Diagnostrum

Simple Mobile Health

Podría un fármaco detener la progresión de las enfermedades neurodegenerativas

Posted by on Abr 21, 2017 | 0 comments

Podría un fármaco detener la progresión de las enfermedades neurodegenerativas

Los investigadores han encontrado dos fármacos, que se encuentran en varias etapas de uso y ensayo clínico con humanos, que parecen prevenir todas las enfermedades neurodegenerativas en ratones. Publicado en la revista Brain, la investigación podría ser un gran avance en la prevención de las enfermedades degenerativas en los seres humanos.

Cuando las células del cerebro están infectadas con un virus, el patógeno coopta a la célula para producir sus propias proteínas virales, que comienzan a acumularse dentro de la célula. Para combatir esto y prevenir la propagación del virus, la célula reacciona bloqueando toda la producción de proteínas. En muchas enfermedades neurodegenerativas, ocurre una situación similar, en la que las proteínas defectuosas se producen en exceso en las células cerebrales y el cerebro reacciona de manera muy similar, pero durante períodos mucho más prolongados.

Los problemas comienzan a surgir porque al detener las células cerebrales la producción de proteínas durante un período tan largo de tiempo, estas se mueren de hambre y comienzan a morir. Cuando esto se propaga a las neuronas, puede conducir a los síntomas familiares de pérdida de memoria, deterioro del movimiento e incluso la muerte en los tipos más graves de las enfermedades neurodegenerativas.

En 2013, el mismo equipo de investigadores encontró un compuesto que impedía que las células cerebrales reaccionaran excesivamente y cerraran toda la producción de proteínas, lo que impedía que las células cerebrales murieran. Sin embargo, había una trampa: la molécula también dañó el páncreas. Debido a esto, han continuado con otros fármacos para ver si pueden encontrar otros que logren un resultado similar.

Después de examinar más de 1.000 fármacos diferentes que ya existían, se encontraron con dos que parecían tener el efecto deseado. Uno de ellos, conocido como trazodona, ya se utiliza clínicamente para tratar a los pacientes con depresión, mientras que el segundo, llamado DBM, se encuentra de forma natural en pequeñas cantidades en el regaliz y actualmente está siendo sometido a ensayos para ver si puede tratar eficazmente el cáncer.

Primero, los investigadores probaron los fármacos en ratones que tenían una enfermedad relacionada con priones y encontraron que no sólo funcionaba de la misma manera que la anterior en la prevención de la muerte de células cerebrales, si no que los ratones también mostraron mejoría en el comportamiento relacionado con la enfermedad, mientras que al mismo tiempo no se observó ningún impacto sobre el páncreas. Después de esto, los fármacos comenzaron a ensayarse en ratones con otras enfermedades neurodegenerativas y descubrieron que mejoraba la capacidad para realizar pruebas de memoria.

Esta es una prometedora noticia porque los fármacos ya han sido o están en el proceso de ser probados en seres humanos, esta circunstancia debería hacer el proceso para iniciar los ensayos clínicos mucho más sencillo. Mientras, los investigadores hacen hincapié en que los medicamentos no son una cura, podrían prevenir la progresión de la enfermedad, pero sí podrían alterar radicalmente la forma en que los tratamos.

 

Fuente: www.iflscience.com

 
Otros posts recomendados:

Los ensayos clínicos de los “vendajes inteligentes” están cerca

El desafío de Apple para la detección de glucosa

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *