Diagnostrum

Simple Mobile Health

Un Simple Lavado de Manos

Posted by on Abr 22, 2014 | 0 comments

Un Simple Lavado de Manos

Todos los años por estas fechas, se celebra el día mundial del lavado de manos. Para los cirujanos, lavarnos las manos antes de realizar una intervención es un acto rutinario. De hecho, cuando alguien pregunta por nosotros y estamos en el quirófano, la respuesta es: “el doctor no le puede atender porque está lavado”. Estar lavado supone llevar la indumentaria adecuada (pijama, gorro, mascarilla y zuecos), lavarse y desinfectarse las manos, y finalmente cubrirse con la bata quirúrgica y guantes para disponerse a operar.

Pero este acto hoy rutinario e indiscutible, tiene su origen en una historia muy triste. En 1843, un médico y poeta estadounidense, Oliver Wendell Holmes, llegó a la conclusión de que la fiebre puerperal, que causaba gran mortalidad entre las parturientas que acudían a las maternidades de la época, se transmitía de una paciente a otra por medio de los médicos y enfermeras que los atendían.  En su obra, “On the Contagiousness of Puerperal Fever”, recomendaba fervientemente que “un médico dedicado a atender partos debe abstenerse de participar en autopsias de mujeres fallecidas por fiebre puerperal, y si lo hiciera deberá lavarse cuidadosamente, cambiar toda su ropa, y esperar al menos 24 horas antes de atender un parto”. La práctica del lavado de manos antes y después de la atención de las pacientes y logró reducir tanto la enfermedad como la mortalidad asociada. Aún así, los grandes especialistas de la época menospreciaron estas teorías, rechazándolas públicamente en los foros científicos internacionales. De esta manera Holmes, al menos en un primer momento, pasó  a la historia como un excelente poeta, encuadrado en el movimiento del pragmatismo, más que como un gran científico, y muchas mujeres siguieron padeciendo y falleciendo debido a la fiebre puerperal.

lavado manos 2

Oliver Wendell Holmes

Si lamentable es esta historia, mucho más dramática es la del primer hombre en probar científicamente la importancia de la práctica sanitaria del lavado de manos con antiséptico en la prevención de la transmisión de la infección nosocomial.

Este hombre fue el húngaro Ignac Filip Semmelweis quien, trabajando en la maternidad de Viena, logró disminuir la mortalidad de la sepsis puerperal en un 70% gracias a la simple recomendación a matronas y obstetras de que se lavaran las manos con una solución de cal clorurada antes de atender los partos. Aunque demostró y publicó sus resultados de manera irrefutable en 1861, de nuevo la inmovilista comunidad científica de su época lo denostó. Semmelweis murió demenciado y según refieren las crónicas, tras diseccionar un cadáver de una paciente afectada por sepsis puerperal y provocarse una herida con el mismo bisturí, infectándose mortalmente en un último intento de demostrar sus teorías.

Los principios expuestos por Holmes y demostrados por Semmelweiss, fueron refutados en 1878 por Louis Pasteur en su  “Teoría de los gérmenes y su aplicación en la medicina y la cirugía”. La hipótesis microbiana de la enfermedad y su posterior demostración, restituyó a Holmes y Semmelweis, dando a este de forma póstuma el reconocimiento que se le había negado en vida. Otra figura clave en la prevención de la enfermedad infecciosa, Joseph Lister, extendió la práctica de la higiene de manos a todas las especialidades, médicas y quirúrgicas, logrando disminuir en gran medida la infección nosocomial.

lavado manos 3

Joseph Lister

Los últimos 150 años de la historia de la Medicina han estado marcados por la aparición de fármacos antimicrobianos que han controlado las infecciones de forma efectiva, pero al mismo tiempo han aparecido microorganismos resistentes que son responsables de infecciones que se transmiten fundamentalmente en el ámbito hospitalario.  De esta manera, hoy en día, la práctica sanitaria del lavado de manos con antiséptico es obligatoria siempre que exploramos a un paciente. En cada habitación de cada hospital existen dispensadores de antiséptico para facilitar esta medida de profilaxis única para evitar la aparición de epidemias dentro del hospital. Los departamentos de Medicina Preventiva así como los responsables de Calidad de cada institución consideran un objetivo primordial concienciar al personal asistencial y a los familiares de la necesidad de lavarse las manos antes y después de entrar en contacto con el enfermo

Es más, en países en vías de desarrollo, previene el contagio y transmisión de enfermedades que son causa importante de mortalidad, y todo ello con… un simple lavado de manos

No te puedes perder estos artículos del Dr. José Luis Cebrián:

Dolor y Estrés en el Ámbito Maxilofacial

ANTE EL CÁNCER NO ESTÁS SOLO: TRABAJO EN EQUIPO

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. LA BOCA: ESA GRAN DESCONOCIDA | Diagnostrum - [...] Un Simple Lavado de Manos [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *