Diagnostrum

Simple Mobile Health

Epidurolisis

Posted by on Jul 3, 2017 | 1 comment

Epidurolisis

El dolor lumbar es un problema extremadamente grave en nuestra sociedad, por su alta prevalencia pero, sobre todo, por el enorme coste sanitario y social que acarrea.

Nuestra forma de vida, volcada en los excesos, a veces de trabajo, a veces de descanso; y en la falta de continuidad y mesura en nuestras costumbres, da lugar a alteraciones en el equilibrio de fuerzas de nuestra columna vertebral, muchas veces irreversibles.

Para aliviar el dolor de espalda, en las Unidades de Dolor, empleamos fármacos, empleamos estrategias educativas, pero también procedimientos intervencionistas como los bloqueos analgésicos epidurales, facetarios o intradiscales, entre otros.

Cuando esta primera línea fracasa intentamos ser más exhaustivos, tratando de acceder al espacio epidural y liberar posibles pegaduras o adherencias que se producen en dicho espacio entre los tejidos conjuntivos, vasculares y las raíces nerviosas que atesora.

Estas adherencias se producen como consecuencia de los fenómenos inflamatorios y las tensiones que se dan en el interior del espacio epidural, muchas veces relacionadas con la degeneración discal y la salida del núcleo del disco de alto poder pro inflamatorio al espacio epidural.

La epidurolisis es una técnica descrita en primer lugar por Gabor Racs en el final de la década de los 80, generalizándose su uso desde entonces hasta nuestros días.

Consiste en el acceso al espacio epidural, generalmente desde el hiato sacro, con un catéter metálico de punta roma y bordes ligeramente cortantes, soportado por una guía que le da tenacidad y permite su orientación dentro del espacio epidural

Cuando inyectamos contraste en el espacio epidural la figura que aparece en el epidurograma asemeja un árbol de navidad dibujando las raíces distales lumbo-sacras de la cola de caballo.

Cuando aparecen adherencias esta imagen se ve alterada, dando lugar a amputaciones radiológicas de esas imágenes.

Accediendo con este catéter y movilizándolo y al mismo tiempo inyectando sustancias como hialuronidasa, esteroides o suero hipertónico se consigue reducir o destruir las zonas de adherencia, aunque la evidencia de eficacia de resultados a largo plazo de unas y otras sustancias está en plena controversia científica y clínica.

Dicho de esta manera, no parece ser muy distinto de lo que hacen los fontaneros en los desagües o los deshollinadores en las chimeneas, solo que en unas estructuras mucho más pequeñas y delicadas, y colocadas en un cuerpo humano

La epidurolisis precisa control radiológico y se realiza en un entorno estéril por el riesgo de contaminación y meningitis que conlleva un acceso al espacio epidural.

 

Esta técnica habitual en las Unidades deDolor, probablemente se vea reemplazada en el futuro por la epiduroscopia, que permite la visualización directa del interior del espacio epidural aunque los altos costes de los fungibles empleados, la mayor agresividad de los catéteres y las reticencias de las compañías de aseguramiento, de momento mantienen esta alternativa como una técnica de rescate si la epidurolisis simple no resulta exitosa

Siendo todas estas técnicas eficaces y seguras, una vez más debemos llamar al sentido común y a la prevención a la hora de hablar del tratamiento del dolor lumbar.

Por más buenas que sean las técnicas y mejores los profesionales, es mucho mejor evitar que se produzca el daño, realizando una razonable higiene postural y evitando los esfuerzos extemporáneos.

 

Como me gusta explicar a mis pacientes, estas técnicas son como el empujón que se da al coche cuando se queda sin batería, sirve para que el coche arranque, pero no reemplaza los imprescindibles cuidados continuos que ese coche necesitaba y necesita.

1 Comment

  1. Excelente artículo y contenido informativo. Gracias.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *