Diagnostrum

Simple Mobile Health

Suplementos Vitamínicos

Posted by on Mar 2, 2015 | 0 comments

Suplementos Vitamínicos

Leyendo hace unas cuantas semanas una revisión sobre el papel de la vitamina B en el tratamiento del dolor se me ocurrieron estos comentarios, que hoy considero oportuno traer a colación en esta nueva entrega de #ElBlogdelDolor.

En esta revisión, mi amigo el profesor Carlos Goicoechea, glosaba de una forma brillante el papel necesario e imprescindible de algunos compuestos químicos, abundantes en la naturaleza y, últimamente, en las estanterías de farmacias y parafarmacias.

Las Vitaminas constituyen un grupo de sustancias esenciales para la vida (de ahí su nombre aminas vitales), que es preciso aportar en la alimentación como parte de la dieta o como complementos farmacológicos o alimentarios de síntesis.

La vitamina B tiene un papel esencial en el funcionamiento del sistema nervioso central y periférico, y su déficit causa graves trastornos neurológicos, demencias y neuropatías. Más aún, se han detectado niveles bajos de estas vitaminas en patologías inflamatorias, como la artritis reumatoide, relacionando este déficit con una parte de la fisiopatología de la enfermedad.

Por tanto, podríamos deducir que unos niveles adecuados de esta vitamina atemperarían los síntomas y mejorarían los cuadros clínicos comentados. Muchos trabajos postulan esta afirmación, creemos que con razón: el déficit de una sustancia esencial para la vida seguro que tiene repercusión en la salud y los trastornos que consumen este elemento serán más severos por el mencionado empleo.

Hasta aquí estamos básicamente de acuerdo. Lo que genera dudas es el hecho de sustituir la alimentación equilibrada, variada, rica en estos principios inmediatos y aminas vitales, por extractos purificados, de Magnesio, Zinc, Cobre, Tiamina, Vitamina E, Resveratrol.

La salud, como venimos insistiendo, es el resultado de un equilibrio dinámico de factores heredados y factores medio-ambientales, muchos de los cuales condicionan nuestras vidas y nuestros hábitos alimentarios.  Por eso, antes no podíamos encontrar ciertas frutas o verduras en algunas épocas del año, dependiendo de la climatología. O era un lujo comer huevos o paté de hígado de oca.

image003

La revolución industrial alimentaria y la globalización, han acercado (probablemente mermando la calidad general) los alimentos básicos a casi todos los bolsillos y casi todos los rincones del mundo civilizado (el otro mundo padece más la desnutrición, el olvido y la contaminación ambiental de plomo por guerras injustas que la hipovitaminosis, que también).

Sin embargo, en un afán de reemplazar esta dieta normal, de facilitarla, han surgido multitud de elementos nutritivos enriquecidos, alimentos promedicinales, enriquecidos con todo tipo de sustancias, como mega 3, vitaminas A,D,E, lactobacilus, calcio, fósforo, y complejos vitamínicos que llevan todo lo que incluye una ensalada en una sola pastilla, toda la fruta en un sobrecito.

¡Qué futuro más triste nos espera si los placeres de la comida y la sobremesa, si las sensaciones que acompañan a la alimentación se transforman en poco más que llenar el depósito como en una estación de servicio con “extra super 95 beta plus enriquecido”! Esperemos que las estrellas Michelin brillen en el firmamento muchos años y nos permitan disfrutar de alimentos con origen, aspecto y sabor a comida.

image005

Pero volvamos al principio. Existen muchos principios esenciales para la vida, que están en gran medida en la alimentación normal y que se pueden suplementar de forma ocasional o habitual si existen causas justificadas por la salud, el metabolismo o las recomendaciones médicas, pero no pueden reemplazar a los alimentos naturales, que aportan multitud de otros elementos también necesarios.

image007

En ese sentido, hay otros suplementos vitamínicos igualmente útiles que facilitan la salud, pero que deben emplearse con moderación: son todos aquellos que aparecen en publicaciones ocasionales o periódicas y que informan, educan y, por tanto, tienen como nosotros una responsabilidad a la hora de dar opiniones o recomendaciones y, en todo caso, deben ser siempre contrastadas por expertos de reconocido prestigio.

No te puedes perder estos artículos del Dr. Alfonso Vidal:

Palabra de médico

El amor y el dolor

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El dolor, la 5ª constante | Diagnostrum - [...] Suplementos Vitamínicos [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *