Diagnostrum

Simple Mobile Health

Investigadores chinos dicen haber conseguido crear esperma de ratón

Posted by on Mar 2, 2016 | 0 comments

Investigadores chinos dicen haber conseguido crear esperma de ratón

Investigadores en China dicen que han descubierto una manera rudimentaria de hacer espermatozoides de ratón en una placa de Petri, y los usaron para producir descendencia.

Si esta aclamación supera el escrutinio, se podría señalar el camino para hacer esperma humano en el laboratorio para los tratamientos de fertilidad. Pero algunos científicos no están convencidos del informe, que se publicó en Cell Stem Cell.

“Los resultados son súper emocionantes e importantes”, dice Jacob Hanna, un científico de células madre en el Weizmann Institute of Science en Rehovot, Israel. Pero Takashi Shinohara, un biólogo experto en reproducción de la Universidad de Kyoto en Japón, es uno de los investigadores que tienen dudas acerca del experimento: señala que los científicos han tenido dificultades para replicar varias reivindicaciones anteriores de que el esperma se puede hacer en una placa de Petri.

En 2011, biólogos moleculares dirigidos por Mitinori Saitou en la Universidad de Kyoto informaron que habían logrado recrear las primeras etapas del desarrollo de los espermatozoides en una placa de Petri. Ellos orientaron a células madre embrionarias de ratón para convertirse en células que se asemejan a las células germinales primordiales (PGC), una etapa importante en el desarrollo de los óvulos y esperma.

El equipo de Saitou entonces implantó las PGCs artificiales en un ratón: cuando se implantaron en testículos, crecieron hasta convertirse en espermatozoides; en los ovarios, maduraron en óvulos.

Ahora, Xiao-Yang Zhao, un biólogo de desarrollo de la Universidad Médica del Sur en Guangzhou, y Qi Zhou, un biólogo especialista en clonación y en células madre del Instituto de Zoología en Beijing, junto con colegas de la Universidad de Medicina de Nanjing, dicen que han llevado el trabajo de Saitou más lejos en una palca de Petri.

Receta para el esperma

El equipo hizo primero PGCs de ratón, y después se añadieron células tomadas de tejido testicular de ratones recién nacidos, así como otras moléculas biológicas.

Después de 14 días, informaron, que se desarrollaron células  similares a espermátidas. Las espermátidas no son como los espermatozoides: son redondas, en lugar de tener forma alargada de los espermatozoides, y no pueden nadar. Pero tienen un solo juego de cromosomas, lo que demuestra que (a diferencia de las PGCs) han superado la etapa crítica de la meiosis, en la que los pares de cromosomas de una célula se separaran.

Los investigadores inyectaron las espermátidas directamente en óvulos de ratón; esto llevó a descendencia, que, a los 15 meses, se veían saludables, dice Zhao. Los animales fueron capaces de dar a luz a una nueva generación de ratones.

image-20160224-16444-1b7823m

Xiao-YangZhao, Jiahao Sha,Qi Zhou

“El hecho de que la célula resultante pueda ser inyectada en un óvulo y producir un animal viable es una prueba rigurosa”, dice Allan Spradling, un biólogo de la reproducción de la Institución Carnegie para la Ciencia en Baltimore, Maryland. Sin embargo, los ratones que fueron producidos “aún podrían contener defectos o problemas que no se manifiestan hasta más tarde”, añade.
Azim Surani, un biólogo evolutivo de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, dice que los resultados son “alentadores”, aunque advierte que es difícil saber si las espermátidas artificiales se comportan exactamente como sus contrapartes naturales.

Recepción cautelosa

Otros científicos plantean problemas específicos que se relacionan principalmente con el calendario de los procesos que conducen a las células de esperma. Por ejemplo, Zhou y Zhao informan de que, sobre la base de un análisis genético, sus PGCs artificiales eran similares a las células de ratón de 12,5 días de desarrollo. Pero Saitou y otros dicen que las PGCs artificiales deben parecerse más a las células 9,5 días de edad.

Y otras etapas de desarrollo de las células germinales se produjo de forma inesperadamente rápida: en un ratón de verdad, se necesita más de 4 semanas para que una PGC se convierta en un espermátide, por ejemplo, pero el equipo chino informa de un intervalo de 14 días entre PGC artificial y espermátide.

“Uno tiene que ser muy cauteloso acerca de las implicaciones de este trabajo,” dice Saitou. Shinohara dice que el escenario es “prácticamente imposible”, y Takehiko Ogawa, un biólogo de la reproducción en la Universidad de la Ciudad de Yokohama en Japón, dice que los resultados son tan sorprendentes que “aún no se lo puede creer”. Él planea tratar de reproducir los resultados.

Zhou dice que los investigadores están “muy seguros” de que su protocolo se puede repetir en otros laboratorios, y que es normal que haya variaciones entre la creación de esperma en una placa y el proceso en ratones vivos. Dice que parte de la aceleración podría ser debida a que las células parecían haber saltado un estado por el que normalmente pasan las PGCs. Pero Saitou responde que este estado es crucial para que las PGCs se desarrollen correctamente; a este ritmo acelerado, dice, las espermátidas podrían no ser normales.

¿De los ratones a los hombres?

Aplicar el mismo concepto para tratar de hacer esperma humano es el siguiente paso, dice Zhao. Hace un año, Hanna y Surani informaron que habían conseguido PGCs de humanos en una placa de Petri a partir de células de piel reprogramadas. Sin embargo, por razones éticas, no intentaron introducirlos en los seres humanos.

Zhao afirma que su equipo ya está tratando de hacer que las PGCs humanas maduren en un place de Petri, utilizando tejido testicular humano de pacientes. Y Hanna, quien dice que este tejido es difícil de conseguir, ha estado utilizando células de tejido testicular de ratones, cerdos y monos para intentar la misma cosa.

Sin embargo, hay diferencias importantes entre la forma en que los espermatozoides se desarrollan en ratones y en humanos, advierte Zhang Yi, genetista de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, Massachusetts. “Puede que no sea tan sencillo como la gente espera”, dice.

 

Fuente: Nature

No, la red Wi-Fi no causa cáncer

Se identifica como se produce el miedo en el cerebro

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Las 5 sustancias más adictivas | Diagnostrum - [...] Investigadores chinos dicen haber conseguido crear esperma de ratón [...]
  2. Una silla de ruedas impulsada por la mente podría devolver la movilidad a enfermos de parálisis | Diagnostrum - [...] Investigadores chinos dicen haber conseguido crear esperma de ratón [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *