Diagnostrum

Simple Mobile Health

La genética revela cómo los tibetanos evolucionaron para adaptarse a la elevada altitud

Posted by on May 3, 2017 | 0 comments

La genética revela cómo los tibetanos evolucionaron para adaptarse a la elevada altitud

Vivir en la altitud realmente supone un gran esfuerzo para el cuerpo humano. Desde la desaceleración de la digestión hasta el frío extremo, son muchos los aspectos con los que tiene que lidiar todo aquel que vaya. Sin embargo, las personas que viven en la meseta tibetana han logrado sobrevivir a una altitud de alrededor de 4.500 metros durante miles de años.

Ahora, un equipo de genetistas ha descubierto exactamente cómo lo gestionan, incluyendo los genes que pueden haber obtenido de una especie ya extinta de humano. Después de secuenciar todo el genoma de 27 tibetanos, lograron identificar cinco genes diferentes que les ayudan a vivir en zonas de altitud muy elevada. Los resultados ponen de relieve la influencia que ha tenido en su evolución el entorno extremo al que se enfrentan estas personas, que han estado habitando allí durante al menos 3.000 años.

Las cinco variantes de genes descubiertas están relacionadas con ayudar al cuerpo a lidiar con bajos niveles de oxígeno, elevada altitud y mala alimentación. También muestran cómo los antepasados ​​de los tibetanos, en algún momento, habían adoptado características de una especie humana extinta. Algunos de ellos ya habían sido identificados antes, ya que los investigadores encontraron los genes EPAS1 y EGLN1 presentes en la población. Estos inducen al cuerpo a producir más hemoglobina, que transporta el oxígeno por el cuerpo cuando está expuesto a una elevada altitud.

Pero también descubrieron algunos genes que no conocíamos hasta ahora. Relacionados con bajos niveles de oxígeno, PTGIS y KCTD12 también se encontraron en el genoma de los tibetanos, así como una variante de VDR, que ha sido relacionado con el metabolismo de la vitamina D. Los investigadores sospechan que esto puede ayudar a la gente a lidiar con la deficiencia de vitamina D, que es un problema común en la meseta tibetana que provoca deficientes condiciones de crecimiento.

“El análisis exhaustivo de los datos de secuencias de todo el genoma de los tibetanos proporciona valiosa información sobre los factores genéticos que subyacen en la historia única de esta población y su fisiología adaptativa a la gran altura”, explica Tatum Simonson, coautor del estudio publicado en PLOS Genetics, en un comunicado.

Simonson continúa: “Este estudio proporciona un contexto más para los análisis de otras poblaciones permanentes de gran altitud, que exhiben características distintas que los tibetanos a pesar de los estrés crónicos similares, así como las poblaciones de las tierras bajas, en las que los problemas relacionados con la hipoxia son inherentes a la enfermedad cardiopulmonar o apnea del sueño, que provocan una amplia gama de respuestas fisiológicas únicas”.

Pero lo que es realmente interesante es cómo la genética del pueblo tibetano puede proporcionar una visión de cómo una especie extinta de humanos, los Denisovanos, vivió. Conocidos sólo a partir de unos cuantos huesos de la mano encontrados en una cueva en Siberia, se cree que el gen EPAS1 se deriva de estas misteriosas personas, lo que sugiere que como especie, también pudieron haberse adaptado a las elevadas altitudes.

 

Fuente: www.iflscience.com

 

Otros posts recomendados:

Nueva prueba permite detectar el cáncer de pulmón un año antes que aparezcan los síntomas

Investigadores crean un útero artificial para el desarrollo de corderos prematuros

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pillsy lanza su pastillero inteligente y su aplicación móvil para mejorar la adherencia a la medicación | Diagnostrum - […] La genética revela cómo los tibetanos evolucionaron para adaptarse a la elevada altitud […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *