Diagnostrum

Simple Mobile Health

Desde la Primera Guerra Mundial hasta la Era Biónica: La sorprendente historia de las prótesis – Parte II

Posted by on Sep 20, 2016 | 0 comments

Desde la Primera Guerra Mundial hasta la Era Biónica: La sorprendente historia de las prótesis – Parte II

… ¿o autómatas?

Pero no todo el mundo era tan optimista con este nuevo enfoque hacia las prótesis. El artista austríaco Raoul Hausmann, por ejemplo, expresaba sus preocupaciones acerca de la difícil situación de los amputados. Argumentaba que los supuestos trabajadores mejorados no se beneficiarían de su nuevo estado, si no que serían explotados.

En un breve artículo titulado “La economía protésica”, publicado en 1920, Hausmann predice satíricamente que debido a que “la prótesis nunca se cansa”, la “jornada de 25 horas” pasaría a ser la norma. “El hombre protésico es un hombre mejor, elevado a una clase superior gracias a la guerra mundial”, continuó. Unas preocupaciones parecidas se plantean hoy en día en debates sobre la mejora del ser humano.

Otro artista de habla alemana también reaccionaba en contra del nacimiento del “homo prostheticus”. Vio las nuevas prótesis no como símbolos de progreso científico, si no como un claro signo de deshumanización de los seres humanos. Para pintores como Otto Dix, George Grosz, Heinrich Hoerle y Rudolf Schlichter, el enfoque funcional hacia las prótesis estaba convirtiendo a los excombatientes en máquinas más que en seres humanos completos.

protesis1 parte 2

Varios pintores de la década de 1920 y 1930 representan hombres grotescos tratando de enfrentarse con sus partes del cuerpo artificiales. La idea era criticar la perspectiva de “reconstruir” veteranos de guerra, y poner en duda la presunción de que la ciencia y la tecnología tenían todas las respuestas para los amputados.

Mejoras en el Siglo XXI

Volviendo al debate actual. Algunos filósofos consideran la mejora del hombre moralmente objetable porque también creen que intentar ampliar nuestras capacidades físicas y cognitivas más allá de los límites “normales” es antinatural. Para filósofos como Michael Sandel, Francis Fukuyama y Jürgen Habermas, la mejora del hombre es una amenaza para nuestra propia naturaleza humana. Pero, ¿realmente nos estamos deshumanizando cuando proporcionamos a nuestros cuerpos funciones nuevas y antinaturales?

Después de todo, el enfoque funcional de hace un siglo, que fue criticado por artistas e intelectuales de su época, está de nuevo en alza. Muchos de últimas prótesis de última generación no pretenden emular la anatomía del cuerpo humano. Parecen un poco antinaturales. Pero a día de hoy, al contrario que hace un siglo, la acogida parece ser más positiva.

Las prótesis de piernas Flex-Foot Cheetah, o “hojas de metal” desarrolladas por Van Phillips, no parecen extremidades humanas – y hacen correr incluso más rápido a los amputados que muchos de los atletas no mejorados – pero ninguno diría que deshumaniza a los atletas paralímpicos que las usan. El brazo protésico diseñado por Carlos Torres ha sido diseñado para funcionar como un juguete de LEGO, pero nadie sugeriría que deshumaniza a los niños. Y el próximo octubre, Suiza va a organizar el Cybathlon – los Primeros Juegos Olímpicos Biónicos. Los participantes tendrán que dirigir sus cuerpos maquinales a través de unas pruebas desafiantes. Se llaman a sí mismos pilotos más que atletas – pero no parecen menos humanos por eso.

protesis2 parte 2

Es muy poco probable que los artistas contemporáneos se sientan tentados a retratar “pilotos”, o atletas paralímpicos, o niños con una prótesis de brazo LEGO de un modo grotesco. Todo lo contrario. Algunos ya han elevado las prótesis a la categoría de obra de arte.

Consideremos, por ejemplo, las prótesis desarrolladas por Sophie de Oliveira Barata para su compañía, Altlimbpro. Estas se salen deliberadamente de la anatomía natural del cuerpo humano. Amar puede haber reconocido en el pasado que nuestros miembros también tienen una función estética. Pero Altlimbpro va mucho más allá. ¿Por qué debemos contentarnos con una mano artificial con buen aspecto, si podemos tener una obra de arte en su lugar?, ¿Por qué no tener una pierna de porcelana floral, o una pierna con función de altavoces estéreo con incrustaciones de diamantes? ¿Qué pasa con un brazo de serpiente? Estas prótesis son únicas.

protesis3 parte 2

De hecho, una de las mayores ventajas del enfoque funcional es el hecho de que este tipo de prótesis no se parezcan a falsas partes del cuerpo. Cuando la gente mira a las prótesis convencionales pueden sentir piedad por el amputado, pero con las alternativas actuales de prótesis, la gente tiende a pensar dos veces antes de considerar a sus usuarios discapacitados. Puede que no falte mucho tiempo para que la gente comience a sentir un poco de envidia, también. A medida que la tecnología ha avanzado, nuestra percepción del cuerpo humano ha cambiado. Las partes artificiales del cuerpo no son vistas como una amenaza para nuestra humanidad común.

Futuros desarrollos probablemente seguirán modificando la forma en que percibimos y evaluamos cómo las innovaciones tecnológicas pueden modificar y mejorar las capacidades humanas. La aparición del “homo prostheticus” en la década de 1920 provocó la primera ola de discusión sobre la ética de la mejora humana, un debate en el que la idea de lo “natural” ganó. Pero ahora el enfoque funcional está de vuelta, y nos permite realizar un nuevo análisis en el que el hecho de que algo que sea “no natural”, no esa una razón para rechazar la posibilidad de utilizar las nuevas tecnologías para aumentar las capacidades humanas.

 

Fuente: www.iflscience.com

Otras publicaciones que pueden resultarte interesantes:

Desde la Primera Guerra Mundial hasta la Era Biónica: La sorprendente historia de las prótesis – Parte I

Paralímpicos

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *