Diagnostrum

Simple Mobile Health

Su médico no quiere oír hablar de los datos monitorizados de su actividad física

Posted by on Dic 3, 2015 | 0 comments

Su médico no quiere oír hablar de los datos monitorizados de su actividad física

Puedes pensar que un Smartwatch (reloj inteligente) puede ayudarte a controlar tu salud mediante el seguimiento y la monitorización de tu actividad física, pero no te sorprendas si tu médico es más escéptico.

Los fabricantes de wearables como Apple, Fitbit y Pebble venderán más de 76 millones de dispositivos antes de  finales de año según afirman desde IDC, empresa que se dedica a la investigación de mercados. Sin embargo, algunos médicos e investigadores siguen estando poco impresionados. Estos cuestionan el valor de las particulares métricas de seguimiento que estos dispositivos aplican, así como la validez de la avalancha de datos que aportan.

“Soy oncólogo, y tengo este tipo de pacientes que se autocalifican como adictos a los datos”, dice Andrew Trister, oncólogo en la organización de investigación médica sin ánimo de lucro Sage Bionetworks. “Ellos acuden a la consulta con grandes hojas de cálculo de Excel, con toda esa información, pero yo no tengo ni idea de qué hacer con eso.”

Trister dice que sus colegas también han tenido pacientes que acuden con sus propios datos, facilitados por todo tipo de dispositivos, y que igualmente se encuentran “muy sorprendidos”. Es muy difícil, clínicamente, poder interpretar las tendencias que se desprenden de dicha información, dice.

Neil Sehgal, científico investigador senior doctorado en salud pública del UCSF Center for Digital Health Innovation, está de acuerdo. “Los médicos no pueden hacer mucho con el número de pasos que su paciente ha realizado en un día”, dice.

wearables 1

Sehgal sabe de qué habla: él y sus colegas del UCSF Center for Digital Health Innovation han comparado los datos reportados por los dispositivos portátiles comerciales con los estándares clínicos relevantes en múltiples estudios durante los últimos dos años. Y han encontrado que actualmente muy pocos de los dispositivos disponibles en el mercado disponen de la fiabilidad que cabe esperar de un dispositivo médico de calidad.

Y, de hecho, los dispositivos portátiles (wearables) como los Fitbit no han sido validados clínicamente para actuar en los mismos estándares de fiabilidad que la FDA (Food and Drug Administration de los Estados Unidos) establece para los dispositivos médicos, como el tradicional manguito de presión sanguínea que encontramos en las consultas médicas. Los dispositivos portátiles comerciales se comercializan en la, menos rigurosa, categoría de “bienestar” de la FDA.

Trister dice que en lugar de centrarse en un seguimiento general de la actividad física, los wearables más prometedores se dirigen a una acción específica. Como ejemplo referencia la muñequera desarrollada por la startup Empatica’s Embrace, que mide la conductancia de la piel, una señal que tiende a aumentar a medida que aumenta el estrés, para detectar con antelación convulsiones (ver “Una Pulsera elegante que puede rastrear convulsiones”). Y Sehgal también apunta los dispositivos que se utilizan en los laboratorios de investigación que miden, de manera similar, la conductividad de la piel para ayudar a determinar la gravedad del trastorno de estrés postraumático al que están sometidos los soldados que regresan de la guerra.

Sin embargo, mientras que los sensores incorporados en estos dispositivos no consigan una mayor fiabilidad, los datos que aportan no serán de utilidad para los médicos. Sehgal reconoce que dispositivos como el reloj de Apple o el monitor de ritmo cardíaco Polar han sido útiles porque han ayudado a que muchas personas tiendan a ser más activas. Sin embargo, dice, “Para lo que realmente pienso que son importantes es: ¿se puede controlar a las personas con enfermedades crónicas y gestionarla con estos dispositivos? Todavía es demasiado pronto para afirmarlo”.

 

Fuente: MIT Technology Review

Otras publicaciones que no deberías perderte:

Gen humano recién evolucionado previene el Alzheimer

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El uso en hospitales de la huella dactilar para la identificación de pacientes | Diagnostrum - [...] Su médico no quiere oír hablar de los datos monitorizados de su actividad física [...]
  2. ¿Que le sucede a su cerebro y su cuerpo si no duerme? | Diagnostrum - [...] Su médico no quiere oír hablar de los datos monitorizados de su actividad física [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *