Diagnostrum

Simple Mobile Health

Pioneros de la Rehabilitación

Posted by on Oct 2, 2017 | 0 comments

Pioneros de la Rehabilitación

Jonas Gustav Zander fue un médico sueco nacido en 1835 en Estocolmo, que inventó el concepto de utilización de aparatos para la realización de ejercicios físicos y realizó el diseño inicial de muchos de ellos. Estos aparatos actualmente existen en los gimnasios y en los centros de rehabilitación, como herramientas indispensables de trabajo diario.

 

Probablemente el hecho de ser de constitución mas bien endeble le empujó a buscar un método de implementación física adecuado a su capacidad, recordando las dificultades y burlas en su infancia. Una vez más, vemos cómo lo que podría ser una desventaja en la vida, los sujetos con talento, lo convierten en acicates para su desarrollo.

La salud del cuerpo no es un invento de este siglo o del siglo pasado. Los pioneros ya apuntaron en el siglo XIX que la salud podía mejorarse potenciando el cuerpo y que esto se podia realizar sin perder la vida o en extenuantes sesiones de ejercicio. Zander y sus diseños son un ejemplo vivo de esta afirmación.

Zander realizó una gran innovación, pero también se basó en el trabajo de otros. Desde la antigüedad existían algunos elementos favorecedores de la actividad física y otros estudiosos como Francis Lowndes que, en 1796, ya desarrollaron aparatos como el gymnasticon, verdadera primicia de los aparatos de Zander.

El Dr. Zander, además, fue discípulo de otro ilustre estudiosos sueco, Pehr Henrik Ling que inicio una corriente de formación de ejercicios terapéuticos para mejorar la salud con toda una escuela en Estocolmo.

En 1860, Zander se trasladó a Londres donde, después de múltiples ensayos y estudios, redactó un trabajo, “Mechanical Exercise: A Means of Cure”, introduciendo unos dispositivos mecánicos para reforzar la capacidad y la resistencia de forma progresiva, pensados para mujeres, ancianos o sujetos debilitados: en suma, aquellos con necesidad de facilitar la realización de esfuerzos de forma creciente. El conocimiento de los maestros lo mejoró innovando las técnicas con todos estos artilugios mecánicos.

 

 

 

 

 

 

Esta intuición se trasladó primero a Nueva York, y después de la Exposición por el Centenario de la Independencia Americana de 1876 en Filadelfia, por todo el mundo conocido, convirtiéndose en una celebridad. En 1906 ya existían sucursales de su Instituto en más de 140 países.

En EEUU adquirió mucha popularidad y tiene su espacio en el prestigioso Smithsonian Institut, donde se reconoce su valía y una amplia representación de sus diseños, así como los documentos en los que recogió su método de desarrollo físico.


Como decía al principio, pensamos que el culto al cuerpo o la aplicación de aparatos es un invento de nuestros tiempos y, como demuestra el Dr. Zander, ya algunos tuvieron el talento y la intuición y muchos pudieron emplearlos a su favor.

Probablemente, las herramientas robóticas sincronizadas en una interfase con tejidos u órganos biológicos sean una vuelta de tuerca de estos desarrollos en el futuro.

 

Otros interesantes posts: 

Este estudio te muestra cuántos años de tu vida estas perdiendo a la contaminación del aire

El trigo genéticamente modificado podría dar a los celíacos su pan diario

 

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *