Diagnostrum

Simple Mobile Health

Cómo las farmacéuticas se benefician con los fármacos para enfermedades raras

Posted by on Oct 27, 2016 | 0 comments

Cómo las farmacéuticas se benefician con los fármacos para enfermedades raras

El enfoque tradicional de las compañías farmacéuticas en el descubrimiento de la siguiente “superproducción” de medicamentos por valor de 1.000 millones de dólares ha cambiado en los últimos años, desde los productos para enfermedades comunes a los tratamientos para las enfermedades raras. Y en una nueva investigación que hemos publicado , se encontró que la legislación promulgada para estimular a la industria farmacéutica a invertir en medicamentos para enfermedades raras es ahora tan rentable que está sofocando la inversión en otras áreas vitales de la investigación de fármacos.

Los medicamentos de mayor éxito siempre han dependido de un alto volumen de ventas bajo receta. El tratamiento para la acidez estomacal Losec , el nombre de marca para el omeprazol, generó para la compañía farmacéutica Astra $6.000 millones anuales hasta el año 2000. Pfizer Lipitor (atorvastatina), que se utiliza para reducir el colesterol, generaba hasta $12.000 millones anuales y alcanzó unas ventas acumuladas de 131.000 millones de dólares con los precios unitarios de 2011. Todo lo anterior con precios que pueden considerarse bajos, ya que ambos estaban disponibles aproximadamente por 2 dólares por paciente y día.

El modelo de negocio farmacéutico actual, por el contrario, se centra cada vez más en las enfermedades raras, donde el bajo volumen de prescripciones tiene que ser contrarrestado con elevados precios unitarios que permitan asegurar el retorno de la inversión. Llegados a este punto cabe preguntarse ¿por qué este cambio?, la preocupación de que las enfermedades raras estaban siendo descuidadas por las farmacéuticas condujo a la redacción y aprobación de la Ley de 1983 de fármaco huérfano en los EE.UU., la regulación de los medicamentos huérfanos por el Parlamento Europeo, y otras leyes internacionales. Estas incentivan a las compañías farmacéuticas para desarrollar medicamentos dirigidos al tratamiento de las enfermedades raras – “fármacos huérfanos” – que de otro modo no serían comercialmente viables.

Los incentivos que se ofrecen incluyen siete años de exclusividad de mercado en los EE.UU., y diez años en Europa (que puede ser extendido para uso pediátrico); reducir o incluso suprimir las tasas reglamentarias y fiscales. Esta estrategia ha cosechado muchos éxitos hasta el momento: la FDA ha aprobado más de 500 fármacos para enfermedades raras desde que entró en vigor la ley en Estados Unidos, en comparación con los menos de diez de estos productos que existían una década antes.

 

Precio alto por la baja demanda

Sin embargo, los medicamentos de nicho pueden alcanzar precios muy elevados. Por ejemplo, el medicamento para la hepatitis C de Gilead, Sovaldi , cuesta $ 84.000 para un tratamiento de 12 semanas de duración y el fármaco para la fibrosis quística de Vertex, Kalydeco, en EE.UU. tiene un precio anual de $ 311.000 por paciente. De hecho, los diez fármacos más caros son huérfanos, con Soliris – se usa para tratar ciertos tipos de enfermedades raras de la sangre – en la cabeza de la lista con un precio anual por encima de los $ 400.000 por paciente. Aunque éstos se prescriben para un número reducido de pacientes, sus altos precios pueden generar unos ingresos equivalentes a los que producen los medicamentos tradicionales más exitosos.

3

La industria farmacéutica es muy consciente de esto. El ex presidente ejecutivo de la compañía farmacéutica Shire, Angus Russell, dijo al Wall Street Journal en 2013 que “las grandes empresas farmacéuticas observaban como pequeños fabricantes que desarrollaban medicamentos huérfanos para enfermedades raras, llegaron a generar cientos de millones o incluso miles de millones en ventas y siguieron su ejemplo”. En 2011, por ejemplo, el gigante farmacéutico Sanofi-Aventis pagó 20.000 millones de dólares para comprar al fabricante de medicamentos huérfanos Genzyme.

En la actualidad casi un tercio de los fármacos para enfermedades raras superarán los 1.000 millones de dólares en ventas anuales. Se espera que el mercado mundial de medicamentos huérfanos pueda alcanzar los  $ 176.000 millones en 2020 , y representan el 19% del total de las ventas de medicamentos recetados de marca.

Esto ha dado lugar a muchos problemas, en particular el expuesto por Henry Waxman ,ex representante de Estados Unidos, y que introdujo la Ley de Medicamentos Huérfanos: “La ley ha sido utilizada por algunos fabricantes de medicamentos altamente rentables para aumentar sus beneficios y bloquear a sus competidores.”

 

La adopción de medicamentos huérfanos

Nuestro reciente análisis de las empresas que comercializan alrededor de 200 medicamentos huérfanos ofrece una evidencia aún más contundente.La comparativa de las empresas analizadas y clasificadas por tamaño, país y la inversión en investigación y desarrollo demostró que aquellas que comercializan medicamentos huérfanos son cinco veces más rentables y tienen un valor de mercado entre 10% – 15%  más alto.Por otra parte, sus beneficios se han incrementado en un 11% con cada fármaco huérfano adicional comercializado.

Esto sugiere que las políticas dirigidas a incentivar el desarrollo de medicamentos huérfanos han funcionado en la medida en que las empresas se beneficiaban en exceso.Pero esto puede haber tenido la adversa consecuencia no deseada de dirigir los recursos de I + D de otras áreas en las que existe una necesidad clínica insatisfecha, como pueden ser los nuevos antibióticos.

1

Entonces, ¿qué puede hacerse? Podría redefinirsela designación de fármaco huérfano, podrían reducirse los incentivos y los precios podrían ser controlados.Sin embargo, la industria farmacéutica es probable que se oponga a tales medidas.Mientras que los medicamentos huérfanos son para el tratamiento de enfermedades raras, que son graves o potencialmente mortales, podría establecerse una distinción entre aquellos fármacos para uso específico de una condición (a menudo de enfermedades hereditarias ultra-raras), y aquellos que se utilizan para una serie de condiciones.Por ejemplo, el Gleevec (imatinib) tiene la condición de huérfano para la Agencia Europea de Medicamentos para siete tipos de cáncer diferentes.

La duración de la exclusividad de mercado también podría vincularse mejor al potencial de generación de ingresos de cada fármaco huérfano.De acuerdo a la regulación de los medicamentos huérfanos en la UE, los estados miembros pueden desencadenar una revisión de la rentabilidad de los productos individuales para limitar el período de monopolio de seis años.Esto podría permitir que otras empresas entren antes en el mercado, promoviendo la competencia que produciría una presión a la baja sobre los precios.

Es necesario adoptar las medidas y políticas apropiadas que aseguren detener que los medicamentos huérfanos sean cada vez menos asequible para los pacientes que los necesitan mientras que las empresas obtienen más rentabilidad.

 

Fuente: www.theconversation.com

 

Otras interesantes publicaciones que te recomendamos:

Primeras crías de ratón nacidas de embriones creados en laboratorio

Previsiones del mercado de los dispositivos de salud y bienestar

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Una nueva terapia podría ayudar a mejorar la comunicación con niños con autismo | Diagnostrum - […] Cómo las farmacéuticas se benefician con los fármacos para enfermedades raras […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *