Diagnostrum

Simple Mobile Health

Las Moiras

Posted by on Ene 9, 2017 | 1 comment

Las Moiras

En el comienzo de cada año nos planteamos una revisión crítica de los 12 meses anteriores y toda una serie de firmes propósitos cargados de buenas intenciones: el abandono total de los perniciosos hábitos del tabaco, la recuperación definitiva de la figura en una operación bikini progresiva para eliminar toxinas, la reconciliación con la familia política tras las discusiones navideñas o el definitivo empujón a nuestro nivel de inglés e incluso de chino.

Todos estos buenos deseos u otros, como la paz del mundo o el fin de las desigualdades, sin embargo, van perdiendo fuelle a lo largo del año hasta llegar a su ocaso con gran parte de las tareas por hacer y esto, año tras año.

¿Cuál es la razón?  Aquí tienen una de ellas, las Moiras.

1

Las Moiras son un tipo de deidad de la antigua Grecia a las que se encomendaba el destino de cada uno.

Cloto, la hilandera que tejía el hilo de la vida de cada uno; Láquesis, la que medía con su vara la longitud de la vida; y Átropos, que con su tijera cortaba el hilo dando fin a la vida y eligiendo la forma de la muerte del individuo.

2

Su labor no solo afectaba a los hombres, sino que incluso los dioses se veían sometidos a sus designios. El hilo de la vida seguía un curso predeterminado y se iba enredando con los hilos de las vidas de los demás, dando lugar al complicado tejido que es la sociedad. Es una figura poética que originada en una sociedad mediterránea donde el tejido era una de las más complejas industrias que existían, quién diría que ahora explicamos el mundo con el mismo ejemplo, pero pensando en las redes sociales, en el internet de las personas y de las cosas, y en otras estructuras que vengan en el futuro. Así pues, nosotros simples mortales, diminutos hilos, difícilmente podemos sobreponernos a semejantes fuerzas divinas.

3

Nuestras vidas, por si no fueran pocas las obligaciones personales y profesionales, las recomendaciones de calidad percibidas por el paciente, las guías de actuación de las sociedades científicas, los algoritmos de uso adecuado de medicamentos y sus dosis, la cumplimentación sin tacha de las recetas de estupefacientes, la obligada actualización en nuestra práctica clínica, la optimización de recursos y procedimientos reclamadas por las compañías de aseguramiento, el registro detallado de la historia clínica, dispositivos, técnicas, incidencias, resultados, previsión de controles ulteriores, obligaciones tributarias con las diversas administraciones, recomendaciones en relación con la eficiencia energética y con el medio ambiente…

Como digo, nuestras vidas están sometidas al albur del destino, encarnado en forma de tres entidades que regulan el cómo, el dónde y  el cuándo de nuestro principio y final con independencia de los niveles de colesterol, del perímetro abdominal o el índice de masa corporal.

4

No vale de nada el ejercicio habitual y moderado, la dieta variada y equilibrada, el descanso nocturno suficiente y la interacción social con semejantes con los que compartir intereses y afecto. Nuestro destino está marcado y será el día y la hora que correspondan las que cierren nuestra historia ¡Si te tiene que tocar te tocará o quizá no!

5

Y es que lo más fácil es culpar a las circunstancias de nuestros defectos y debilidades. Decir que fueron los otros los que nos obligaron a conducir bajo los efectos del alcohol, a consumir tóxicos o a no cuidar nuestra salud. La actitud victimista tiene sentido cuando tenemos alguna deidad griega, algún horóscopo con ascendente mal aspectado o al mensajero.

6

Creo que debemos comenzar el año dejando de pensar en lo que las circunstancias, deidades o autoridades pueden hacer por nosotros y, parafraseando a John F. Kennedy, pensar qué podemos nosotros hacer por nuestra salud, familia, trabajo, barrio, ciudad, país o planeta y comenzar ya a hacerlo.

Este blog pretende divulgar conocimiento y opiniones relacionadas con la salud y entre ellas creo que debemos insistir en el protagonismo de la persona en sus diversas consideraciones o ámbitos. Podemos mejorar nuestras vidas y las de nuestros semejantes: todo es cuestión de decisión y continuidad y este es el secreto de una gran parte de nuestro destino. Como dijera el premio nobel Camilo José Cela a propósito de la inspiración, que “las musas -cuando aparecieran- le pillaran trabajando”.

7

Comenzamos el año con el reto de añadir valor y aunar esfuerzos en las RRSS para compartir experiencias, conocimientos o reflexiones como éstas ¡A por el nuevo año, duro con el!

 

Otras interesantes publicaciones del Dr. Alfonso Vidal:

1 Comment

  1. Las morirás me dieron un destino difícil y con demasiados obstáculos. Imtento ser protagonista de mi vida pero qué complicado es. Buen post.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Mascotas | Diagnostrum - […] Las Moiras […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *