Diagnostrum

Simple Mobile Health

Revisiones odontológicas en la infancia

Posted by on Abr 23, 2015 | 1 comment

Revisiones odontológicas en la infancia

Recién acudió a mi consulta un niño de 5 años que presentaba alteración severa del desarrollo de los maxilares. Cuando hablé con sus padres, comentaron que habían venido a verme por casualidad, pues un vecino suyo dentista, al ver al muchacho, les había recomendado acudir al cirujano maxilofacial.

Según sus padres, durante esos días habían llevado a cabo la revisión médica en el colegio y no le habían comentado nada. Del mismo modo, en las revisiones periódicas de niño sano, tampoco les habían alertado sobre el problema.

La verdad es que me quedé un poco extrañado y me puse en contacto con una compañera que se dedica a la atención buco-dental pediátrica en un centro de salud de Madrid. Al inquirirle sobre el tema, me comentó que el programa de salud dental pediátrica comienza a los 6 años y termina a los 15. Según apuntó la estimada colega, en el marco de la revisión del niño sano, el pediatra debe enviarles en cualquier caso para su valoración.

Esto llamó mi atención. Es cierto que hasta los 6 años no comienza la erupción dentaria definitiva, pero hasta entonces han pasado muchas cosas en los dientes y los huesos de la cara del niño. Los dientes comienzan a erupcionar alrededor de los 6 meses de vida. Se considera preocupante si en el niño no aflora diente alguno antes del año de vida.

Normalmente los primeros dientes temporales en salir son los incisivos inferiores, seguidos de los superiores y luego los colmillos. Los últimos dientes en erupcionar son los molares temporales. Así las cosas, a los 36 meses, es decir, a los tres años, es previsible que el niño tenga todos sus dientes “de leche” en la boca.

Estos dientes pueden sufrir alteraciones de la erupción, alteraciones anatómicas, congénitas, infecciosas… que en muchas ocasiones ponen de manifiesto problemas que se mantendrán en las piezas dentarias definitivas y que, en ocasiones, tienen tratamiento. Si no hemos visitado al dentista en estos años, será difícil prevenir complicaciones posteriores.

image003

Pero no es exclusivamente el tema de los dientes. No debemos olvidar que a los 5 años de edad se ha completado gran parte del crecimiento de la cabeza y la cara del niño. Este crecimiento condicionará la futura relación entre las arcadas dentarias, pero también entre los huesos y las partes blandas de la cara.

Sabemos que, para un correcto desarrollo del maxilar, es necesario que la lengua ocupe su lugar ayudando a ensanchar el paladar. Los niños que respiran mal por la nariz y abren la boca para hacerlo por la noche, tienen un paladar estrecho que deberá ser tratado posteriormente con medidas ortopédicas.

Del mismo modo, algunos traumatismos maxilares pueden limitar el crecimiento óseo, causando deformidades que deben ser descartadas por el odontólogo y el cirujano maxilofacial. Y todo esto en un periodo en el que, de no ser por las sospechas del pediatra y/o la petición de los padres, no existe en muchos países desarrollados un protocolo de asistencia reglado.

Desde mi punto de vista, es necesario que el niño sea llevado al odontopediatra durante la erupción de la dentición temporal así como una vez finalizada ésta. Del mismo modo, cuando la erupción termine debe ser explorado para evaluar si el crecimiento óseo es el adecuado, porque muchas alteraciones que son difíciles de tratar una vez terminado el crecimiento, pueden ser solucionadas durante dicho periodo.

No te puedes perder estos artículos de Dr. José Luis Cebrián:

Postoperatorio sin dolor en cirugía oral

La jubilación de nuestros maestros

1 Comment

  1. Necesario llamado de atención. Los pediatras debemos dar los primeros pasos en la educación sobre higiene dental y sugerir la primera visita al odontopediatra, por lo menos, desde los 2 años de edad.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Las muelas del juicio | Diagnostrum - [...] Revisiones odontológicas en la infancia [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *