Diagnostrum

Simple Mobile Health

Educación Analgésica

Posted by on Abr 14, 2015 | 0 comments

Educación Analgésica

Este pasado fin de semana he tenido la oportunidad de participar en la 5ª Reunión sobre Dolor Músculo-Esquelético de Valencia. En ella, expertos de toda España, compartieron sus experiencias sobre dolor con el conjunto de los asistentes. Uno de los temas que se plantearon fue la conveniencia de formar a los pacientes sobre su patología. Celebro que esta idea que comenzamos hace años a defender unos pocos se vaya generalizando entre los profesionales.

La educación es un valor esencial de la sociedad,  sustrato necesario sobre el que puede crecer la ciencia, el arte o la política. Constituye uno de los pilares de la civilización y la cultura y,  junto con la sanidad, son los elementos de lo que entendemos que distingue a nuestra sociedad de otras con menos conciencia social o desarrollo. El progreso cultural de las civilizaciones históricas ha ido paralelo al crecimiento de grandes escuelas, academias, universidades que han atesorado y difundido el saber conocido de cada época.

En plena vorágine política, todo el mundo habla de educación y sanidad, defendiendo su idea de cada una, pero nadie admite que no haya que administrar dosis de cada una a todos los ciudadanos, entendemos pues que es algo sin discusión, otra cosa es el patrocinio y/o financiación de la misma.

Por ello, nos congratula la cada vez mayor unanimidad de criterio en la necesidad de formación. Tradicionalmente reservada para los elegidos, minorías selectas por familia, recursos, tradición o selección natural, la sociedad de la información ha generalizado el acceso al conocimiento e internet lo ha democratizado más que quinientos años de Universidades o cuarenta de monarquía parlamentaria. Todo suma, desde luego, pero la fuerza de la nueva forma de comunicación ha cambiado nuestro concepto de educación y probablemente cambie también algunos otros patrones culturales o sociales.

La información sobre las enfermedades, sus síntomas, su curso, su tratamiento y secuelas, ha sido reconocida como herramienta útil para facilitar a los pacientes el seguimiento de su patología, el cumplimiento de las órdenes médicas y la solicitud de consejo o ayuda en caso de desviación en la evolución prevista de las enfermedades.

Más aún, el conocimiento de los mecanismos desencadenantes de las enfermedades y sus primeras manifestaciones permite, en muchos casos, evitar su desarrollo o minimizar su gravedad. La prevención es otra razón de peso para la educación de la población en general y de los pacientes en particular.

image003

La información completa y comprensible, forma parte además de la legislación vigente en España, en la que la autonomía del paciente prevalece sobre el principio de beneficencia que reguló las relaciones entre terapeutas y afectados en épocas anteriores. No es el médico quien decide su tratamiento, sino el paciente, pero bien “educado”.

De otro lado, una tercera justificación de la educación está en los aspectos psicológicos y sociales de las enfermedades crónicas. Vienen siendo un segundo argumento para la adecuación de los pacientes y familiares a un tipo de patología sin curación que agota la paciencia y el ánimo de los que la sufren en sus carnes. El soporte de las ciencias del pensamiento ha sido clave en todo este proceso, probablemente por estar más acabalgadas entre la fisiología y el humanismo que muchas otras ramas de la medicina.

Sin embargo, lo que la ciencia, especialmente la ciencia básica, nos ha confirmado es que el dolor mantenido en el tiempo genera una respuesta de cronificación, de sensibilización central, inicialmente producida por mecanismos inflamatorios y circuitos sensitivos relacionados con esa percepción. Pero, con el tiempo, son los centros cerebrales relacionados con las emociones, con la interpretación cultural y social, con los miedos y las expectativas, los que pueden mantener el dolor. Modificando esa fase mediante la enseñanza podemos revertir dicho cuadro. Sí, la educación tiene muchas razones para considerarse analgésica: es un co-analgésico tan potente que puede modificar la eficacia de muchos tratamientos.

image005

La explicación, la aclaración, tienen un efecto terapéutico que merece la pena utilizar y más en nuestro mundo multiconectado. No importa el medio presencial o virtual si la información es adecuada y rigurosa. Esta es una de las muchas razones por la que acudimos y acudiremos a ésta y a otras citas con la educación y con los pacientes.

No te puedes perder estos artículos del Dr. Alfonso Vidal:

Ketamina

Producir dolor

 

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Educación Analgésica | Diagnostru... - [...] Este pasado fin de semana he tenido la oportunidad de participar en la 5ª Reunión sobre Dolor Músculo-Esquelético de…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *