Diagnostrum

Simple Mobile Health

A vueltas con el TDAH

Posted by on Sep 13, 2016 | 0 comments

A vueltas con el TDAH

Hace poco que tuve la oportunidad de contemplar una discusión científica sobre el TDAH.

En la mesa de debate participaban académicos y profesionales de la salud mental que defendían la validez del modelo sobre el TDAH, basado en la enorme cantidad de trabajos científicos publicados al respecto, y a la falta de rigurosidad en la argumentación de aquellos que afirman sobre la naturaleza “inventada” del TDAH. Los argumentos planteados son conocidos, como “no todos se van a equivocar”, o “algo hay que hacer con los pequeños”, aunque también los hay con un mayor peso científico.

El problema es que, hasta la fecha, no se conocer qué es realmente el TDAH y cuál es la base fisiológico o genética que lo sustenta. Se sabe que no tiene cura, aunque sí se administran psicofármacos para controlar los síntomas, para los cuales no existe una base teórica que los sustente, más allá que saber que funcionan; pues se desconocen las vías concretas implicadas, a pesar de que se “sospecha” que son las dopaminérgicas las responsables.

El papel de las farmacéuticas en el TDAH

Un aspecto importante que eché en falta en la mesa de debate es precisamente un representante de alguna casa farmacéutica, ya fuese científico o comercial, para ofrecer el punto de vista de la “beneficiada” con el TDAH.

Si alguien tiene datos contundentes serán precisamente las farmacéuticas, ya que antes de sacar al mercado un nuevo medicamento, estos han de seguir un protocolo de experimentación pre-clínica y clínica, para evaluar los efectos positivos y negativos del mismo. Si los primeros superan a los segundos, y si los positivos superan al placebo, entonces se entiende que es un buen medicamento. Eso no hace que no se requiera de un seguimiento de los pacientes para observar los efectos negativos, si los hay, de su consumo regular. Algo que escasamente atiende la farmacéutica, a excepción de cuando recibe alguna demanda de algún paciente al respecto.

En cambio en estos debates nunca aparecen. Hay que tener en cuenta que se trata de un medicamento administrado a un amplio número de individuos de la población, que va a ser para toda la vida, lo que se traduce en cientos de millones anualmente, únicamente con este medicamento. Y además, no se trata de una cura, sino únicamente de controlar los síntomas del TDAH.

egkefalos

Un debate abierto

Si bien es cierto que ambas posturas parecen tener “su razón”, lo que es innegable es que este debate, según mi opinión, debería de haberse planteado mucho antes de haber empezado a “medicar” a la población infantil.

Imagine por un momento que en dos o tres años se descubre que el TDAH no tiene ninguna base científica, ¿Después de tanto tiempo medicando a los pequeños?, y ¿Qué efectos tiene una medicación a largo plazo en los mismos?

Una situación que en algunos países ha llevado a diagnosticarse a uno de cada diez pequeños con TDAH, siendo demandado por las autoridades como un sobre-diagnóstico de la misma.
Hay que tener en cuenta, que el pequeño, va a tener que tomar durante el resto de su vida medicamentos asociados al TDAH, una situación que se ha visto superado por las últimas investigaciones, donde se muestra la importante de la intervención psicoterapéutica, para compensar las deficiencias en el desarrollo habilidades. Algo que consigue mejorar el desempeño en el TDAH sin necesidad de medicamento.

Una buena noticia sin duda para los padres que tiene una vía de “cura” para sus hijos, pero que extrañamente no es la “primera opción” por parte de los especialistas que siguen recetando los medicamentos para toda la vida.

 

Otras publicaciones que pueden resultarte interesante:

La miel de Manuka reduce la resistencia de las bacterias a los antibióticos

¿Por qué el cerebro no puede olvidar los miembros amputados, incluso décadas después?

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El virus del papiloma y cómo produce cáncer oral | Diagnostrum - [...] A vueltas con el TDAH [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *