Diagnostrum

Simple Mobile Health

Ante el dolor de los demás

Posted by on Ene 12, 2015 | 1 comment

Ante el dolor de los demás

En fechas como las recientemente vividas, la actualidad se impone a nuestros deseos, ante nuestros pensamientos, o por el contrario, nos da a la vez la razón. En momentos como éste, la muerte de los inocentes, su dolor y el de sus familias, se nos impone como imperativo ético.

La vida, ese don maravilloso e inexplicable, tan particular de cada uno, pero tan universal como la condición humana, y la libertad, otro intangible, han sido brutalmente atacados, aniquilados. En el nombre de unas creencias, de unas ideas, de una religión, de unos derechos. Se ha hecho una vez más, basándose en mandatos de tales o cuales convicciones y contra seres inermes.

Esta vez fue en Francia. La sátira, la caricatura y la falta de respeto a una religión han sido la excusa. Las imágenes que contaba Susan Sontag en su libro homónimo a nuestro encabezamiento, hablaba de las pinturas negras de Goya y las atrocidades del ejército imperial francés en su conquista de la Península Ibérica en la Guerra de Independencia. En ese libro Sontag habla también de las terribles imágenes de la guerra civil americana, los campos de exterminio Nazi y las no menos horripilantes conflagraciones de Bosnia, Sierra Leona, Ruanda, etc; de la diferencia de criterio cuando las víctimas son de un bando u otro; y como los medios y los poderes, muchas veces, influyen en nuestra opinión y nuestra sensibilidad según qué víctimas sean.

¿Qué diferencia nuestro dolor del de los demás?, ¿cuál es el límite?, ¿quién puede decir lo que es justo o proporcional? Está claro que no hay unanimidad en las opiniones. Lo que para unos es justo y proporcionado, para otros es una transgresión inaceptable.

En este Mundo cada vez más global, sigue habiendo diferente sensibilidad para según qué cosas. Comentarios o expresiones normales en unos entornos son inaceptables en otros.  ¿Deben unas culturas renunciar a sus convicciones para dar satisfacción a otras o deben tratar de imponer su punto de vista a las demás y pedir respeto absoluto? Es la razón o la fuerza, el dinero, la tenacidad o la pura genética…la que debe imponerse.

image003image005

No puedo sobreponerme a mi educación, a mi experiencia y desde ambas pediría a todo el mundo, tolerancia, comprensión, sensatez, paciencia, compasión…

Sorprende que elementos radicales que rechazan determinados postulados del mundo occidental, se enfrenten a él con armas, tecnologías, y mensajes en internet, desarrollados en la civilización occidental, pero es que nuestra civilización también ha inventado muchas formas de producir dolor y no solo analgésicos.

La ciencia y el progreso no tienen ideologías ni creencias. Cuando se hace una cesárea a una embarazada en riesgo, se hace a favor de la vida y la salud, a favor de los seres humanos implicados, y no va contra la ley natural que condenaría a ambos a morir. Es una intervención contra la naturaleza, pero a favor de la vida, como bien mayor a preservar.

Ya entiendo que hay que buscar un equilibrio entre las posturas éticas, pero dentro de la sensatez y tolerancia de la que hablábamos antes.

Dolor, dolor y más dolor. En Francia ahora, antes en Londres, en Madrid, en Nueva York, pero también en Irak, en Siria, en Libia, Nigeria…¡Busquemos lo que nos une y no lo que nos separa!

La fisiología, los nervios, los receptores, la médula, la corteza pre-frontal, etc., es la misma, quizá las elaboraciones intelectuales o los imperativos éticos varíen, pero se hace difícil pensar en unas convicciones que se basen, como premisa, en la aniquilación de otros seres humanos.

image008

Creo que los hombres y las religiones coinciden en el respeto y la consideración como premisas para construir un mundo en el que todos podemos tener espacio.

El dolor nos iguala y no nos da tregua. Unámonos para enfrentarlo, sea el dolor que sea, sea el dolor de quien sea ¡Démosle una oportunidad al otro, quizá nos ayude y nos dé la solución a nuestros problemas!

Tampoco te puedes perder estos artículos del Dr.Alfonso Vidal:

Dolor,cerebro y libertad

La Morfina

1 Comment

  1. gracias Alfonso por hacernos reflexionar!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Lex artis et dolor | Diagnostrum - [...] Ante el dolor de los demás [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *