Diagnostrum

Simple Mobile Health

Síndrome Facetario

Posted by on Feb 9, 2015 | 0 comments

Síndrome Facetario

El dolor lumbar afecta a un amplio porcentaje de la población. Se calcula que un 80% de la población sufre o sufrirá dolor lumbar en algún momento de su vida con la consiguiente incapacidad y demanda de atención.

El diagnóstico del dolor lumbar depende en primer lugar de la localización. Dolor en la región lumbar, en la zona de las últimas vertebras de la columna vertebral antes del hueso sacro. Sin embargo, hay muchas estructuras en la región lumbar que pueden generar dolor, no solo los huesos , el periostio, también los discos vertebrales, los músculos de los canales vertebrales, cuadrados, psoas transversos y oblicuos, raíces nerviosas  y por supuesto las articulaciones vertebrales posteriores.

Las articulaciones facetarías constituyen una fuente de dolor lumbar habitual. La edad y los sobreesfuerzos pueden deteriorar las articulaciones que estabilizan la columna vertebral en su parte posterior. Probablemente el diseño de los vertebrados cuadrúpedos haga que las vertebras y su articulación, desde cervical a dorsal y lumbar, genere una carcasa sólida y flexible para la médula espinal y sus ramificaciones, con muy escasas tensiones en cada uno de sus eslabones.

image003

Sin embargo, la bipedestación genera una enorme presión sobre cada nivel en las articulaciones vertebrales y especialmente en los niveles más inferiores de la misma. Esto explica que una pequeña sobrecarga mantenida, por  posturas inadecuadas o movimientos mal realizados en la flexo-extensión vertebral, puedan dañar las articulaciones facetarías y generar un dolor lumbar localizado bastante típico que llamamos “dolor facetario”.

Este dolor se localiza a punta de dedo. Puede ser bilateral, pero muchas veces es solo unilateral. Se incrementa con la palpación y la flexión dorsal, y mejora con la flexión ventral. El paciente tiene serias dificultades para levantarse o sentarse, pero puede moverse y caminar una vez incorporado. Puede descansar una vez tumbado, pero le cuesta cambiar de postura en la cama.  Cuando se mantiene en el tiempo acaba extendiéndose por la contractura refleja a otros niveles y asociando afectación nerviosa e irradiación. Con las semanas y los meses el dolor puede afectar a gran parte de la espalda, impidiendo la vida normal.

Si realizamos una buena evaluación clínica y confirmamos con una exploración, casi siempre podemos realizar un bloqueo facetario de prueba que nos servirá como conformación del diagnóstico y muchas veces como único tratamiento.

Juan Manuel es un paciente de 44 años, deportista, activo, aunque con un trabajo de oficina de varias horas al día en sedestación. Comenzó con un dolor lumbar localizado después de un pequeño esfuerzo al mover unos muebles en casa.

Acudió a su médico que aconsejó antiinflamatorios y reposo. Después, al no mejorar, le aconsejaron usar Inzitan en inyecciones durante diez días, una cada día, obteniendo una mínima mejoría que desapareció al concluir.

Contactó con nosotros remitido para una segunda opinión y le explicamos nuestro punto de vista. Nos pidió una prueba de imagen para descartar otra patología y en ella apreciamos artrosis degenerativa en las articulaciones vertebrales lumbares L4-L5-S1 con predominio derecho, y protrusión discal leve a dichos niveles sin otros hallazgos.

image006

Aconsejamos bloqueo facetario que realizamos bajo control radiológico con éxito. El paciente obtuvo un beneficio casi inmediato durante aproximadamente un mes.

La reaparición de la molestia nos orientó a repetir el bloqueo con radiofrecuencia con un éxito semejante, pero mucho más prolongado en el tiempo. El bloqueo de la rama medial de la raíz dorsal que inerva la articulación suele generar un bloqueo duradero y casi completo.

image008

Completamos esta acción con las recomendaciones habituales de higiene postural, vida activa, natación, ergonomía y pérdida de peso. El paciente se mantiene casi asintomático desde hace un año.

Juan Manuel sabe que no está curado, que no se ha convertido en otra persona con el bloqueo y dependerá de su estilo de vida que no reaparezcan los síntomas. Nuestra labor consiste en darle el empujón necesario para que “el coche sin batería” arranque pero, recargar la batería primero y evitar que se descargue, depende fundamentalmente de él.

No te puedes perder estos artículos del Dr. Alfonso Vidal:

El negocio del dolor

Mafeisan, el primer anestésico

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El amor y el dolor | Diagnostrum - [...] Síndrome Facetario [...]
  2. Palabra de médico | Diagnostrum - [...] Síndrome Facetario [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *