Diagnostrum

Simple Mobile Health

Pilates: Estrategia útil contra el dolor lumbar

Posted by on Jul 14, 2014 | 0 comments

Pilates: Estrategia útil contra el dolor lumbar

La patología lumbar constituye la primera causa de dolor crónico en nuestra sociedad. Al menos un 20% de la población padece dolor crónico y de éstos la inmensa mayoría son dolores vertebrales. Un 80% de la población sufre de dolor vertebral en algún momento de su vida.

La causa más frecuente de dolor lumbar es la lumbalgia inespecífica, relacionada con alteraciones en la estática y desequilibrios en el tono y fuerza de los músculos de los canales vertebrales y de la prensa hidro-aérea abdominal y también los músculos de brazos y piernas. Su fatiga y su rigidez afectan al normal movimiento de la co­lumna, provocando con el tiempo so­brecargas articulares a varios niveles, que son el origen del dolor.

El Método Pilates es una forma de ejercicio, que facilita en pocas sesiones potencia, flexibilidad y control sobre el tono muscular y el cuerpo en movimien­to.

Está indicado para mejorar la forma físi­ca, siendo el método número uno en los principales gimnasios de todo el mun­do, pero también como método de prevención y tratamiento es una de las técnicas de rehabilitación y fi­sioterapia mas empleadas por su eficacia.

Las sesiones se adaptan a cada persona según su capacidad, desde pacientes con problemas de mo­vilidad (incluso mayores de 80 años), a deportistas de élite que busca mejorar su técnica o prevenir lesiones y evitar molestias.

image001

Las clases de Pilates utilizan diferentes estrategias: tanto apa­ratos, como ejercicios en el suelo sobre una colchoneta. Sin embargo, en contra de la creencia general, se inicia la actividad con aparatos ya que el tra­bajo en el suelo es un trabajo avanzado pues ya a muchas personas les cuestas agacharse y luego levantarse.

Para el tratamiento de la patología lumbar con el Método Pilates, lo más importante son los princi­pios que subyacen en cada ejercicio y que nos permiten obtener beneficio aplicados a nuestros gestos coti­dianos de este “yoga occidental” en cual­quier situación. Esa es una de las razo­nes del éxito de escuelas de Pilates, que incorpora conceptos prove­nientes de las numerosas técnicas que se han desarrollado en las últimas dé­cadas, como liberación miofascial, osteopatía, etc… No olvidemos que Joseph Pilates murió en 1967 y el método ha seguido creciendo y perfeccionándose.

Estos principios los podemos esquematizar en varios conceptos:

– Respiración adaptada al movimiento y relacionada con todas las dimensiones del mismo. Al inspirar se produce un aumento de la lordosis lumbar. Esto debemos contemplarlo a la hora de realizar ejercicios. Según las circunstancias, habrá ejercicios que convendrá realizarlos sol­tando el aire, en espiración, para blo­quear esa lordotización.

– Potenciar el alargamiento axial de la columna y los miembros en movimiento para evi­tar la compresión de las articulaciones cuando se mueven. Los ejercicios de este tipo permiten añadir potencia y flexibilidad al conjunto.

– Facilitar la articulación de todas y cada una móviles, articular perfectamente cada estructura que se mueve: evitar mover en bloque, buscar armonía y la movilización sucesiva de to­das las articulaciones.

– Control central, es decir, el movimiento surge del centro de gravedad y se desplaza hacia fuera. De­bemos pues mantener un absoluto control de la zona central, esto es, los abdominales, diafragma y suelo pélvi­co.

– Realizar todos los ejercicios, siempre, con los diferentes segmentos corporales bien alineados. Las articulaciones así, no sufrirán y educamos nuestro cuerpo en la postura correcta. Nuestro sistema propioceptivo se acostumbrará a tra­bajar en la postura más correcta.

– Organización inicial de los elementos anatómicos pro­ximales para facilitar, después, el movimiento de los distales. Esto quiere decir que de­bemos aprender a disociar los movimientos de la mano de los del hombro, por ejemplo. En muchos casos implicamos a más estructuras de las que necesita­mos, con lo que el movimiento pierde fluidez. Son conceptos lógicos, que requieren entrenamiento y paciencia pero estudiados en cada ejer­cicio son los responsables del éxito fi­nal.

image005

Intentaremos siempre: mantener la pelvis estable cuando nos movemos, pues desde la pelvis se yergue la co­lumna vertebral. Aprender a articular cada segmento de la columna, flexi­bilizándola para evitar cargar todo el movimiento sólo sobre unas pocas arti­culaciones. Trabajar los músculos en alargamiento para conseguir que sean fuertes y flexi­bles. Evitar los movimientos de brazos, hombros y cuello en tensión para preve­nir los dolores. En definitiva, darle a la columna toda su fuerza y estabilidad y a los músculos facilitarles su labor.

Entre los problemas de columna para los que puede existir una clara indicación del Método Pilates, están:

  •  Lumbalgias y dorsalgias: ali­viando la tensión de los músculos y me­jorando el alineamiento de cada una de las diferentes curvaturas
  • Hernias de disco y ciatalgias: descompri­miendo los nervios y reestructurando la arquitectura de la columna para evitar las recaídas y los dolores.
  • Escoliosis: contribuyendo a evitar su avance y en ocasiones mejorando las curvaturas.
  • Espondilitis anquilopoyética y otras ri­gideces: mejorando la movilidad de la columna y la del tórax para la respira­ción.
  • Osteoporosis: reduciendo la pérdida de hueso y mejorando las curvas de la espalda (cifosis dorsal y lordosis lum­bar).
  • Recuperación de cirugías de co­lumna: es un método muy seguro, que acelera el tiempo necesario para rehabilitarse tras una opera­ción.
  • Dolores mecánicos por sobrecarga muscular: fortaleciendo los músculos y recuperando la movilidad para la actividad del día a día.

Lo importante para tener éxito es un buen diagnóstico del proble­ma, un tratamiento integral adecuado, con medicación si precisa, un buen diseño de los ejercicios para el tratamiento y un buen conocimiento de los ejerci­cios Pilates. En todo ello es esencial la elección de un centro adecuado, con monitores cualificados que junto con los  médicos y fisioterapeutas adapten el trabajo físico las necesidades y limitaciones del paciente.

No te puedes perder estos artículos de el Dr Alfonso Vidal:

Dolores Reales

Abordaje multidisciplinar en el tratamiento del dolor

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los siete pilares del dolor | Diagnostrum - [...] Pilates: Estrategia útil contra el dolor lumbar [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *