Diagnostrum

Simple Mobile Health

3 tipos de negligencias médicas poco conocidas

Posted by on Feb 5, 2015 | 2 comments

3 tipos de negligencias médicas poco conocidas

Las negligencias médicas desgraciadamente suceden diariamente y como “conocimiento es poder” podemos utilizarlo para prevenir futuras negligencias por eso te presento 3 negligencias médicas poco comunes y de las que mas vale conocer y estar prevenidos en caso de ser necesario.

Negligencia por bilirrubina

La bilirrubina es una sustancia pardusca-amarilla encontrada en la bilis. Se produce cuando el hígado libera glóbulos rojos viejos y es eliminada del cuerpo por evacuación intestinal.

Cuando los niveles de bilirrubina son altos, la piel y la parte blanca de los ojos pueden tornarse amarillos. Demasiada bilirrubina en un bebé recién nacido puede causar daño cerebral, pérdida auditiva, anormalidades físicas y hasta muerte.

Por lo tanto, los bebés con bilirrubina deben ser tratados con luces especiales (fototerapia) o una transfusión de sangre para bajar sus niveles de bilirrubina.

Negligencia por oxitocina o picotin

Pitocin es la forma sintética de la oxitocina, una hormona natural producida por el cuerpo de una mujer que causa contracciones uterinas. Es usado generalmente para comenzar o inducir el parto.

La oxitocina es secretada en estallidos. Cuando se da pitocin a una mujer, se administra por vía intravenosa, regulando la cantidad a un flujo estable. Las contracciones inducidas por Pitocin se diferencian de contracciones naturales en fuerza y efecto. Esta contracción inducida puede disminuir el flujo de sangre uterino y el oxígeno que recibe el bebé. Ocasionando que las heridas de nacimiento como daño cerebral y parálisis cerebral puedan ocurrir.

El pitocin puede generar otros riesgos tanto a la madre como al niño. Para la madre, los peligros incluyen contracciones que pueden causar la separación prematura de la placenta, la ruptura del útero, la laceración del cuello del útero o hemorragia pos nacimiento. Las amenazas para el bebé incluyen la asfixia fetal, hipóxico neonatal por contracciones uterinas demasiado frecuentes y prolongadas; daño físico y precocidad.

Cuando el parto es inducido con Pitocin, el médico debe asegurarse que el útero esté listo para recibir el bebé. Si este es usado antes de que el útero esté listo, la droga probablemente producirá un parto largo o infructuoso. Debido a que cada mujer responde diferentemente al pitocin, la dosis debe ser supervisada y ajustada con cuidado y de no hacerlo podría tratarse de negligencia.

 Negligencia por heridas del plexo braquial

El plexo braquial es una colección de nervios que salen de la médula espinal en el cuello y son encargados de suministrar impulsos nerviosos a los brazos. Si la cabeza de un bebé en parto es enroscada o doblada a un grado extremo durante el parto vaginal, estos nervios pueden ser estirados y dañados, causando una parálisis parcial o completa del brazo en el lado afectado. Esta parálisis, también llamada la Parálisis de Erb, se llega a presentar en partos vaginales en donde el bebé es demasiado grande para el canal de nacimiento.

Si el bebé es demasiado grande para atravesar fácilmente por el canal de parto y la situación no es detectada por el obstetra antes del parto, surgirán complicaciones como la distocia. Cuando el hombro del bebé se queda atrapado detrás del hueso pélvico después de que la cabeza sale se le conoce como distocia del hombro. Cuando esto ocurre, el obstetra debe utilizar ciertas maniobras para intentar sacar el hombro impactado con mucho cuidado para no dañar los nervios en el plexo braquial. En casos severos se puede causar una avulsión (cuando los nervios son estirados directamente de la médula espinal) y esto terminará, por lo general, en la parálisis completa del brazo y mano.

Aunque puede ser difícil diagnosticar este padecimiento en un paciente antes de que el proceso de parto ocurra, un parto prolongado o difícil sin el progreso adecuado puede ser indicativo de esta condición. Al ser diagnosticado, el bebé debe nacer por cesárea, con el objetivo de evitar este tipo de traumas durante el nacimiento. La posibilidad de que el bebé nazca más grande de lo normal a menudo tiene que ver con diabetes gestacional. Cuando este padecimiento es diagnosticado durante el embarazo, el obstetra y la paciente deben considerar hacer una cesárea programada para evitar traumas y heridas al bebé.

Es importante tener conocimientos de los tipos de negligencias médicas que tú o algún familiar puede sufrir, para así poder tomar las medidas necesarias y contactar a un abogado especialista en negligencia médica que pueda asesorarte durante el largo y muchas veces difícil trayecto.

negligencia medica1

También te puede interesar:

Interfaz cerebro-ordenador ejecuta comandos basados en el pensamiento

Ayuda traqueal en 3D

 

2 Comments

  1. Es conducción lo que se realiza con oxitocina, inducción es diferente.

  2. Las cesareas evitan las paralisis cerebral que eso es irreparable y los medicos cuando ocurre se tapan todos. Y no hay ni justicia ni nada no os la jugueis una cesarea a tiempo para no llorar luego y mas si eres mayor .

Trackbacks/Pingbacks

  1. Vasos sanguíneos artificiales | Diagnostrum - [...] 3 tipos de negligencias médicas poco conocidas [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *