Diagnostrum

Simple Mobile Health

Alimentación y dolor

Posted by on Jun 15, 2015 | 0 comments

Alimentación y dolor

La salud es un delicado equilibrio entre fuerzas contrapuestas, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer, nuestros recursos y nuestras necesidades, nuestros deseos y nuestras capacidades…

En ese delicado equilibrio, la relación con el medio ambiente y los intercambios que realizamos con él son esenciales. El aire que respiramos, la temperatura y humedad de donde vivimos, el afecto y comprensión de los que nos rodean y, por supuesto, la dieta que empleamos.

Somos lo que comemos en gran medida. Lo somos porque los elementos que ingerimos, más o menos, digeridos pasan a constituir nuestra propia esencia, como nuevos ladrillos del edificio: según la calidad y cantidad, así será el edificio.

La dieta juega un papel esencial en el tratamiento del dolor, primero como elemento general, pues un exceso de calorías conlleva necesariamente un sobrepeso que empeora la mayor parte de las patologías dolorosas musculo-esqueléticas y articulares. Lumbalgias, cervicalgias, artrosis, osteoporosis, se ven perjudicadas por una sobrecarga en los esfuerzos en soporte o movilización corporal.

Algunas, como la diabetes o la HTA, se ven afectadas no solo por el exceso general, sino también por el tipo de alimentos, los azucares refinados o excesos de sal, pasan factura agravando cuadros que se manifiestan clínicamente también con dolor, especialmente neuropático, en el caso de la diabetes o cefaleas, en el caso de la HTA.

Otros alimentos, como el café o el vino, pueden ser beneficiosos en pequeñas cantidades y perjudiciales a partir de una cierta dosis.

Por último, hay toda una serie de alimentos, fundamentalmente vegetales que tienen propiedades analgésicas contrastadas y son favorables para prevenir el dolor o aliviarlo en muchos casos.

image003

Desde el Ajo, al aceite de oliva rico en ácidos grasos insaturados que previenen la inflamación, pasando por la cúrcuma, verdadero analgésico natural, empleado en la cocina desde hace siglos, la guindilla y sus derivados (la capsaicina), o la corteza de sauce (acetil salicílico), encierran muchas facultades beneficiosas para la salud.

Son elementos de la naturaleza que tienen propiedades analgésicas y se han empleado como parte de la dieta. Esta última no es una receta única, sino la combinación de elementos que puede y debe personalizarse. En ocasiones debe reducir el aporte de algunos componentes o aumentar el de otros, según las características de la persona. Muchas personas toleran mal el gluten o la lactosa, y estos elementos, útiles para gran parte de la población, alteran sus vidas, su ritmo intestinal, llenándolos de malestar. Esto es tan fácil de tratar como evitar esos alimentos.

Las dietas variadas, ricas en vegetales (frutas, verduras, legumbres), en aceite de oliva, en pescado, con abundante agua, con pequeños aportes de grasas animales, de café, o vino (con un cierto complemento de exposición solar y actividad física), constituyen lo que se ha denominado Dieta Mediterránea. Es más que una dieta, un estilo de vida, que también conlleva otros valores como el respeto a la edad, el esfuerzo, la paciencia a la hora de dejar que las cosas tomen el tiempo que necesiten, la tolerancia…

Excelentes valores y cada vez más reemplazados por los valores de la inmediatez, son la tecnificación y el estrés. No debemos rechazar el progreso, ni renunciar a todo aquello que sabemos que nos ha servido durante nuestra historia.

image005

Algunos principios, como el jengibre, vienen siendo postulados como eficaces desde la tradición china. Recientemente se ha descrito el 6-shoagol como principio responsable por su eficacia en la artrosis. De aquí deducimos que tradición y modernidad no tienen por qué estar enfrentadas, pese a lo que algunas voces discordantes sugerían recientemente o ni siquiera acertaban a comprender.

La dieta tiene un papel esencial, no solo en el tratamiento del dolor, sino en todo lo que constituya la salud en un sentido amplio. Cuanto antes lo tengamos en cuenta, antes podremos recoger los frutos de su uso correcto.

No te puedes perder estos artículos del Dr.Alfonso Vidal

Dolores en la artritis

Medicina Tibetana

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ecografía y dolor | Diagnostrum - [...] Alimentación y dolor [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *