Diagnostrum

Simple Mobile Health

Fumar puede proteger contra el parkinson, aunque acabará matándote

Posted by on Jun 24, 2016 | 0 comments

Fumar puede proteger contra el parkinson, aunque acabará matándote

Sorprendentemente, la mitad de los fumadores están protegidos de la enfermedad de Parkinson, teniendo en cuenta su esperanza de vida reducida. La protección aumenta con el número de cigarrillos consumidos al año.  Aunque este efecto no se extiende a la metanfetamina de cristal, ya que este fármaco mata a las neuronas productoras de dopamina promoviendo así la enfermedad de Parkinson.

¿Una calada al día?

La nicotina ha demostrado aliviar los síntomas del Parkinson, reduciendo los efectos secundarios de su tratamiento y protegiendo a las neuronas de dopamina de la muerte. Dado que la nicotina estimula la liberación de dopamina, se puede compensar en parte los bajos niveles del neurotransmisor en el cerebro de las personas con Parkinson – una parte del cerebro responsable del movimiento y la recompensa. La nicotina también disminuye los movimientos musculares involuntarios conocidos como discinesia que son causados ​​por el tratamiento del trastorno con el precursor de la dopamina L-dopa.

Además, la nicotina protege a las neuronas dañadas de muerte mediante el aumento de las cantidades de proteínas de supervivencia y mediante el bloqueo de la inflamación de la zona afectada del cerebro.

En más del 95% de los pacientes de Parkinson, grandes cantidades de proteína alfa-sinucleína inactiva se acumulan dentro de las células cerebrales que se mueren. Estos depósitos son conocidos como cuerpos de Lewy. La proteína alfa-sinucleína se manifiesta de dos formas: una forma activa, que está implicada en la liberación de dopamina, y una forma inactiva que puede formar cuerpos de Lewy. La nicotina puede prevenir la muerte celular mediante el aumento de la cantidad de proteína alfa-sinucleína, ya que estimula las neuronas para la liberación de dopamina, es decir,  bloquear la formación de cuerpos de Lewy manteniendo de ese modo las células nerviosas vivas.

¿Deberíamos usar parches de nicotina?

Los parches de nicotina han formado parte de ensayos clínicos, aunque han fracasado, hasta el momento, en proporcionar una evidencia concluyente de mejoras en la función cognitiva y motora. A diferencia de fumar, un parche da como resultado la liberación constante de nicotina, lo que podría desactivar los receptores de nicotina en el cerebro. La presencia continua de un activador tal como la nicotina apaga su receptor, lo que a su vez produce cambios en otros receptores en la misma célula.

Nicoderm

El humo del cigarrillo también contiene miles de sustancias químicas, y podría ser que la nicotina necesitase un poco de ellos para hacer su trabajo de protección. Uno de ellos, la nafto-quinona, protege contra la muerte de las células neuronales y puede ayudar a la nicotina para prevenir la enfermedad de Parkinson.

Mientras que el cerebro puede permanecer activo, el resto del cuerpo es poco probable que apruebe  una terapia de tabaquismo contra el Parkinson, puesto que el humo del cigarrillo daña a la mayoría de los órganos, causando cerca de 96.000 muertes prematuras al año en el Reino Unido.

Fuente: iflscience

Otros interesantes artículos que no deberías perderte:

El ejercicio regular puede ayudar a la reparación muscular en adultos

Comienzan los ensayos en humanos de una vacuna experimental para el Zika

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *