Diagnostrum

Simple Mobile Health

Dolores Reales

Posted by on Jul 7, 2014 | 0 comments

Dolores Reales

Luisa tiene 46 años, de ellos más de quince, diagnosticada de fibromialgia, una enfermedad que cursa con dolor crónico y en la que tanto las analíticas como las pruebas de imagen diagnóstica de uso habitual son normales, sólo la resonancia magnética funcional parece apuntar resultados prometedores para un diagnóstico objetivo, apareciendo activos los circuitos neuronales que se relacionan con el dolor y con el miedo…

Muchas de estas pacientes, han acudido a múltiples médicos encontrando la falta de sensibilidad y el desconocimiento como única respuesta. Sus vidas están llenas de incomprensión, en el terreno profesional y social, incluso en el personal. Las familias y amigos,muchas veces la pareja, no se explican que con ese nivel de dolor no tengan algo en las radiografías y las pacientes se empeñan en demostrar que son dolores reales.

Hablando con Luisa, sobre sus dolores, sin duda reales, reflexionamos sobre esos otros “dolores reales” que han estado de actualidad en los meses pasados. Hablo de la salud del saliente Rey Don Juan Carlos y su repercusión sobre su propio entorno personal, social y sobre el más general de todo, el Estado.

Don Juan Carlos siempre ha sido un hombre muy activo, deportista infatigable, amante del esquí, la vela y la caza, hasta donde sabemos.

image003image005

Estos deportes, como otros, requieren de una capacidad física suficiente y algunas habilidades de coordinación psicomotriz, fuerza y elasticidad y un conocimiento técnico del terreno, y de los equipos que se emplean para su práctica.

Ninguno de ellos tiene recomendaciones excluyentes específicas por edad, pero su práctica no puede ser igual según su capacidad. Por lo que sabemos, las aficiones más públicas, la vela y el esquí, han ido pasando a un segundo plano en los últimos años. La caza, de la que solo conocíamos por referencias ocasionales, se ha mantenido, aunque de una forma más o menos tranquila y discreta.

El sentido común y los consejeros de su majestad seguro que han evitado males mayores pero la edad y la pérdida de capacidad que la acompaña no excluyen a nadie, tampoco a los reyes.Las diferentes operaciones, de fracturas, de nódulo pulmonar, de cadera, rodilla y tendón de Aquiles, son posibles en todos los seres humanos. Quizá la falta de reposo por obligaciones de agenda sea la responsable de la, más que probable, penosidad que parece haber acompañado al Rey.

image007

Si a estos factores le añadimos los turbios asuntos económicos que han salpicado a miembros destacados de la Casa Real y sus parejas, y las circunstancias del accidente durante el viaje privado a una cacería en Bostwana, se presenta un escenario más que complejo desde el punto de vista físico y emocional.

image009

El Rey, el primero de los españoles, tiene una gran relevancia en todos sus actos, públicos y privados. Seguro que ha dispuesto de la mejor asistencia sanitaria, en medios y profesionales pero eso no le protege del paso del tiempo ni del dolor y las complicaciones típicas de las enfermedades comunes, las lesiones o fracturas.

El dolor no distingue clases sociales, ni razas, ni otras condiciones y, seguramente, ha padecido como el resto de los mortales estos problemas. Su actitud activa frente a la enfermedad puede ser un ejemplo para muchas personas mayores y, su renuncia para elegir una vida más acorde con su capacidad, también.

Los pacientes son los primeros responsables de su salud y ésta depende en gran medida de los hábitos de vida que se tengan. Mantener la actividad en muy razonable, realizar una actividadpor encima de la capacidad de uno es insensato.

GRA029. MADRID, 06/01/2013.- El Rey Juan Carlos, junto a la Reina Sofía y los Príncipes de Asturias, en la sala Gasparini del Palacio Real, donde ha saludado a la cúpula militar y otros representantes militares, durante la celebración solemne de la Pascua Militar. EFE/Javier Lizón ESPAÑA PASCUA MILITAR

Hablando con Luisa de sus dolores reales y de los “otros dolores reales”, me confesó que no se cambiaría por su majestad. Me decía que ella no tenía que dar explicaciones más que a un pequeño grupo de personas y que esa intimidad no tenía precio.

Yo también estoy de acuerdo con ella. Le pedí que trajera a su marido a la siguiente consulta y que le pidiera que leyera algo de la fibromialgia para poder entenderla mejor. Espero que entre todos consigamos que mejoren estos dolores reales, primero por el bien de los directamente afectados y, después por el de todos los demás.

No te puedes perder estos artículos del Dr. Alfonso Vidal:

Abordaje multidisciplinar en el tratamiento del dolor

ELA y Dolor: Cuando Solo Podemos Cuidar

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pilates: Estrategia útil contra el dolor lumbar | Diagnostrum - [...] Dolores Reales [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *