Diagnostrum

Simple Mobile Health

LOS OTROS

Posted by on Ene 22, 2018 | 1 comment

LOS OTROS

La profesión médica es una de las más reputadas, lo dicen las encuestas continuamente. Las razones sin duda se deben a que es una actividad volcada en los demás. Dedicada a la protección y recuperación de la salud, con una más que reconocida implicación personal y con jornadas laborales muchas veces complejas de planificar y probablemente difíciles de compensar con ciertos salarios.

Las personas que se dedican a ella deberían por tanto cumplir, de alguna manera, con estos requisitos, de hecho, se considera una de las profesiones más vocacionales. Entonces, ¿por qué hay personas que comienzan, incluso terminan, los estudios de medicina y luego dedican su vida a otros fines?, ¿qué lleva a estos hombres y mujeres a iniciar unos estudios para no terminar ejerciendo tales competencias?

Ejemplos de ellos tenemos de toda índole. Personajes históricos como Jean Paul Marat, más conocido como activista político durante la revolución francesa, que por sus estudios de Medicina; el Dr. David Livingstone, famoso por sus viajes exploratorios de África Central; o Sir Arthur Conan Doyle, médico primero y oftalmólogo de escaso éxito después, que adquirió la popularidad como escritor y creador de Sherlock Holmes y su acompañante el Dr. Watson...Pese a su fama mundial, fue denostado en sus últimos momentos por un turbio asunto de videncia del más allá.

Otros personajes del mundo de la cultura artística como el uruguayo Jorge Drexler, músico y otorrino; los actores Dustin Hoffman, Eva Longoria o Mayim Bialik (de Big Bang Theory); el escritor Michael Crichton (“Parque Jurásico”); el periodista Carlos Herrera; el Gran Wyoming, showman televisivo; entre otros muchos, tienen estudios de medicina o se han graduado.

También políticos de muchos pelajes, como el ex-president y ex molt-honorable Jordi Pujol; o Ernesto Che Guevara, participante en la revolución cubana y luego en algunas otras por Sudamérica, hasta su muerte violenta y su ascenso al mundo de los mitos revolucionarios….

Otros más actuales como el discutido líder de una Siria devastada por la guerra, Bashar al Asad, es Oftalmólogo; o, en el otro lado de la moneda, la presidenta del congreso Ana Pastor, licenciada en Medicina y Cirugía, pero prontamente volcada hacia la política y la gestión pública.

No está reñida la medicina con otras ciencias o artes. José Martínez “Pirri” fue futbolista, médico y después entrenador de su equipo de toda la vida, aunque es cierto que la medicina suele absorber tanto el tiempo y la conciencia, que suele arrastrar a la actividad clínica a casi todos los que toman contacto con ella. Juan Antonio Corbalán o Alfonso del Corral son buenos ejemplos del peso de la vocación sanitaria sobre deportistas de élite. Ambos ex jugadores de baloncesto del Real Madrid y hoy reputados Cardiólogo y Traumatólogo respectivamente

Suponemos que la razón que llevó lejos de la medicina a aquellos personajes se debió más a algo previo, es decir, muchas veces por tradición familiar, incluso por imposición, se orientan a unos estudios que facilitan una formación cultural, una manera de afrontar los problemas, una sistemática de dedicación y estudio que puede ser extrapolable a casi cualquier otra dedicación.

Esta probablemente sea la razón por la que también muchos graduados en dirección de empresas acaban en sectores como la comunicación, de productores o ingenieros como CEO´s de empresas de toda índole, incluidas las sanitarias…Ya sabemos que la vida y la sociedad no están divididas en facultades o licenciaturas.

Además de las competencias técnicas, hay una serie de competencias transversales que, desarrolladas de una forma correcta, pueden aplicarse en todos los ámbitos de la sociedad.

Analizando algunas de las personas de esta amplia lista, pensamos que podrían haber sido grandes clínicos si su pericia y dedicación a la salud hubiera sido semejante a la que les ha hecho famosos. De otro lado, si algunos de estos personajes se hubieran dedicado a la medicina, quizá habrían causado aún más estragos en la población de los que causaron en sus otras profesiones.

Seguro que a otros las circunstancias o el destino les empujó lejos de la medicina hacia otras vocaciones: el destino es muy tozudo y muchas veces nos lleva al lugar que nos corresponde, sin contar en absoluto con nuestra voluntad.

A la luz de estas experiencias, a veces, nos asalta la duda de si en la próxima curva de nuestras vidas no nos espera una sorpresa de nuestro destino que nos coloque en el sitio que nos corresponda.

Otros post que te pueden interesar: 

1 Comment

  1. La vocación y la profesión son caminos que usualmente se desandan en forma paralela, pero en ciertos casos, no sabría decir cuan frecuentes, se plantea una divergencia. A veces son las circunstancias que hacen que lo que se interpretó como vocación se comprenda que no ha sido mas que un legado familiar, y al descorrerse el velo, se da espacio para lo que realmente se lleva dentro. En otros casos son las circunstancias o necesidades propias del momento y el lugar que nos toca vivir. En esas instancias pueden surgir otras alternativas que se emparentan con cuestiones mas profundas que la vocación, como por ejemplo los principios. En esos casos aparece la necesidad de ser protagonista sin importar si uno es zapatero, ama de casa o médico. Estos cambios de rumbo no hacen otra cosa mas que hacer mas interesante la vida, comprendiendo que no hay nada escrito, y que nosotros agregamos una palabra, cada día.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *