Diagnostrum

Simple Mobile Health

¿Por qué nunca podrá subir su cerebro a la nube?

Posted by on Ene 15, 2016 | 0 comments

¿Por qué nunca podrá subir su cerebro a la nube?

En el primer artículo de esta serie, vimos cómo, literalmente, no se pueden separar la mente y el cuerpo, y también por qué la robótica no es capaz de replicar cualquiera de ellos.

Pero vamos a suponer que hemos resuelto los problemas de los sensores, los músculos y todo lo demás, y aceptar que el cerebro “subido” no reflejará realmente nuestra mente. Ahora viene el gran reto: la posibilidad de “subir” el cerebro. Pero, ¿qué es un cerebro exactamente? Este término se refiere a la corteza y, posiblemente, algunas estructuras subcorticales, incluyendo la amígdala, el hipocampo y los ganglios basales. Pero el sistema nervioso central se compone realmente de otras estructuras que no son menos importantes, incluyendo el cerebelo, tálamo, hipotálamo, médula y tronco cerebral.

Realizar las conexiones.

Si tenemos en cuenta todo el sistema nervioso central, estamos frente a un promedio de 86000 millones de neuronas, y cada una de estas neuronas en contacto con un promedio de más de 10.000 neuronas, lo que representa un total de aproximadamente 860000 millones de conexiones. Esto es realmente enorme. Entonces, ¿qué es lo que tenemos que cargar en el ordenador? ¿El tipo, el tamaño y la geometría de cada neurona? ¿Su potencial de membrana actual? ¿El tamaño y la posición del axón y su estado de mielinización? ¿La geometría completa del árbol dendrítico? ¿La ubicación de las diversas bombas de iones? ¿El número, la posición y el estado de los diferentes neuro-mediadores? Cualquiera de ellos podría ser crítico, y actualmente, sólo existen modelos computarizados que se aplican a unas pocas neuronas. El problema es que no sabemos exactamente qué es lo que nosotros somos y que nos hace diferente de cualquier otra persona (y no estamos hablando de aprendizaje).

Sólo si tuviéramos las herramientas adecuadas para registrar cada uno de estos parámetros, podríamos tratar de transferir todo el cerebro. Sin embargo, esto requeriría potencialmente algunos miles o incluso millones de unidades de información para una sola neurona. Si se tiene en cuenta sólo el número de neuronas, podríamos llegar a una cifra en el orden de magnitud zetta (para su información, el orden es kilo, mega, giga, tera, peta, exa y zetta, multiplicando por 1.000 en cada paso). Este número es tan grande que no se puede manipular en su conjunto por la informática. Y estamos hablando sólo de almacenamiento del cerebro, porque también tenemos que garantizar que este modelo se ejecuta en tiempo real, ya que nadie aceptaría una mente de silicio que funcionase a velocidad reducida. Desde un punto de vista puramente técnico, estamos, pues, muy lejos (muy muy lejos) de hacer que esto suceda.

La investigación indica que la Ley de Moore – que sugiere que la potencia de los ordenadores se duplica cada 18 meses – está llegando a sus límites, lo que sugiere que es posible que nunca alcanzaríamos el nivel necesario de tecnología. El Human Brain Project previó este problema y ha planeado desde el principio utilizar sólo modelos simplificados de neuronas y sinapsis. Si está interesado en modelos más precisos, eche un vistazo al proyecto OpenWorm, que pretende simular solamente unas pocas neuronas.

android-770062_960_720

El pájaro en la Máquina.

Esta idea de transferir el cerebro de uno en una máquina está muy extendida en la literatura y el cine. Ha ganado un interés renovado con los últimos avances en inteligencia artificial. Sin embargo, puede haber cierta confusión respecto a lo que es en realidad la inteligencia artificial (IA) y cuáles son sus objetivos.

Cuando los medios de comunicación cubren la inteligencia artificial, generalmente se refieren a la robótica y al aprendizaje de máquinas, no a buscar entender el cerebro o la cognición (con algunas excepciones notables, como la obra de Pierre-Yves Oudeyer). Esta confusión probablemente se debe al hecho de que los nuevos algoritmos que han sido diseñados permiten un excelente rendimiento en tareas reservadas para seres humanos – reconocimiento de imágenes, conducir un coche y así sucesivamente.

Pero aunque el aprendizaje automático y la robótica están progresando a una velocidad increíble, esto no nos dice nada acerca de cómo funciona el cerebro biológico (al menos directamente). Si queremos saber sobre este tema, tenemos que mirar a la neurociencia y más específicamente a la neurociencia computacional. Podría trazarse una línea entre la aeronáutica (inteligencia artificial) y la ornitología (neurociencia). A pesar de que los primeros intentos de vuelo fueron inspirados directamente por el vuelo de las aves, este fue abandonado hace mucho tiempo en favor del diseño de los aviones cada vez más eficiente (velocidad, carga, etc.) utilizando técnicas específicas para la aeronáutica. Para entender mejor las aves, se debe recurrir a la ornitología y biología. Por lo tanto, hablar de la posibilidad de subir un cerebro a un ordenador debido a los avances de la IA tiene tanto sentido como pegar plumas en un avión y fingir que es un pájaro artificial.

Nadie sabe si alguna vez será posible “subir un cerebro a un ordenador.” Pero lo que es cierto hoy en día es que en el estado actual de la ciencia, esta afirmación no tiene sentido y continuará sin tenerlo sin un importante avance epistemológico en nuestra comprensión del cerebro y cómo funciona.

 

Fuente: http://www.iflsience.com

 

Otras publicaciones que pueden resultar interesantes:

La Bioimpresión 3D impulsa la Investigación del Cáncer a nuevos niveles

Alma de Silicio: El sueño en vano de la inmortalidad electrónica

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Extremidades protésica accionadas por el pesamiento, unas de las más avanzadas del mundo. | Diagnostrum - [...] ¿Por qué nunca podrá subir su cerebro a la nube? [...]
  2. Superbacterias destruídas usando nanoparticulas de puntos cuánticos. | Diagnostrum - [...] ¿Por qué nunca podrá subir su cerebro a la nube? [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *