Diagnostrum

Simple Mobile Health

Capsaicina: una solución muy picante al dolor

Posted by on Jun 16, 2014 | 0 comments

Capsaicina: una solución muy picante al dolor

Si el dolor crónico es un problema de muy complejo abordaje, el dolor neuropático lo es más aún. Cómo abordar la solución a un problema en el que el mecanismo de detección es el afectado, cuando los circuitos de alarma son los que están alterados haciendo la luz roja del cuadro de mandos imposible de apagar.

El dolor neuropático tiene una fisiopatología especialmente resistente a los tratamientos analgésicos convencionales, basados en la interacción sobre receptores de membrana que se interfieren con antagonistas específicos de membrana.

El dolor neuropático suele originarse en áreas mas profundas y no responde a los analgésicos antiinflamatorios, ni tampoco a los opioides. Por ello empleamos otros fármacos. Fármacos que hacen más difícil la activación neuronal como los antiepilépticos o los antidepresivos. O que neutralizan los receptores de la sustancia P mediante un agotamiento de sus reservas. Esta es la forma de actuar de la capsaicina.

La capsaicina es una sustancia que se obtiene de un tipo de guindillas. Igual que todas las guindillas, inicialmente genera un efecto de irritación, de picor, de escozor, que posteriormente se acompaña de pérdida de sensibilidad de forma prolongada.

María es una mujer de 55 años intervenida de mastectomía total cuatro años atrás. Presentaba tras su intervención dolor neuropático con picor escozor y hormigueos en el área de la cicatriz de la reconstrucción mamaria. La amitriptilina, pregabalina, oxicodona empleadas mejoraban el dolor pero no consiguieron aliviarlo lo suficiente y comenzaron a generar secundarismos muy incómodos que limitaban seriamente su vida.

Pensamos en la capsaicina por su efecto local y escasos efectos sistémicos. La formación de la paciente, profesora de instituto, ayudó mucho para su adaptación al fármaco y sus inconvenientes. Es necesario usarlo con guantes cuando se emplea como crema. El uso de crema mejoró su dolor, pero no completamente: el dolor de menos intensidad no desapareció. Así que pensamos en una dosis mayor como vía de actuación.

capsaicina 2

La nueva presentación al 8% planteaba una mejor alternativa, sujeta a uso hospitalario por la sobrecarga intensísima de dosis en el área específica, que hace necesario preparar la zona con anestesia local tópica, crema AMLA al menos una hora antes de la aplicación del parche en el área afecta.

El dolor suele mejorar de forma intensa y duradera (varios meses), sin duda compensa la penosidad y, probablemente, el coste económico y de atención hospitalaria de su utilización.

¿Quién dijo que las medicinas son solo productos químicos? La medicina ancla sus orígenes en la experiencia de los humanos durante cientos de años, en la sabiduría de los chamanes que aprendieron a leer en la naturaleza los remedios a las enfermedades y padecimientos, a buscar en su medio ambiente, especialmente en las plantas y otros alimentos. Sin duda, la salud depende de nuestros hábitos de vida y muchos de ellos son los alimentos y su forma de emplearlos.

capsaicina 3

La alimentación forma parte de la terapia general como prevención y curación en muchas patologías. Y los derivados de alimentos depurados mediante un proceso de refinado o síntesis no son desdeñables. La ciencia trabaja a favor de la humanidad y no podemos despreciar por artificiales soluciones útiles y muchas veces con un sustrato natural.

 

Otros artículos interesantes del Dr. Alfonso Vidal:

Apuntes sobre el dolor en el niño

Fármacos en el tratamiento del dolor

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ela y Dolor: Cuando Solo Podemos Cuidar | Diagnostrum - [...] Capsaicina: una solución muy picante al dolor [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *