Diagnostrum

Simple Mobile Health

Congresos médicos en Junio

Posted by on Jun 9, 2015 | 1 comment

Congresos médicos en Junio

Hace pocos días, en una cena con colegas de profesión, surgió una discusión acerca de los congresos médicos tan frecuentes en estas fechas. De lo que allí se comentó, me gustaría plantear dos situaciones.

La primera tuvo lugar un viernes cualquiera de junio, a las 9 de la mañana. La cita era el Congreso nacional de una especialidad médica “equis”. Había inscritas 300 personas y solo dos salas funcionales. En una de ellas, un residente presentaba una comunicación interesante acerca de un procedimiento complejo. En la sala, con capacidad para 150 personas, solo 15 escuchaban. Poco a poco, hasta 6 personas de la audiencia se fueron levantando para presentar sus trabajos. Cuando terminó la sesión, algunos compañeros de los que expusieron primero, ya se habían ido.

El moderador trataba de iniciar una discusión con 10 personas en la sala, pero no había preguntas de la audiencia. Este mismo realizó una pregunta a cada uno de los ponentes. Pregunta y respuesta, ahí quedaba la cosa. Alguien de la organización entró y dijo: “vamos mal de tiempo”. Ahí terminó la cosa. Se entregaron los diplomas a los ponentes y todo el mundo abandonó una sala que quedó casi tan vacía como lo había estado en la hora anterior.

El moderador comentó con un colega el alto nivel científico de las presentaciones y el esfuerzo de los ponentes. Terminó con un “lástima que haya venido tan poca gente, claro como ayer fue la cena del Congreso y acabó tarde… No sabía que había tantos inscritos. A ver si para el año que viene cambiamos el formato”.

Llevo cerca de 20 años asistiendo a congresos nacionales, y siempre es igual. Es cierto que en las ponencias oficiales y lecciones magistrales, hay algo más de afluencia, pero cuando se trata de contarnos entre nosotros lo que hacemos y cómo lo hacemos dentro de nuestro país, nadie nos escucha. Muchas de estas comunicaciones las exponen residentes, a los que les vendría estupendamente que les atendiese más público, y que se les preguntase y se discutiese, porque está más que demostrado que el aprendizaje se produce de forma más efectiva cuando surge una discusión interesante.

image003

La segunda ocurrió también en un congreso de primavera. Entre los miembros de una Sociedad médica “zeta” se elegía la sede del próximo Congreso Nacional. La presentación de las candidaturas se realizó en la Asamblea General de dicha sociedad. Competían dos ciudades y dos departamentos. La audiencia potencial eran los más de 700 miembros de la entidad. A la asamblea acudieron entre 40-50 socios.

El primer candidato venía de un departamento potente en una ciudad sin grandes atractivos, grande eso sí, pero poco más. Presentó un proyecto bien preparado y planeado con fechas cerradas, sedes, comités, ponentes extranjeros confirmados y programa bien pensado que llevaban preparando durante meses, cuando confirmaron a la Sociedad que se presentaban.

Llegó el momento del segundo candidato, procedente de un buen departamento en una ciudad muy atractiva, especialmente en primavera-verano, para “venderlo”. Promocionaba sol, playa, gastronomía…Fechas del congreso,  sede, comités,  ponentes, programa…bueno, ya se vería, imposible decirlo, pues la candidatura se presentó en el último momento.

El resultado, pueden imaginarlo: las votaciones se desarrollaron al día siguiente durante el congreso y el vapuleo fue monumental. Más del triple de votos a favor de la última. Pero ya no votaron los 45 valientes que asistían a la asamblea a las 8 de la tarde, si no casi 200 socios.

Si juntamos estas dos situaciones, la cuestión es inevitable ¿Dónde estarán los asistentes al próximo Congreso Nacional “zeta” a las 9 de la mañana? ¿Y a las 10, a las 11, a las 12…? El interrogante que se plantea es de cajón: ¿Quién paga todo esto? ¿Podemos permitírnoslo?

Traslado la pregunta a una amiga experta en organización de congresos y responde que más del 80% de las inscripciones suele pagarlas la industria, o bien fundaciones, u otras, pero no el asistente.

image005

¿Qué ocurre mientras en los hospitales? Que solo tenemos una serie de días para Formación y nos parecen pocos. Probablemente lo sean, eso sí, siempre que los empleemos para formarnos.

No te puedes perder estos artículos del Dr. José Luis Cebrián:

CIRUGÍA MAXILOFACIAL EN 3D

Las muelas del juicio

 

1 Comment

  1. Es lo que pasa con el “gratis total”; si tuviéramos que financiar la asistencia a reuniones médicas con el presupuesto de los proyectos de investigación habría más interés por los aspectos científicos de los congresos. Pero lamentablemente la investigación clínica en España es a veces una escusa más que un objetivo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Secuelas médicas | Diagnostrum - [...] Congresos médicos en Junio [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *