Diagnostrum

Simple Mobile Health

Epiduroscopia como alternativa a la Reintervención

Posted by on Mar 17, 2014 | 1 comment

Epiduroscopia como alternativa a la Reintervención

La epiduroscopia es la introducción de una fibra óptica a través de un catéter orientable. Esta fibra se conecta a una cámara  y permite la visualización del interior del espacio epidural. Si bien se puede realizar la introducción a varios niveles anatómicos, lo más frecuente es hacerlo a través del hiato sacro, desde donde se hace progresar el epiduroscopio hasta el nivel afectado permitiendo la visualización y también la actuación sobre las estructuras epidurales.

La epiduroscopia tiene algunas indicaciones fundamentales:

Liberación de adherencias epidurales cuando están causando ciática crónica. Las adherencias se producen  alrededor de las raíces de los nervios lumbares inferiores después de la cirugía descompresiva de hernia discal, o después de una mala evolución de una ciatalgia inflamatoria en ausencia de cirugía. Las adherencias epidurales pueden diagnosticarse en un epidurograma, al alterar el patrón normal de distribución del contraste administrado vía epidural.

A veces los bloqueos simples no son eficaces, al impedir las adherencias que la medicación mezcla de anestésico local y esteroide de depósito que se emplean en los tratamientos lleguen a la vecindad de las raíces de nervio.

Contraindicaciones

• La epiduroscopia no se aconseja en presencia de alteraciones de la coagulación (anticoagulantes, antiagregantes, enfermedad del hígado o enfermedad hematológica). Pacientes con insuficiencia respiratoria severa o aquellos con alteraciones en el lugar de punción (infecciones, tatuajes o anomalías anatómicas) también deben rechazarse o buscar el abordaje por otra vía.

Técnica

• El procedimiento se realiza en decúbito prono, bajo sedación intravenosa y anestesia local, con control radioscópico de todas las movilizaciones en el canal medular y en quirófano, pincelando el área de punción y protegiendo el campo quirúrgico con paños estériles para reducir al mínimo la infección.

epi2

 

• Se infiltra con anestésico local en los alrededores del hiato sacro para adormecer el área. A través del hiato sacro se inserta una aguja de Tuohy en el espacio epidural. A través de esta aguja se pasa una guía de metálica roma. Luego se retira la aguja dejando el alambre guía en el lugar en el espacio epidural. Se pasa un dilatador sobre el alambre guía en el que se monta el introductor que permitirá colocar después el dispositivo óptico.

epi3

 

• El epiduroscopio se introduce progresivamente con control de Rx, hasta el nivel deseado, se progresa lentamente preguntando al paciente por dolor o irradiación en las movilizaciones o al inyectar.

• Una vez en el sitio  podemos proceder a actuar sobre las adherencias epidurales utilizando la punta del Epiduroscopio o un catéter tipo Fogarty. Luego, se administra un anestésico local y esteroide de depósito alrededor de las raíces nerviosas inflamadas en la zona.

epi4

 

Complicaciones

•  Se puede producir una lesión directa de la raíz durante la epiduroscopia, pero se puede minimizar al tener el paciente despierto y capaz de comunicarse verbalmente con el médico.

• Pueden producirse desgarros durales por la Epiduroscopia haciendo un pequeño ojal en la membrana dural. Esto provoca cefalea intensa pero que remite a los pocos días, ocasionalmente precisan de tratamiento con cafeína y suplemento de líquido y, también, la realización de un parche hemático epidural para sellar el agujero.

• Se pueden producir hemorragias maculares, acufenos o disestesias relacionadas con el aumento de presión intracraneal por usar suero salino. Se debe limitar al máximo la dosis y la presión de administración durante el procedimiento, no más de 60 mmHg de presión no mucho mas de 200ml de volumen total

Juana es una paciente de 28 años, con un cuadro de dolor de lumbar con una irradiación permanente que no remitía con técnicas conservadoras o bloqueos epidurales simples.

Le propusimos realizar epiduroscopia, las imágenes reflejaban inflamación y adherencias a nivel de L5 derecha. Tras la realización de la epiduroscopia la paciente mejoro significativamente del dolor irradiado, si bien no desapareció del todo.

Este abordaje permitió evitar una nueva cirugía no deseada por paciente ni neurocirujano por su propensión a generar queloides en las cicatrices. La epiduroscopia es una alternativa menos intervencionista con una eficacia de casi el 50% de los casos y con efectos secundarios escasos y predecibles.

No dejes de leer al Dr. Alfonso Vidal:

JOHN BONICA, Pionero de las Unidades del Dolor

Un Dolor que puede Matar

1 Comment

  1. Una tecnica maravillosa y muy segura

Trackbacks/Pingbacks

  1. Epiduroscopia como alternativa a la Reintervención - [...] Epiduroscopia como alternativa a la Reintervención [...]
  2. Dolor y Alzheimer | Diagnostrum - [...] Epiduroscopia como alternativa a la Reintervención [...]
  3. Fármacos en el tratamiento del dolor | Diagnostrum - [...]   [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *