Diagnostrum

Simple Mobile Health

Dolor,cerebro y libertad

Posted by on Dic 9, 2014 | 1 comment

Dolor,cerebro y libertad

Revisando el libro del profesor Joaquín Fuster “Cerebro y libertad”, donde presenta el papel del desarrollo cerebral en el pensamiento humano y la conciencia de sí mismo, me vino a la cabeza esta humilde reflexión sobre la libertad.

La libertad, decía Cervantes por boca del Quijote, “es el bien más preciado del ser humano” Pero ¿qué es la libertad y dónde reside? La idea de la predestinación o el libre albedrío viene consumiendo las mentes de los pensadores de todas las épocas. Sin embargo, gracias a los últimos progresos de las neurociencias, sabemos que en las áreas de la corteza prefrontal mora tal idea.

Más aún, sabemos que el cerebro está organizado mediante un sistema de priorización basada en el contexto y la asociación, organizada por contenidos. De ahí la importancia de forma de almacenar las experiencias y conocimientos en la memoria, así como la relevancia del contexto cultural a la hora de interpretar y elaborar cada experiencia, incluido el dolor.

La corteza prefrontal es la última en desarrollarse en la escala filo genética y nos diferencia de muchos otros animales, pero también es la última en potenciarse en el crecimiento del individuo. Precisa de la maduración y probablemente explica la forma más serena de tomar decisiones en la edad adulta. En nuestro pensamiento está la interpretación de la realidad, pero el cerebro es mucho más.

Dispone de procesos de análisis de los que muchas veces no somos conscientes, porque no pasan al primer plano de nuestra atención, pero se perciben igualmente y generan un poso de información que puede generar respuestas más o menos automáticas que interpretamos como corazonadas,  intuiciones, etc., y que probablemente, son sólo elaboraciones de experiencias previas semejantes de las que no tenemos conciencia plena.

Además, sabemos que en nuestra herencia genética están escritas muchas de nuestras capacidades y limitaciones, así como grabados los límites de nuestro desarrollo o de nuestra salud. Más aún, la epigenética nos explica partes de la herencia que sólo se activan en determinadas circunstancias medioambientales.

En suma, muchos factores condicionan de tal manera nuestra “libertad” que casi la convierten en una quimera, en una suerte de elucubración mental para mantenernos ilusionados sobre nuestro predominio frente a los elementos y por encima de otros seres condicionados por sus instintos.

El dolor, como otras experiencias, está sometido al mismo proceso de elaboración y por tanto, responde al mismo funcionamiento. Esto explica muchas de las respuestas individuales al dolor, pero también, la manera colectiva, social, cultural en la que actuamos y respondemos frente al dolor, al sufrimiento, o a la pena.

image003image004

El cerebro es un órgano como el hígado o el bazo, con un funcionamiento biológico que responde a las leyes de la naturaleza, que se atrofia o desarrolla según su utilización. Hace que seamos más hábiles con las matemáticas, con las lenguas o las artes. El desarrollo de estas habilidades nos dota de mayor competencia en ellas, aunque probablemente sujetos a los límites comentados de la propia naturaleza. Podemos desarrollar el “músculo” cerebral, pero sólo el músculo que nos ha tocado.

Finalmente, el cerebro nos hace tener conciencia de nosotros mismos, de nuestra existencia, nuestros deseos, alegrías y sufrimiento, pero esto no es sino la forma de funcionar de ese órgano. Ello nos lleva al principio de la reflexión, pues este órgano nos informa de la realidad y prepara para anticiparnos al entorno a fin de sobrevivir. Esta misión filtra nuestra percepción haciéndola hasta cierto punto limitada y generando una realidad interpretada, más abarcable por nuestra mente. “¡Nuestros sentidos nos engañan!” como insinuó Descartes.

image006

No sabemos el verdadero alcance de nuestra libertad, sigue siendo un gran misterio y seguirá siendo tema de controversia durante mucho tiempo. Tratemos de aprovecharla en favor de los demás, que será una buena manera también de beneficiarnos a nosotros mismos.

No te puedes perder estos otros artículos de Alfonso Vidal:

Síndrome del recomendado

Serendipia

1 Comment

  1. Exelente reflexión del Dr. Vidal

Trackbacks/Pingbacks

  1. La Morfina | Diagnostrum - [...] Dolor,cerebro y libertad [...]
  2. Lotería | Diagnostrum - [...] Dolor,cerebro y libertad [...]
  3. Ante el dolor de los demás | Diagnostrum - [...] Dolor,cerebro y libertad [...]
  4. Lex artis et dolor | Diagnostrum - [...] Dolor,cerebro y libertad [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *