Diagnostrum

Simple Mobile Health

Exploración de vía aérea superior con dispositivo Airtraq en paciente despierto

Posted by on Dic 10, 2015 | 0 comments

Exploración de vía aérea superior con dispositivo Airtraq en paciente despierto

Introducción

Se presenta un caso de exploración faríngea realizada por un anestesiólogo con dispositivo AirTraq en paciente despierto, bajo anestesia local tópica.

El Airtraq es un videolaringoscopio diseñado por el médico español Pedro Acha en 2005, que nos permite una intubación bajo visión indirecta de la glotis.

Está compuesto por una pala desechable con dos canales, uno para el paso del tubo endotraqueal (canal guía) y otro para la transmisión de la imagen (canal óptico), gracias a una combinación de lentes y una luz. La imagen puede ser transmitida, según deseemos, a un visor proximal o a una pantalla externa de forma inalámbrica.

La principal ventaja que nos aporta el Airtraq es la ausencia de necesidad de alineación de los ejes de la vía aérea (ejes oral, faríngeo y laríngeo). Además, requiere menos maniobras de optimización y produce menos traumatismos dentales y mayores tasas de éxito de intubación, gracias a la disminución de la escala Cormack-Lehane visualizada. Por otro lado, la posibilidad de intubación en diferentes posiciones del paciente, y el hecho de no requerir hiperextensión cervical, lo convierte en un buen dispositivo para manejar una vía aérea en condiciones ambientales difíciles. Una ventaja añadida del dispositivo, probablemente menos descrita, es la buena tolerancia del paciente cuando se utiliza con éste despierto (sin hipnosis y sin relajación muscular), sin producir grandes respuestas cardiocirculatorias y vagales. Es por tanto, una buena alternativa para el manejo de la vía aérea difícil si decidimos llevar a cabo una “intubación despierto”.

Necesita una apertura bucal mínima del paciente de 2cm, por lo que debemos seleccionar a los individuos en los que está indicado. Así mismo, el éxito en la intubación dependerá en parte del conocimiento del dispositivo por parte del médico, por lo que es importante llevar a cabo una curva de aprendizaje que es rápida (se habla de unos 20 usos aproximadamente).

Debido a estas características, actualmente es habitual el uso del Airtraq como dispositivo de intubación en la práctica clínica diaria del anestesiólogo.

Con los últimos avances tecnológicos, la mayoría de nosotros tenemos a nuestra disposición de forma constante dispositivos electrónicos (smartphone, tablet…) que capturan imágenes y vídeos. Esto ha dado pie al surgimiento de nuevos elementos y aplicaciones que nos permiten incorporar a éstos el procedimiento que estamos realizando. Este es el caso de Airtraq, que diseñó un “adaptador universal telefónico” para poder visualizar nuestra laringoscopia en la pantalla de nuestro teléfono, permitiéndonos así mismo grabarla, utilizándolo conjuntamente con las aplicaciones móviles.

Toda la información podemos encontrarla en los siguientes enlaces:

http://www.airtraq.com/index.php?option=com_content&task=view&id=420&Itemid=378

https://itunes.apple.com/es/app/airtraq-mobile/id860540544?mt=8

Otra alternativa disponible es enviar las imágenes mediante una red WiFi desde la cámar del Airtraq a nuestro dispositivo móvil, descargando las aplicaciones diseñadas para ello.

Toda la información podemos encontrarla en el siguiente enlace:

https://itunes.apple.com/es/app/airtraq-cam/id637662647?mt=8

Caso clínico:

Varón de 20 años, familiar directo del anestesiólogo, con sensación de cuerpo extraño a nivel faríngeo. En la exploración mediante depresor lingual bajo visión directa de la orofaringe, se visualizan velos del paladar y úvula sin alteraciones.

Se decide utilizar el Airtraq como dispositivo de exploración más extensa. Además, optamos por utilizar como medio de visualización nuestra pantalla de móvil gracias al “Universal Phone Adapter” ( http://www.airtraq.com/index.php?option=com_content&task=view&id=420&Itemid=378 ) que nos permite grabar las imágenes en nuestro dispositivo telefónico gracias a la aplicación telefónica “Airtraq Mobile” ( https://itunes.apple.com/es/app/airtraq-mobile/id860540544?mt=8 )

El procedimiento es llevado a cabo únicamente con anestesia local tópica (lidocaína al 10%) aplicada mediante spray oral (3 puffs dirigidos a orofaringe). La buena visión que aporta y la excelente tolerancia por parte del paciente se muestra en el vídeo que se adjunta.

En dicho vídeo podemos visualizar como el Airtraq se introduce en la boca por la línea media y se apoya en el paladar del paciente para ir descendiendo, con lo que vemos primero parte de la lengua y úvula y, posteriormente el pliegue glosoepiglótico; una vez pasado éste, la pala del dispositivo eleva fácilmente la epiglotis descubriéndonos el tubérculo epiglótico, la glotis, con las cuerdas vocales falsas -más externas- y verdaderas -internas-, el pliegue ariepiglótico y los cartílagos corniculados y cuneiformes.

No se visualizan cuerpos extraños en ninguna de las estructuras anatómicas, apreciándose una movilidad normal de las cuerdas vocales (se le pide al paciente que hable, tosa y trague) por lo que se procede al fin de la exploración.

 

 

Conclusiones:

Queremos hacer hincapié, en primer lugar, en el uso de este dispositivo fuera de indicación, -ya que el propósito no era la intubación traqueal-, en este caso particular, motivado por el grado de relación y confianza entre anestesiólogo y paciente, con correspondiente consentimiento.

Debemos destacar la buena tolerancia del Airtraq en el paciente despierto, en el que no se han aplicado relajantes musculares ni agentes hipnóticos. Si bien es cierto que no se llega a introducir un tubo endotraqueal ni a tocar la glotis, lo que supone un estímulo intenso, sí se ha manipulado parte de la vía aérea superior habiendo aplicado tan solo el anestésico local descrito anteriormente.

Por otra parte, con esta colaboración, pretendemos llamar la atención acerca de la tecnología disponible que tenemos en la actualidad en el ámbito sanitario. Dispositivos médicos se unen a nuestros dispositivos electrónicos habituales mediante numerosas aplicaciones. Pensamos que estos recursos, bien utilizados, pueden ser fuente de beneficio para todos, no solo pacientes, sino también profesionales que seguiremos aprendiendo y enseñando gracias a los soportes que los avances tecnológicos nos ofrecen.

No olvidemos que la docencia, es el camino que nos lleva al mantenimiento de la ciencia.

 

Teresa Alejandra Cerrada Gómez. Residente de segundo año de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del dolor en el Hospital Universitario San Juan de Alicante.

Jaime Masot. Adjunto de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del dolor en el Hospital Universitario San Juan de Alicante.

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Nueva Guía de Recomendaciones para la Monitorización en Anestesia | Diagnostrum - [...] Exploración de vía aérea superior con dispositivo Airtraq en paciente despierto [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *