Diagnostrum

Simple Mobile Health

Big data

Posted by on Jul 18, 2016 | 0 comments

Big data

Desde este foro ya hemos hablado en muchas ocasiones de las redes sociales, del nuevo ritmo de los tiempos que está cambiando y va a cambiar aún más nuestras vidas en el futuro.

El mundo virtual encarnado por estas tupidas madejas y sus contenidos tiene cada vez más presencia en nuestra actividad, en el ocio, la alimentación, las compras y por supuesto el trabajo.

Hace unos años era impensable planificar un viaje, conseguir unas entradas, comprar el pan, las naranjas, unos zapatos o un libro sin acudir a un proveedor, un almacén, una librería o un supermercado. Sin embargo, en los últimos años, se ha dado la vuelta a la tortilla y empieza a ser raro ir a una librería cuando algunas web, en la mente de todos, te lo hacen llegar en pocas horas en tapa dura, o en minutos si la versión es electrónica.

vidal2

El comercio y la actividad económica son el gran motor de estas iniciativas que nos hacen esa parte de la vida más fácil, sin salir de casa. Ese sector de la economía crece de forma espectacular, a costa del comercio tradicional, que pierde clientes o simplemente se extingue.

Esta reflexión es extensible a todos los sectores de la sociedad, a todos los ámbitos de relación humana y por supuesto también al sector sanitario.

Detrás de todos estos progresos o facilidades esta el concepto de Big Data, noción un tanto ambigua que, además de falta de concreción, también suscita dudas sobre quién lo controla exactamente, aunque podamos intuirlo.

vidal3

El Big data, es como una suma de datos informativos de todo tipo. Vendría  a ser como esa especie de big brother que almacenara toda la información de todas las cosas. Ese gran “mall” de datos permite dar información de inmediato sobre cualquier tema en tiempo real. Así podemos contestar preguntas inverosímiles de la vida de Yuri Gagarin o de Isabel la Católica y conocer todas las playas, cabos o golfos de España (o casi todos), la fórmula de la nitroglicerina o la receta del Salmorejo.

vidal4

 

Este almacén parece no tener límite y dispone de capacidad para modificar su respuesta. Esta parece ser la razón por la que, tras una búsqueda de vuelos a Bilbao o agricultura ecológica, nos aparezcan múltiples y continuas ofertas de esas demandas en nuestras postreras herramientas de búsqueda. Y es que cuando nos conectamos, buscamos, nos comunicamos, lo hacemos con aparatos, programas o aplicaciones que recopilan la información y la emplean a nuestro favor para búsquedas futuras. Pero también quizá a favor de otras entidades que por su posición relevante o acuerdos comerciales aparezcan de forma preeminente.

Nuestros datos y búsquedas también quedan en algún lugar y parecen dar información de nuestros hábitos, movimientos, necesidades, de las personas y lugares que se relacionan con nosotros, etc.

Esta información cada vez es más exhaustiva con las cámaras omnipresentes, los terminales electrónicos y el internet de las cosas. Todos los aparatos están conectados a la red y previsiblemente nosotros acabaremos estándolo también mediante los nuevos soportes, control o ayuda a la salud, la orientación. De modo que alguien o algo puede llegar a saber todo de nuestras vidas: si vamos con Lolita o Lolito; si estuvimos mucho rato; si entonces nos rascamos un ojo; nos subió la tensión; o comimos brócoli salteado.

vidal5

 

Quizá la anticipación del gran hermano de George Orwell esta más cerca de lo que creemos y los wereables, coches autónomos o  i-watches trabajen para una inteligencia distinta a la nuestra, incluso artificial, y se revelen contra nosotros, tomando el control del mundo y convirtiéndonos en sus esclavos o fuentes de energía.

vidal6

Puede que, por el contrario, podamos elegir, como apunta Yuval Noah Harari en su revisión de la historia de la humanidad, si queremos morir o mantenernos de forma indefinida en este mundo. Incluso puede que esta alternativa ya la hayan tenido algunos personajes célebres  (Elvis, Michael Jackson, Walt Disney) y nos observen o gobiernen desde sus sarcófagos liofilizados e hiperbáricos. Aunque suenan más a leyendas urbanas.

vidal7

 

El mundo virtual es real, los nuevos pacientes ya han buscado información sobre sus enfermedades cuando acuden a nuestras consultas. Más aun, conocen nuestra reputación profesional digital, las referencias de nuestra formación, disponibilidad, bibliografía, experiencia y, a veces, hasta el día de nuestro cumpleaños. La existencia en este espacio electrónico, siendo real y cada vez más importante, no debe modificar necesariamente nuestra forma de trabajar, pero debe tenerse en cuenta para completar el perfil profesional que pretendemos presentar a nuestros pacientes.

vidal8

En un futuro no muy lejano, todos tendremos este tipo de perfil, quizá evite el intrusismo, mejore el control de la atención y de la gestión, pero también nos restará algo de libertad. “Libertad frente a Seguridad”, uno de los grandes dilemas de nuestro tiempo y del futuro inmediato aparece de nuevo en este campo.  En un abrir y cerrar de ojos veremos la respuesta. Mientras, seguiremos con la ilusión de ser dueños de nuestro destino y capitanes de nuestra intimidad.

 

Otros interesantes artículos del Dr. Alfonso Vidal que quizá te interesen:

Soporte vital

Publicar en español

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Serpientes de verano | Diagnostrum - [...] Big data [...]
  2. Big data | Diagnostrum | Análisis de dat... - [...] Hace unos años era impensable planificar un viaje, conseguir unas entradas, comprar el pan, las naranjas, unos zapatos o…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *