Diagnostrum

Simple Mobile Health

Patología maxilofacial del verano, o no.

Posted by on Jul 1, 2014 | 1 comment

Patología maxilofacial del verano, o no.

Hace unos días, un compañero del hospital que sigue el #Maxiloblog, me dijo que esta semana podía dedicarlo a algún aspecto clínico de la patología maxilofacial, así que allá va.

Además de las situaciones patológicas que son comunes a todas las épocas del año, es cierto que los médicos y cirujanos también atendemos enfermedades que podemos denominar “estacionales”.

De esta forma, en verano y en el ámbito de la patología traumatológica facial, la etiología de las lesiones cambia, de manera que la bicicleta y las piscinas, son las causas importantes de las fracturas faciales. También varía la epidemiología, mientras que en otras épocas del año las fracturas afectan fundamentalmente a los adultos, en la época estival vemos más niños perjudicados por traumatismos.

Pero hace unos años, durante el mes de agosto, en unos pocos días atendí a tres niños supuestamente afectados de problemas de la articulación témporo-mandibular (ATM). El binomio edad infantil-ATM no es muy frecuente, y el trinomio edad infantil-ATM y verano, no es lo que yo consideraba una patología “estacional”.

La primera paciente era una niña de tres años que acudió varias veces a urgencias durante unas semanas, refiriendo episodios repetidos de luxación de ATM. Estos consistían en accesos de unos minutos de duración, en los que la paciente no podía cerrar la boca y se solucionaban cuando la niña se quedaba dormida tras administrarle analgésicos. En la exploración física, no se apreciaban signos de afectación articular, excepto un ligero dolor al forzar la apertura y el cierre.

El segundo paciente era un varón de 30 meses que acudió a urgencias por dolor intenso al cerrar la boca. Al explorarle, el niño estaba inquieto y con la boca semiabierta, pero al forzar el cierre la oclusión dentaria era buena aunque muy dolorosa. Se realizó una ortopantomografía, sin evidenciarse patología articular.

image003

El tercer paciente era un varón de 25 meses, que acudió directamente a urgencias de cirugía maxilofacial remitido por su pediatra de zona, presentando imposibilidad de cerrar la boca. El día anterior, jugando en la piscina, el niño había sufrido una caída y se había golpeado en la nariz, por lo que presentaba un erosión en la raíz nasal. El niño fue diagnosticado de luxación traumática de ATM. En nuestra exploración apreciamos dolor en la región preauricular de ambos lados que empeoraba al cerrar la boca. Se realizó radiografía de ambas ATM que fue normal.

En los tres pacientes, el pediatra exploró los oídos. La otoscopia resultó muy dolorosa porque el conducto auditivo externo estaba inflamado presentando discreta descamación y supuración.

Los pacientes fueron remitidos al Servicio de ORL, donde se les diagnosticó de otitis externa, y tras el tratamiento adecuado se resolvió el cuadro.

El motivo por el que se produce la imposibilidad para el cierre de la boca en la otitis externa se debe a que el conducto auditivo  está separado del cóndilo mandibular únicamente por una delgadísima lámina de hueso, de forma que al alcanzar esta estructura su situación de reposo  puede presionar sobre el conducto, y en el caso de que éste se encuentre inflamado provocará dolor.

La otitis externa se puede considerar también una enfermedad estacional, o situacional, que ocurre en niños que pasan mucho tiempo en el agua. Así que el verano y las piscinas están directamente implicados en su etiología.

Una vez más, creo que he defraudado a mi compañero. Le prometí hablar de patología maxilofacial y al final he hablado de patología otorrinolaringológica.

Feliz verano a todos.

image004

 

No te puedes perder estos otros artículos del Dr. José Luis Cebrián:

Salud oral y menopausia

Consentimiento Informado

 

1 Comment

  1. A mi no me ha defraudado!!!
    es curioso ver como un dolor muy localizado puede llevar a un diagnostico erroneo…de una patologia ATM a una OTITIS!!!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. La despersonalización en la medicina | Diagnostrum - [...]  Patología maxilofacial del verano, o no. [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *