Diagnostrum

Simple Mobile Health

Valor y precio

Posted by on Jun 6, 2016 | 0 comments

Valor y precio

Decía Antonio Machado que “es de necios confundir valor y precio”. Sin embargo, en nuestra sociedad actual, cada vez más estos términos no solamente se superponen, sino que sólo consideramos una de las acepciones.

La sociedad de consumo ha convertido todo lo que se mueve en elementos del mercado y, como tales, cotizan en el mercado. Es una forma de organizar las cosas que puede ser equitativa si consideramos que afecta a todos, pero puede ser injusta cuando no se consideran todos los elementos de valoración.

Pongamos un sencillo ejemplo: ¿Cuánto vale la salud? ¿Cuánto vale la felicidad? ¿Cuánto vale la educación, el respeto, el trabajo, el amor?

Y de otro lado, ¿cuál es el Producto Interior Bruto? ¿Cuál es el Índice de Precios al consumo, o la tasa de inflación, o la prima de riesgo? Nuestra sociedad tiende a cuantificarlo todo, a solapar unos y otros conceptos con la intención de economizar recursos físicos o mentales. No es incorrecto, ya que permite comparar unos esfuerzos y otros, organizar las actividades y los recursos. Primar unos gastos sobre otros y recompensar aquellos que entendemos generan un mayor desgaste.

vidal2

Parece claro que aquel que dedica dos horas a una actividad debería cobrar el doble del que solo dedica una, pero también parecería claro primar a un trabajador que realiza el mismo trabajo en menos tiempo que otro. E igualmente compensar más a aquel que realiza un trabajo de más responsabilidad o necesidad de capacitación y así sucesivamente.

vidal4

La labor que realiza un artista, también se prima sobre el trabajo mecánico por lo que tiene de creatividad, como algo único, como un mensaje o una elaboración irrepetible.

vidal3

 

Muchos de los objetos que antes constituían el patrimonio de una vida, que eran únicos, parte de la herencia, el molino, el carro, los bueyes, el reloj,  actualmente son productos de consumo muchas veces perecederos, Incluso con una obsolescencia programada.

Las grandes cadenas de distribución preparan millones de objetos semejantes que será reemplazados por otros millones en unos pocos días para que el gran Saturno del consumo devore una y mil veces a sus hijos.

Esta vorágine consumidora ha absorbido también nuestros hábitos y la consideración de las personas que nos asisten. Y la masificación ha irrumpido también en la asistencia sanitaria

vidal5

Estas líneas de esta semana, pretenden reivindicar el valor de lo bien hecho, de la atención personalizada, del diagnóstico basado en la evidencia y naturalmente en la experiencia ¿Cuánto tiempo hace falta para adquirir esa capacidad y cuánto tiempo es necesario para desempeñarla? ¿Cuánto se tarda en diagnosticar una lumbociatalgia de origen facetario y cuánto tiempo en realizar una rizólisis por radiofrecuencia? Aún más, ¿cuánto vale este servicio?

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

El valor de la dedicación y del conocimiento muchas veces es difícil de cuantificar. Depende de muchas variables y está sujeto a muchas circunstancias. Un refresco no vale casi nada en una gran superficie y se cobra mucho más en los locales de moda o estaríamos dispuestos a pagar mucho por ello después de una caminata por el desierto.

Cuando se pregunta en la sociedad por las profesiones más valoradas, las profesiones sanitarias, las de servicio público, están siempre en los primeros lugares pero, cuando preguntamos por la remuneración, ocupan un papel secundario, más que discreto.

¿Porque esta diferencia? ¿Quién debería ganar más, un diputado, un futbolista, un cirujano de prestigio? ¿Deben sus remuneraciones estar estipuladas con mínimos y máximos según su experiencia o capacitación, sujetas a dedicación u objetivos?

¿Deberían todas las profesiones tener una dedicación normalizada con horario mañana y tarde y atención continuada 24h como las tienen las profesiones sanitarias?

vidal7

¿Se deberían pedir unos estudios básicos para desempeñar trabajos como el de diputado, concejal, futbolista o médico? ¿Cuál debe ser la nota que debe sacar de media en los estudios de un ciudadano para ser futbolista o para ser diputado o para ser médico?

¿Deberían disponer de una póliza de responsabilidad civil los futbolistas o los diputados para atender las circunstancias en las que los resultados no sean los previstos? ¡Y qué decir de una prima si los pacientes sanan o si las obras se terminan en plazo como se les da a los deportistas si ganan un campeonato (o camisas o batas patrocinadas para completar los ingresos)!

vidal8

Está claro que para realizar un desempeño son necesarias competencias y habilidades distintas. Y es verdad que el mercado, para bien o para mal, condiciona unos precios para según qué servicios. Pero no es menos cierto que no es lo mismo la cualificación que se precisa.

Probablemente la respuesta a las preguntas sobre el valor que damos a estos servicios la encontraríamos cuando nuestros seres queridos cayesen enfermos y encontráramos el consuelo o la curación en las manos de esos profesionales.

Si preguntamos el precio bastaría con dividir los salarios de estos profesionales entre el número de pacientes que han asistido cada mes o buscando los baremos de las compañías de aseguramiento por cada uno de los procedimientos tabulados.

Es verdad que para remunerar a un profesional, el dinero debe salir de algún sitio, sea de la tarifa de los seguros o de los impuestos. Pero también es verdad que resulta sorprendente que la hora de muchos talleres de reparación de autos esté muy por encima de la hora de dedicación de profesionales especialistas de mayor cualificación, sin menoscabo de su pericia.

Creo que los que se dedican a una u otra actividad lo hacen por elección, por capacidad y no solo por la remuneración, pero esta humilde reflexión puede servir para recapacitar sobre el tema y ayudar a mejorar no solo la consideración, sino también la compensación  de unos profesionales abnegados y casi siempre mal pagados.

 

Otros interesantes artículos del Dr. Alfonso Vidal que no deberías perderte:

Banderas de nuestros padres

Para todo, Paracetamol

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Valor y precio | Diagnostrum | Salud Publica | ... - [...] Decía Antonio Machado que “es de necios confundir valor y precio”. Sin embargo, en nuestra sociedad actual, cada vez…
  2. Atención sanitaria | Diagnostrum - [...] Valor y precio [...]
  3. Dolor e ictus | Diagnostrum - [...] Valor y precio  [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *