Diagnostrum

Simple Mobile Health

Ergonomia y dolor de espalda

Posted by on Nov 3, 2014 | 1 comment

Ergonomia y dolor de espalda

Desde este foro, y en muchos otros, venimos insistiendo en la importancia de los hábitos de vida en el mantenimiento de la salud y la prevención de la enfermedad. En ese sentido, cobra una gran importancia una ciencia desconocida por muchos y desatendida por algunos otros: la ergonomía.

La ergonomía es la ciencia que analiza los esfuerzos y movimientos de los humanos durante su trabajo tratando de ajustarlos y acomodarlos para hacerlos más eficientes.

Las posiciones forzadas, los esfuerzos extemporáneos, los traumatismos repetitivos o las vibraciones de baja frecuencia, como las que generan los vehículos industriales, están entre aquellas que pueden favorecer el dolor de espalda.

Si la fatiga física es un factor desencadenante de dolor, la fatiga mental, la monotonía y la desmotivación por falta de expectativas o por un inadecuado ambiente de trabajo por conflictividad, también son factores de riesgo de dolor lumbar que facilitaría una menor atención a la salud dentro y fuera del entorno laboral.

La mejor manera de prevenir el dolor relacionado con el trabajo consiste en una adecuada concienciación del trabajador, para que evite los esfuerzos inadecuados y se proteja cuando sea necesario, aunque una selección correcta de las personas para cada puesto puede evitar también parte de los problemas.

También la ergonomía se encarga del diseño del entorno del puesto de trabajo, de la sistemática en el desempeño de las tareas, de las herramientas, material y equipo, muebles, iluminación  y enseres necesarios para la actividad.

Por último, la ergonomía estudia actividades, o ejercicios complementarios a la actividad que permitan reequilibrar a los trabajadores, estiramientos, dosificación del esfuerzo, etc., útiles para evitar lesiones severas.

Podemos hacer algunas breves recomendaciones:

Si el trabajo es sentado, se debe mantener la espalda recta, con la mesa a la altura de los codos, adecuando la silla y su altura al tipo de actividad, con un apoyo lumbar adecuado.  Los objetos para el trabajo deben estar al alcance de la mano para evitar sobresfuerzos cada vez que los necesitemos, debemos mantener una distancia  suficiente a pantallas (70-80 cm) y, tanto rodillas como codos, deben estar cómodos formando ángulos rectos en las posiciones de trabajo, debemos cambiar de postura cada cierto tiempo evitando pasar más de dos horas sentados sin levantarnos, al menos, a estirar las piernas.

Si el trabajo es de pie se debe evitar una postura única, alternando la carga en ambos MMII o usando algún tipo de escalón o reposapiés.

image004

Si debemos elevar objetos debemos emplear la flexión de las rodillas y no la de la espalda, debemos equilibrar la carga entre ambos lados o miembros y evitar la torsión del tronco en los esfuerzos y no levantar los pesos por encima de la cabeza.

image006 image008 image009

Si a estas recomendaciones les acompañamos ejercicios de movilización completa de la columna vertebral, estiramiento  de músculos paravertebrales y glúteos  y de flexo-extensión de los miembros de una forma suave, podemos mejorar nuestra condición física y nuestra tolerancia a los esfuerzos.

Estos consejos pensados para el entorno laboral son generalizables a todos los entornos y también a todas las edades. En gran medida la patología lumbar se origina en la consolidación de unos hábitos erróneos desde la infancia convirtiendo en pacientes futuros a los niños por no adecuar sus hábitos a una correcta higiene postural.

Podemos comenzar hoy mismo revisando nuestro puesto de trabajo y tratando de acomodarlo a nuestras necesidades y a las de la tarea para evitar lesiones que a veces son irreversibles.

Tampoco te puedes perder estos artículos del Dr. Alfonso Vidal:

Farmacéuticos contra el dolor

Iontoforesis: terapia electroquímica

 

1 Comment

  1. Good article. I’m facing some of these isdues
    as well..

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los héroes olvidados de la ciencia | Diagnostrum - [...] Ergonomia y dolor de espalda  [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *