Diagnostrum

Simple Mobile Health

Osteoporosis, su nombre lo dice todo

Posted by on Dic 9, 2013 | 0 comments

Osteoporosis, su nombre lo dice todo

La osteoporosis es una enfermedad progresiva caracterizada por la pérdida de masa ósea. El profesor de Anatomía Patológica Friedrich Von Recklinhausen perfiló a finales del siglo XIX la primera clasificación de las enfermedades óseas según fueran malácicas, poróticas o esclerosantes. Durante el siglo XX se ha perfilado el diagnóstico y se ha definido con mayor claridad.

El hueso constituye un conglomerado vivo de proteínas e hidroxiapatita modelado por la actividad física, la presencia de minerales y vitamina D.

La presencia de grupos celulares especializados osteoblastos y osteoclastos y la influencia hormonal y metabólica (incluyendo los niveles de calcio en sangre y el complejo papel de este ión en el metabolismo, la contracción muscular o la transmisión del dolor convierten al hueso en actor esencial de la estructura orgánica y de su función.

La osteoporosis suele asociarse a la menopausia y, en todo caso, su incidencia se incrementa con la edad, aunque con un gran predominio femenino. Su etiología es multifactorial aunque el déficit hormonal constituye la primera causa en las mujeres postmenopáusicas y la primera línea de tratamiento (con análogos hormonales del tipo Bacedoxifeno). Sin embargo, existen muchos otros factores implicados en su aparición como el sedentarismo, el alcohol, el tabaco, el déficit de vitamina D o de Calcio, o el tratamiento crónico con esteroides, que son factores coadyuvantes.

Los tratamientos empleados van desde el reemplazo hormonal o el uso de análogos como el Bacedoxifeno, los Bifosfonatos como el Zoledronato, Alendronato (solo o asociado a Vitamina D), Ibandronato de uso mensual o los nuevos agentes, como el Denosumab de uso semestral.

La dosificación semanal, mensual o semestral, ha aportado un gran beneficio y comodidad a los pacientes en el seguimiento del tratamiento aunque también han generado nuevos inconvenientes y precauciones.

La aparición de fracturas atípicas, necrosis avascular de mandíbula, relacionadas con los Bifosfonatos y agravadas por una odontología actual, cada vez más intervencionista; la incidencia mayor de infecciones subcutáneas o cistitis para los moduladores del sistema inmune; o los trastornos cardiovasculares asociados al Ranelato de Estroncio; etc., nos indican que los tratamientos para la osteoporosis no son perfectos y necesitan la natural precaución y seguimiento profesional de una enfermedad crónica.

Por una vez, conocemos de esta enfermedad muchos factores de riesgo evitables y que convierten la prevención en el mejor tratamiento.

La densidad de la masa ósea se incrementa hasta la tercera década de la vida. Ese techo óseo es el punto desde el que el hueso va perdiendo densidad. El ejercicio físico, la exposición solar y la alimentación adecuada durante el desarrollo elevan ese techo mejorando la evolución en el futuro.

Esos mismos hábitos, y en el mismo sentido, mantienen la masa ósea más tiempo. Conviene añadir dos consejos complementarios: evitar el tabaco y el alcohol.

El caso que acudió a nuestra unidad era de un varón de 55 años de edad con un cuadro de dolor torácico y lumbar. El paciente había sido diagnosticado hace años de osteoporosis en probable relación con su patología respiratoria severa, tabaquismo empedernido, uso crónico de corticoides y sedentarismo. Todos ellos factores agravantes.

osteoporosis2

 

El paciente acude por un dolor torácico. Al ser interrogado, refirió que no empleaba tratamiento para la osteoporosis al estar en pleno proceso de revisión e implantes dentales. Su odontólogo le aconsejó no usar temporalmente el tratamiento para evitar la temida osteonecrosis mandibular.

El resultado, un incremento de su cuadro doloroso vertebral, que precisó introducir tratamiento con Etorecoxib y Oxicodona, y agilizar el tratamiento dental para recuperar el uso de Bifosfonatos que habían mantenido el cuadro a raya.

Realizar ejercicio, mantener una dieta variada y evitar los hábitos comentados fue otro de los tratamientos prescritos. Un mes después de la primera visita, pudo dejar el Etorecoxib y cuatro meses después comenzamos a reducir el uso de Oxicodona hasta dejarlo a demanda con 10mg cada 12-24h.

osteoporosis3

 

De nuevo, la solución a un problema complejo empieza y termina como los cuentos infantiles, con las mismas palabras: «Hábitos de vida saludables, ejercicio, aire libre y alimentación variada»

¡Qué difícil es lo sencillo!

 

No dejes de leer al Dr. Alfonso Vidal:

Movimientos Asociativos y Dolor

Cuando los golpes no son lo único que duele

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Papel de la Acupuntura en el Tratamiento del Dolor | Diagnostrum - [...] Osteoporosis, su nombre lo dice todo [...]
  2. Síndrome del Miembro Fantasma | Diagnostrum - [...] Osteoporosis, su nombre lo dice todo [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *