Diagnostrum

Simple Mobile Health

¿Hay relación entre el uso de redes sociales y la depresión?

Posted by on May 6, 2016 | 0 comments

¿Hay relación entre el uso de redes sociales y la depresión?

Cualquier persona que utiliza regularmente las redes sociales habrá tenido la experiencia de sentir envidia de la diversión que todos sus amigos parecen tener. Especialmente si estás sentado en tu casa, en una noche fría y húmeda, mientras todo el mundo está de fiesta o en unas glamurosas vacaciones bajo el sol.

Pero, ¿y si estos sentimientos fuesen el principio de algo mucho peor? ¿Podría el uso de las redes sociales hacer que cayese en depresión? Un reciente estudio estadounidense, patrocinado por el Instituto Nacional de Salud Mental, identificó una “asociación fuerte y significativa entre el uso de medios sociales y la depresión en una muestra de adultos y jóvenes  estadounidenses”. El estudio encontró que los niveles de depresión aumentan con la cantidad total de tiempo pasado utilizando redes sociales y el número de visitas por semana a los sitios de redes sociales.

Estudios previos han dibujado una perspectiva más amplia. Parece  que la relación entre las redes sociales y la depresión y el bienestar es complejo y que pueden verse influidos por una serie de factores.

En la mejor de las redes sociales nos permite conectar y mantenerse al día con los amigos y la gente que no vemos muy a menudo. Nos permite tener interacciones breves y seguir manteniendo relaciones sociales cuando no tenemos mucho tiempo libre. En el peor de los casos, las redes sociales pueden, al parecer, alimentar sentimientos de inadecuación.

Es probable que haya muchas razones complejas por las que el  uso de redes sociales pueda estar asociado con la depresión. Por ejemplo, es posible que las personas que ya están deprimidas sean más propensas a confiar más en los medios de comunicación online, en lugar de las interacciones cara a cara, por lo que un mayor uso de las redes sociales puede ser un síntoma más que una causa de la depresión.

Una solución satisfactoria

Todos tenemos una necesidad básica de ser querido y aceptado por los demás, y las redes sociales pueden tener un papel importante en esta vulnerabilidad. “likes” son la moneda de las redes sociales, y las personas que tienen baja autoestima pueden darle  un gran valor a la búsqueda de aceptación mediante el uso de sus redes sociales, tratando de atraer  a la gente y a sus comentarios, como una forma de aumentar su autoestima. De esta manera, las redes sociales pueden ser una especia de concurso de popularidad. Por supuesto, “ganar” el concurso de popularidad, al generar más”likes” es solamente un impulso a corto plazo para la moral. Es una manera precaria a aumentar la autoestima.

Está dentro de la naturaleza humana el compararnos los unos a los otros. A veces, la comparación puede ser una forma de inspirarnos a nosotros mismos para mejorar de alguna manera, pero a menudo no es así – sobre todo cuando alguien se siente deprimido o es propenso a la depresión – y las comparaciones se vuelven negativas, y erosionan la autoestima. Uno de los problemas con las redes sociales es que la imagen que se retratan a sí mismos tiende a ser positiva, interesante y excitante. Seamos sinceros, la mayoría de nosotros preferiría publicar una fotografía de nosotros en una gran noche de fiesta, que una donde estamos en pijama, lavando los platos. Si alguien se siente deprimido o insatisfecho con su vida, entonces, en lugar de ser un medio de distracción, el uso de redes sociales puede dar la impresión de que todo el mundo está pasándoselo mucho mejor que nosotros mismos.

Social media on smartphone

No todo son malas noticias

Muchos padres tienen dudas sobre el uso de las redes sociales y más de uno ha tenido que consolar a una adolescente llorosa, angustiada por una discusión online. Nos guste o no, las redes sociales está aquí para quedarse y, para muchos jóvenes, la exclusión de las redes sociales significaría perder el acceso a su red de amigos. Para ellos, no es una opción viable.

Por el momento, no sabemos lo suficiente sobre cómo la forma en que se utilizan las redes sociales y su impacto en el estado de ánimo y la salud mental a largo plazo. Hasta que lo hagamos, tal vez la mejor opción es reconocer que las redes sociales pueden ser una herramienta valiosa para mantenerse en contacto con amigos y que nuestras interacciones en las redes sociales no deben influir excesivamente en nuestra autoestima. También valdría la pena recordar que, aunque todo el mundo quiera hacer ver que se lo está pasando genial, es frecuente que la gente solamente comparta las mejores partes de su vida, en las que se lo está pasando bien y disfrutando, y no necesariamente están teniendo un mejor momento que el tuyo.

 

Fuente:  www.theconversation.com

Otras publicaciones interesantes que no debes perderte:

Los psicópatas rebeldes quizás sean genios creativos

Compañia biotecnológica obtiene permiso para intentar reactivar cerebros

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *