Diagnostrum

Simple Mobile Health

Manipulación de los sentidos para mitigar el dolor con realidad virtual

Posted by on Abr 5, 2016 | 0 comments

Manipulación de los sentidos para mitigar el dolor con realidad virtual

La próxima vez que busque medicamentos para el dolor en su botiquín, es posible que desee considerar la posibilidad de jugar a un videojuego antes. La investigación ha demostrado que la psicología juega un papel importante en la forma en que experimentamos el dolor agudo y crónico, y que las sensaciones dolorosas pueden ser manipuladas por lo que pensamos y sentimos.

Se están buscando tales enfoques para el alivio del dolor, cada vez son más prometedores gracias a los rápidos avances en tecnología. Los juegos de realidad virtual ya están mostrando avances en la lucha contra el dolor agudo, al parecer simplemente nos ayuda a centrarnos en otras cosas. Ahora, un nuevo estudio ha arrojado algo de luz sobre cómo podría funcionar esto y cómo se podría mejorar en el futuro.

La base multi-sensorial del dolor

Los avances en gráficos por ordenador, especialmente en el mundo de los videojuegos, han hecho que algunas tecnologías tradicionalmente caras sean cada vez más accesibles. Por ejemplo, los sistemas de realidad virtual de inmersión están comenzando a ser desarrollados para su uso por pacientes durante los procedimientos dolorosos, como los procedimientos dentales o el cambio de apósitos en quemaduras.

La idea es que mediante la colocación del paciente en este mundo virtual altamente inmersivo, se le distraiga de la experiencia dolorosa. Sólo unos pocos ensayos controlados aleatorios han puesto a prueba la eficacia de tales distracciónes hasta el momento, pero existe alguna evidencia de que podría funcionar.

Pero, ¿qué es lo que tiene de realidad virtual que reduce la cantidad de dolor que experimentamos? ¿es sobre todo las imágenes visuales, los sonidos o, simplemente, la actividad de presionar los botones? Un nuevo estudio, publicado en Royal Society Open Science, ha dado una pista mediante el examen de los efectos de la información sensorial visual y auditiva en el dolor. Los investigadores hacieron que un grupo de 27 voluntarios sanos sumergieran las manos en agua helada (alrededor 1⁰C), hasta un punto que no podían tolerar, mientras juegaban al mismo tiempo a un juego de realidad virtual. El juego de carreras en primera persona, ambientado en un mundo futurista, se les presentó a través de una pantalla montada en la cabeza y auriculares con cancelación de ruido.

Los investigadores analizaron si los niveles de tolerancia al dolor se vieron afectados por diferentes cantidades de información sensorial del juego. Estas cantidades incluian, sólo la música del juego, sólo las imágenes visuales del juego, y la música y las imágenes juntas. Tal como era de esperar, el estudio encontró que se produjeron más altos niveles de tolerancia al dolor cuando se combinaron los estímulos sensoriales visuales y auditivos. Pero curiosamente, con la reproducción de música, o simplemente mostrando imágenes, también se impulsaron los niveles de tolerancia del dolor.

Los autores sostienen que el sonido puede aumentar los efectos de la distracción del juego. Ellos sugieren que, para conseguir un alivio del dolor aún más eficiente, vale la pena explorar si diferentes tipos de sonido son importantes. También puede ser posible añadir otras interacciones multisensoriales, tales como olor y tacto, a la experiencia de juego.

Por supuesto, tenemos que tener cuidado de no sacar demasiadas conclusiones de un estudio relativamente pequeño, en el laboratorio y en individuos sanos. Después de todo, el nivel de dolor experimentado fue relativamente suave, controlable y menos amenazante que el dolor experimentado por los que están en un entorno clínico real. Sin embargo, lo que sí demuestra es una forma innovadora de utilizar potencialmente la realidad virtual para manipular diferentes estímulos sensoriales y comprender el dolor.

image-20160330-15137-z9q28v
Del laboratorio a la clínica

Si tales efectos se traducen en la clínica, se puede extraer información acerca del dolor más allá de simplemente jugar juegos de realidad virtual. Por ejemplo, una revisión sistemática de ensayos clínicos encontró que la distracción puede ayudar a reducir el dolor de las agujas en los niños. Esto es así porque el efecto psicológico del dolor anticipando puede en realidad hace que el dolor empeore. Tal vez mediante el estudio de los efectos de los entornos virtuales multisensoriales para los procedimientos de dolor agudo, podríamos encontrar la manera de reducir aún más este dolor.

Más allá de los estudios de distracción, también estamos empezando a ver otros ejemplos de cómo la realidad virtual podría ser utilizada, e incluso incorporada en los enfoques cognitivo-conductuales para el tratamiento del dolor crónico. Por ejemplo, los juegos virtuales se han utilizado como un medio de administración de tratamientos de comportamiento basados ​​en la exposición al dolor, en el que se coloca a un paciente en diferentes situaciones virtuales que de otro modo podría evitar.

Sea cual sea la aplicación, hay la necesidad de una clara evidencia de que el tratamiento del dolor puede funcionar en la práctica, y no empeorar las cosas. Pero desde el punto de vista de la investigación, es todo muy prometedor. No sólo parece que estamos mejorando en la lucha contra el dolor utilizando técnicas como la realidad virtual, las mismas técnicas están ayudando a comprender mejor la experiencia multisensorial del dolor.

 

Fuente: www.theconversation.com

Otras publicaciones interesantes que no debes perderte:

Nuevo mapa de la conexiones cerebrales

ADN y estaciones del año

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. La antimemoria: el primo neurológico de la antimateria | Diagnostrum - [...] Manipulación de los sentidos para mitigar el dolor con realidad virtual [...]
  2. Piel de laboratorio con funcionalidad. | Diagnostrum - [...] Manipulación de los sentidos para mitigar el dolor con realidad virtual [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *