Diagnostrum

Simple Mobile Health

La vida en un instante

Posted by on Oct 19, 2015 | 3 comments

La vida en un instante

Las nubes pasaban apresuradas en el cielo invernal. El aire de la mañana soplaba fresco con aromas de Romero. La luz era distinta a otros días, un poco brumosa. Apenas había ruidos.

Tumbado sobre el césped del parque, junto a la universidad, descansaba plácidamente, solo sentía paz y una gran serenidad.

Los ruidos de la calle, la gente, los coches, sonaban lejanos, casi como una letanía.

Alguien me hablaba al oído, decía mi nombre. Se colocó a mi lado, me daba palmaditas suaves en el hombro.

Era una mujer joven, con uno de esos pendientes en la nariz, ¡qué manía de perforarse los cartílagos tienen los jóvenes!

Se acercó y me besó. Noté el sabor de sus labios y la calidez de su aire me inundó por completo.

Su amigo, de rodillas a mi lado, comenzó a presionar mi pecho mientras gritaba:”¡un desfibrilador!….¿qué era esto?

De pronto, lo entendí todo. Aquel dolor en el pecho, la caída, la oscuridad, la luz, el beso…

…Aquellos chicos me habían salvado la vida

He rescatado este viejo relato, que escribí hace años, porque recoge muchos de los principios que venimos defendiendo en este blog y de los que estamos convencidos.

Cuando pensamos, desde la profesión de sanitarios, en la enfermedad, en el tratamiento, tenemos la tendencia a creer que esto es un tema de estudio, un problema profesional y adoptamos una actitud “doctocéntrica”, el mundo, las enfermedades y los pacientes giran a nuestro alrededor, como cuerpos celestes en poder de la verdad y la ciencia.

un instante 1.jpg

Pero si pensamos un poco y vemos el otro lado, somos conscientes de la verdadera dimensión de nuestro esfuerzo. A mis alumnos suelo comentarles, a propósito de la reanimación, que siempre deben intentar ayudar y, si tienen dudas, piensen que ellos pueden ser las víctimas que necesiten reanimación y esas personas, no muy distintas a nosotros, solo que con otros rasgos, con otras creencias, con otros prejuicios, pueden ser los que nos salven la vida.

un instante 2.jpg.png

Lo primero hay que reconocer una situación de emergencia, de parada, mediante la identificación de signos de vida, comprobando la conciencia, la respiración, pidiendo ayuda, realizando compresiones torácicas sobre el esternón, en el centro del tórax, a un ritmo de 100 por minuto, comprimiendo al menos 5 cm, en series de 30, alternando con dos ventilaciones abriendo la vía respiratoria. Desde luego, si está al alcance, aplicar un desfibrilador para emplearlo de forma precoz (desfibrilador externo automatizado), colocando los electrodos adhesivos en el tórax infraclavicular derecho, submamario lateral Izdo.

un instante 3.jpg.png.jpg

Queridos compañeros y pacientes, todos vamos a enfermar y morir, y todos, todos, podemos ayudar a otros en caso de necesidad, realizando las maniobras básicas de reanimación. Pensando en los demás y pensando en nosotros mismos, sigamos el consejo que propusimos para el Día de la Reanimación, “aprende, enseña, las maniobras básicas de reanimación”.

 

 

Otras publicaciones que no puedes perderte del Dr. Alfonso Vidal:

Paleontología del Dolor

COADYUVANTES

3 Comments

  1. HERMOSO ARTÌCULO CARGADO DE VERDAD,GENEROSIDAD Y SERVICIO AL PRÒJIMO.

  2. Un artículo estupendo y cargado de emoción.

  3. Buen comentario, lo principal es ser buena persona ello te lleva a un excelente profesional , eso es lo que te hará triunfar en tu profesión, ver a las personas como somos, Personas, no como números de expediente o protocolos a seguir.
    me ha gustado mucho

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pacientes Profesionales | Diagnostrum - [...] La vida en un instante [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *