Diagnostrum

Simple Mobile Health

La Muerte

Posted by on Oct 31, 2016 | 0 comments

La Muerte

El misterio de la vida, de su origen y de su final, es uno de los más antiguos, de los más universales asuntos que vienen atormentando al ser humano. A Nuestra debilidad como especie, se ha sumado la conciencia de nosotros mismos y nuestra capacidad de preguntarnos los eternos interrogantes: ¿de dónde venimos? y ¿a dónde vamos?

Y es que, a pesar de formar parte de la misma pregunta, la segunda mitad de la cuestión sin duda nos inquieta más, probablemente porque es algo que nos toca pasar en un futuro, más o menos lejano, si bien esto ralla con la perenne duda existencial.

¿Qué es la muerte? ¿A dónde vamos después de esta vida?, nuestros cuerpos, nuestra materia ¿van a volver a vivir de alguna manera?, nuestro espíritu ¿tiene entidad propia y vaga en un limbo a la espera del día del juicio o desaparece inexorablemente unido a la materia que nos ha constituido? Más aún, ¿tenemos que morir o podemos sobreponernos de alguna manera a este inexorable final?

1

La muerte y su reconocimiento forman parte de los rituales más antiguos de la humanidad y las diversas culturas le han ido dando un significado a algo que es difícil de explicar: la desaparición completa de nuestra presencia individual haciendo, según la cultura, un viaje, una reencarnación o una esperada resurrección tras un juicio sumarísimo en el final de los tiempos.

2

Desde los hombres de las cavernas, pasando por las culturas más próximas o más alejadas de nuestro entorno Mediterráneo; las clásicas, egipcias, griegas, romanas, incas, aztecas, budistas, musulmanas, hebreas o cristianas, todas ellas atribuían y atribuyen al final de la vida un significado místico, único.

Aunque la muerte nos alcanzaba u alcanza a todos por igual en todas las culturas hay diferentes expectativas según la categoría y la conducta del finado. El otro mundo se ganaba en éste, y además sin posibilidad de revisión de premio o condena en el otro lado.

3

Nuestro mundo actual, más descreído, ha convertido la muerte en un final que, no por conocido, se acepta de mejor manera y solo el conocimiento de sus mecanismos ha cambiado algo las condiciones prácticas de estos últimos momentos y la gestión de esos restos mortales.

4

Las pirámides de Giza o el Taj Mahal y otros monumentos funerarios han ido siendo reemplazados primero por los cementerios, luego por los columbarios y actualmente cada vez más por aventaciones de cenizas en bosques, parques o estadios deportivos mediáticos.

5

Unos creyentes consideran que las cenizas deben reposar en sitio sagrado y otros, consideran sagrado el sitio en el que se han depositado las cenizas de sus deudos.

Para nosotros, profesionales de la salud, luchadores por la vida, la muerte es un enemigo íntimo que combatimos con todos los medios, en todos los campos de batalla. Un enemigo con quien compartirmos campo de batalla que le hace acreedor a un cierto respeto, admiración, incluso un atisbo de afecto y del que sabemos que indefectiblemente se saldrá con la suya. Que gana siempre que quiere y que nos ganara a nosotros, a todos y a cada uno esa misma batalla.

6

Sea como fuere y ya pesar de los visos de supervivencia por encima de los 120 años que la ciencia nos augura (para entonces nos jubilaremos a los 105 años o así), lo que parece es que morir, vamos a morir todos, como dijera Jorge Manrique, y en esa situación seremos todos muy parecidos s ino iguales

“…allegados son iguales

los que viven por sus manos y los ricos…”

Otra cosa es que podamos acceder a ese reino de la muerte de una forma sosegada y sin dolor. En esto sí que nuestro tiempo es, con diferencia, el mejor que ha existido, y que las diferencias, pese a todo, permitan un respeto y dignidad de todas las sensibilidades y voluntades, y un alivio muy apreciable del sufrimiento que indefectiblemente acompaña a ésta transición.

7

Como decía, todas las culturas rinden homenaje a la muerte, ya sea con fastos o con recogimiento, lo cual debe merecer el respeto de aquellos que no comparten esas creencias. Mientras nos preparamos para la muerte definitiva, con el entrenamiento de la pequeña muerte de cada día, disfrutemos de la vida y tratemos de hacerla más amigable a nuestros congéneres.

 

Otras interesantes publicaciones del Dr. alfonso Vidal:

Spine & Spain

Día Mundial de Dolor

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Oxicodona | Diagnostrum - […] La Muerte […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *