Diagnostrum

Simple Mobile Health

Los riesgos de la mordedura humana

Posted by on Ago 5, 2014 | 0 comments

Los riesgos de la mordedura humana

Hace unas semanas, durante un partido del Campeonato del Mundo de Fútbol de Brasil, el jugador uruguayo Luis Suarez agredió al italiano Giorgio Chiellini mediante un mordisco. La noticia, las imágenes y la fuerte sanción que recibió, han dado la vuelta al Mundo. Los periodistas deportivos continúan hoy, semanas después del suceso, discutiendo acerca de lo adecuado o no de la sanción y de sus repercusiones para el jugador y sus equipos. Vaya por delante que no tengo conocimientos acerca de Justicia del Deporte, pero sí acerca de las consecuencias de la mordedura humana.

Creo que en la evaluación del significado de que un ser humano muerda de manera violenta, y con intención de causar daño, a otro individuo de su misma especie debe siempre tenerse en cuenta que somos animales racionales.

El animal irracional muerde fundamentalmente para defenderse, y sólo lo hace para atacar cuando tiene que satisfacer ciertas necesidades fisiológicas, entre las que se incluye la de demostrar superioridad, pero siempre como ventaja adaptativa. Son conductas instintivas. El ser humano adulto cuando muerde intencionadamente sabe que va a causar un daño tanto moral como físico. No es una conducta instintiva, como mucho puede ser una conducta impulsiva, que es el instinto matizado por la razón.

El daño moral supone la humillación y sometimiento del agredido. Probablemente en esto es en lo único que piensan aquellos que consideran que castigar ejemplarmente un acto así es desmesurado. “Total, al final el más humillado es el agresor”, comentó alguien. Pero no debemos despreciar el daño físico tanto en acto, como en potencia.

Los que tratamos afecciones del área máxilofacial, conocemos las consecuencias de la mordedura humana. Las heridas provocadas tienen un elevado riesgo de infección, probablemente más que las de otros animales, debido al potencial patógeno de los gérmenes de la cavidad oral. En ciertas localizaciones -como dedos y manos- pueden causar importantes problemas funcionales, y en otras –como la cara- nada desdeñables alteraciones estéticas.

 

image003

Por otro lado, más allá del riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas por la saliva -que parece más teórico que práctico-, en una mordedura violenta, puede producirse sangrado de la cavidad oral del agresor que entre en contacto con la herida abierta del agredido, aumentando ese riesgo de transmisión. Es cierto que las probabilidades son bajas, pero es un riesgo absolutamente innecesario y no asumible  durante un partido de fútbol.

En estos casos de contacto de sangre del agresor con sangre del agredido, la legislación sanitaria de algunos países recomienda, si no impone, la realización de pruebas serológicas a agredido y agresor y el seguimiento durante el periodo de una posible seroconversión.

Desconozco el alcance de la lesión causada por la particular agresión que me ha llevado a escribir estas líneas, no sé si se produjo herida o no y la evolución de ésta, pero, sea cual fuere, creo que estos no son casos para criticar sanciones, sino para desterrar conductas dañinas del deporte, que es una actividad propia de seres humanos a los que se les presupone la racionalidad.

No te puedes perder los artículos del Dr. José Luis Cebrián:

 La despersonalización en la medicina

 Patología maxilofacial del verano, o no.

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Por qué soy médico? | Diagnostrum - [...] Los riegos de la mordedura humana [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *