Diagnostrum

Simple Mobile Health

La Saciedad

Posted by on Jun 6, 2014 | 0 comments

La Saciedad

La manera de  cocinar y el grado de cocción de los alimentos determinan su capacidad de saciedad, es decir, calmar la sensación de hambre y sentirse satisfecho. 

La presencia de FIBRA y PROTEÍNAS  influyen en la digestión y tiempo de permanencia de los alimentos en el estómago, y por ende, su capacidad para detener esa necesidad de seguir comiendo.

Pero también influyen otras variables: si la comida está caliente o fría, la presencia de agua o aire. De esta manera, vamos a contarles cuatro variables importantes que afectan a nuestra sensación de hambre-saciedad.

  • Digestibilidad. Cuanto más fácil resulte digerir un alimento, percibiremos menor sensación de saciedad.Por ejemplo, entre las proteínas, el pescado es de más fácil digestibilidad en relación a la carne vacuna. O el yogur se digiere más rápido que la leche . La fruta con piel, tiene una digestión más lenta por la presencia de fibra, en relación a una fruta pelada.
  • Volumen del alimento. Si comemos una comida que en su preparación tenga más volumen por la presencia de agua (licuado con hielo) o aire (soufflée) generará una mayor distensión del estómago.La comida puede tener el mismo aporte calórico, pero según la presencia de alguno de estos dos factores (aire o agua), la sensación de saciedad es más prolongada. Asimismo se puede incluir previo a la comida un vaso de gaseosa light o de agua, o bien una sopa.  
  • Modo de cocción:  si preparamos una pasta o el arroz al dente, será mucho más “caro” el proceso digestivo, así como la permanencia en el estómago de esa preparación. Contrariamente recalentar ese plato de pasta al día siguiente, hará que la digestión sea más rápida. En el caso de la papa, cocinarla entera con su piel, y luego de cocida, llevarla a la heladera, ese proceso de “enfriado” permitirá que el almidón de la papa se aglutine en su interior y dificulte la digestión.
  • Consistencia. La carne y las verduras crudas tienen un tiempo de masticación y digestión mucho más prolongado, si la comparamos con el tiempo de la hamburguesa (carne picada) con puré de papa o calabaza. O bien, un jugo de naranja se absorbe mucho más rápido que si comemos esa misma naranja cortada en gajos.

Para planificar tu guiso de invierno, te sugiero agregar a tus legumbres una porción de carne magra y verduras en trozos para que tu porción sea más fácil de controlar. Siempre es cuestión de combinar la fisiología (lo que nuestro cuerpo naturalmente va a realizar en su proceso digestivo)  con nuestra capacidad para detener nuestra ingesta al percibir las señales que nuestro organismo nos brinda al sentirnos satisfechos.

saciedad2

Inténtalo, solo tienes que prestar atención a la cantidad de comida  que te sirves y en estar atentos a nuestro cuerpo.

No te puedes perder estos artículos de la Dra. Paola Harwicz:

Los Atracones

El Arroz un gran Alimento

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *