Diagnostrum

Simple Mobile Health

Imanes para el control del parpadeo de los ojos

Posted by on Jun 30, 2017 | 0 comments

Se han implantado satisfactoriamente imanes en los ojos de un paciente para tratar el parpadeo involuntario.

Los expertos aseguran que se abre una nueva vía para el uso de estos implantes magnéticos para el control del movimiento en otras partes del cuerpo.

Los imanes interactúan entre ellos para impedir el movimiento involuntario del ojo, mejorando así la visión del paciente.

En este estudio, liderado por la University College London y la University of Oxford, es la primera vez que se emplea satisfactoriamente este tipo de prótesis, un implante para controlar el movimiento del ojo.
“El nistagmo tiene múltiples causas, con diferentes orígenes en el sistema nervioso central, que plantean un desafío para desarrollar un tratamiento farmacéutico, centrado en los propios músculos oculares” afirma el Dr Parashkev Nachev, de UCL´s Institute of Neurology.
“Pero hasta ahora, no se han conseguido resultado óptimos, ya que es necesario eliminar los movimientos involuntarios, pero no eliminar el movimiento del ojo, ni sus movimientos naturales ni los intencionados.”
El paciente tratado padece nistagmo debido a un Linfoma Hodgkin. Esta sintomatología ha afectado a su calidad de vida, incluyendo la pérdida de su empleo. Sus problemas y dificultades motivo la que el equipo de investigación desarrollará esta prótesis.
“Afortunadamente la fuerza usada para los movimientos voluntarios del ojo es mayor que la fuerza que causa el parpadeo involuntario, por lo que solo han sido necesarios unos imanes de pequeño tamaño, reduciendo al mínimo el riesgo de inmovilizar el ojo” dice Quentin Pankhurst del UCL, quien ha liderado el proyecto de diseño de la prótesis.

En la intervención se implantaron dos imanes en cada ojo, uno en el hueso de la órbita del ojo, y el otro en los músculos extraoculares.
La intervención fue liderada por Geoff Rose y David Verity en el Moorfields Eye Hospital en Londres en dos sesiones.
El paciente se recuperó rápidamente y aprecia mejoras sustanciales en su visión. Además, después de 4 años, no se ha apreciado ningún problema en la funcionalidad de sus ojos. Gracias a este tratamiento ha podido recuperar su vida laboral, y actividades de la vida cotidiana como la lectura.
Los investigadores han podido ampliar los estudios para descubrir que pacientes podrían beneficiarse con este tipo de prótesis.

Sin embargo, este tipo de implantes no sirve para todos los enfermos de nistagmo, como aquellos que necesitan de forma regular someterse a pruebas de resonancia magnéticas.

El nistagmo es uno de los motivos más comunes de discapacidad en niños.

Este caso ha sido publicado en Ophthalmology.

Fuente: BBC News/Health.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *