnutrición
  • Flebitis, trombosis o tromboflebitis

Es importante que las maniobras de drenaje linfático manual sean ejecutadas por un profesional con pericia en la materia ya que una mala realización de las mismas o aplicación en casos no permitidos, puede traer severas complicaciones a la salud de la persona.

Daniela Montecchiarini

Puedes ver más post en el siguiente enlace:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *