Diagnostrum

Simple Mobile Health

Derribando Muros Contra el Dolor

Posted by on Abr 28, 2014 | 0 comments

Derribando Muros Contra el Dolor

En un reciente viaje a Berlín, pude visitar los despojos del muro que separaba el lado Este y Oeste de la ciudad. Esa pared no era simplemente una sucesión de láminas de hormigón, era la interfase entre dos mundos, entre dos formas absolutamente distintas de concebir la realidad y, desde luego, la justicia social.

El mundo comunista que fue, igualaba a todos absolutamente en derechos y recursos, nada era de nadie porque todo era de todos. Frente a esta concepción se erguía la opulencia capitalista, en ella todo el mundo puede acceder a todo, pero tiene que pagar su precio, lo que puede conseguir si obtiene los recursos mediante la iniciativa individual.

A estas alturas del partido, podemos afirmar que el régimen comunista se extinguió por la insuficiente respuesta a las demandas de la población. Todos queremos ser importantes por nosotros mismos y necesitamos una atención personalizada. La deseable universalización del acceso a bienes y servicios, y su homogeneización, resultaron en la práctica una quimera por cuanto no había pensamiento único sino poliédrico y además las élites de afectos al poder regían sobre un océano de trabajadores con una identidad diluida. George Orwell ya lo advirtió en su Animal Farm, “…todos los animales son iguales, pero unos son más iguales que otros”.

Derribando Muros 3

De otro lado, el capitalismo a ultranza ha llevado a la paradoja de una sociedad llena de desigualdades en la que aquellos que perdieron el tren no pueden cogerlo nunca más y están condenados al ostracismo y la segregación.

En los años de la guerra fría, los regímenes comunistas crearon un telón de acero y un muro para encerrar a sus ciudadanos y evitar que escaparan al mundo occidental de la libertad, la democracia, la igualdad de oportunidades y la opulencia. En nuestros días, somos los países democráticos los que levantamos los muros, somos nosotros, para impedir la entrada de los de fuera, para evitar compartir con otros nuestra suerte, nuestra ciencia, nuestro sistema de libertades, y hete aquí la paradoja. Igual que los regímenes comunistas liderados por élites corruptas edificaron un muro para encerrar a sus ciudadanos, ahora nuestras más que discutibles élites hacen lo propio. Entonces y ahora la excusa es proteger la pureza del sistema y evitar las desviaciones.

Derribando Muros 2

Se preguntarán y esto ¿qué tiene que ver con el dolor?

Creo que tiene mucho que ver. Nuestra conciencia de seres humanos, tiende a discriminar lo propio de lo ajeno, en todos los momentos, y así, sólo los miembros de la sociedad acceden a los beneficios de la misma, rechazando a los demás.

Nuestra solidaridad está limitada a los que consideramos nuestros semejantes. Esto sucede también en el acceso a los tratamientos y recursos sanitarios, los pacientes de determinada nacionalidad tienen el derecho y los demás no; los asegurados de determinada área sanitaria tienen el derecho, y los demás no; los asegurados de determinada compañía tienen el derecho y los demás no. Y así  vamos edificando muros alrededor de nuestros pequeños reductos de propiedad y seguridad, alrededor de nosotros mismos, dejando fuera a todo aquello que consideramos ajeno.

Si el dolor, sus síntomas, el sufrimiento que lo acompaña, es universal, quizá su reconocimiento y su atención también deberían serlo. Comprendo que esta reflexión entra en el terreno de lo deseable, de lo utópico, pero quién le iba decir a los hombres que viajarían por el espacio, podrían hablar o ver cosas, personas o acontecimientos, en el mismo momento que estas sucedían a millares de kilómetros. Nuestra sociedad ha progresado imaginando un futuro mejor. Quizá derribando esos grandes muros simbólicos entre naciones, entre ricos y pobres, consiguiéramos el objetivo.

Derribando Muros 4

 

Desde luego, no basta eliminar la barrera física, sino dotar a todos de los recursos y la capacidad para elegir, si quieren vivir en este o el otro lado de la línea donde se levantaba el muro que fuimos capaces de derribar.

 

Sigue leyendo al Dr. Alfonso Vidal:

Formación y Dolor, ¿qué o quién?

El Extremo Proximal del Tubo

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Dolor y deporte | Diagnostrum - [...] Derribando Muros Contra el Dolor [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *