Diagnostrum

Simple Mobile Health

Suspenso en dolor

Posted by on Jun 29, 2015 | 0 comments

Suspenso en dolor

Recientes estudios epidemiológicos barajados por el Ministerio de Sanidad en nuestro país, constataron un secreto a voces: “Una de las primeras quejas de salud que tienen los españoles es el dolor y, particularmente, el dolor músculo-esquelético.

En estos estudios, alrededor de una cuarta parte de la población refiere tener o haber tenido molestias articulares o musculares serias en los últimos seis meses. Esto supone que alrededor de cinco millones de compatriotas sufren dolor crónico.

Las patologías más prevalentes son las cefaleas, las molestias en la espalda o más bien vertebrales (desde el cuello hasta la zona lumbar), las artrosis degenerativas generalizadas y las artritis con un grupo miscelánea en el que la fibromialgia o las neuralgias de varios tipos ganan en protagonismo cada día.

Si realizamos un pequeño ejercicio de planificación y calculamos que un paciente crónico, más o menos controlado, necesitará un par de revisiones anuales, hablaríamos de unos 10 millones de consultas que, calculando a unos 25 pacientes por sesión, cinco días a la semana, 50 semanas al año, harían necesarios al menos 1600 profesionales dedicados sólo a este fin a tiempo completo todo el año.

No pretendemos reducir el problema a una simple operación matemática. La salud es algo mucho más complejo que una cadena de montaje y los pacientes necesitan una atención individualizada. Pero esto es imposible sin una formación adecuada, que empieza por los médicos, sigue por los pacientes y abarca a toda la Sociedad. Precisa una dotación adecuada de medios humanos y materiales que permita evitar casos de meses de demora para primeras visitas o tratamientos intervencionistas.

image003

Nuestra Sanidad, “La mejor del Mundo”, puede mejorarse con educación, recurso costoso a corto plazo, pero súper-rentable a largo plazo, con planificación, con estructuras de soporte desde la atención primaria hasta la especializada, flexibles con un itinerario claro y un margen razonable a la excepción, y, por supuesto, con el compromiso de la ciudadanía en la utilización de los recursos de todos. Nada es gratis, otra cosa es que lo paguemos entre todos, en cómodos plazos.

¡Una lanza desde aquí para la dignidad en la remuneración de los abnegados profesionales de la salud, los más valorados en las encuestas, los más baratos si pensamos en su esfuerzo de cualificación y el precio de su hora de trabajo!

Si no, se perpetuará el método actual: riadas de pacientes desorientados acudiendo de consulta en consulta, en un peregrinar  del médico de familia al traumatólogo, de éste al reumatólogo que le remite al rehabilitador o, a veces, al neurólogo o neurocirujano. Y por extensión maxilofaciales, otorrinos, urólogos o ginecólogos y cómo no, especialistas en dolor, sin contar todo tipo de terapeutas complementarios y hasta el recurso a la desesperada, los sanadores, etc.

En resumen, mucha incomprensión, desamparo, pérdida de la calidad de vida, bajas laborales y disminución de la productividad en el trabajo, depresión y deterioro en las relaciones familiares, baja autoestima…

image005

Insistimos en la necesidad de formación específica, como la que se está poniendo en marcha en la Universidad Complutense con la asignatura de Grado “Vencer al Dolor”, formación adecuada, visión global y multidisciplinar, alejada de organicismos y basada en el conocimiento de anatomía, fisiología y fisiopatología, de farmacología y de los abordajes intervencionistas de la medicina moderna. Solo de esta manera podemos convertir este suspenso en Matrícula de Honor.

No te puedes perder estos artículos del Dr. Alfonso Vidal:

Ecografía y dolor

Alimentación y dolor

 

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Medicina Griega | Diagnostrum - [...] Suspenso en dolor [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *