Diagnostrum

Simple Mobile Health

La utopía de la realidad social y sanitaria

Posted by on Nov 20, 2013 | 1 comment

La utopía de la realidad social y sanitaria

Los nuevos y viejos desafíos tienen que ver con la distribución de la riqueza y la calidad de la educación camino al 2050.

¿Dónde está la rentabilidad para las grandes fortunas familiares, locales, regionales y globales?

En el aumento de la pobreza y la precarización social para todas las edades. Lo cual está produciendo un verdadero terremoto social cuya magnitud y consecuencias como el tifón Haiyan, están destruyendo a millones de familias que son arrojadas a la pobreza o la indigencia.

En este contexto lo único que la sociedad no deberá ni debería perder es la esperanza, lo que nos debe dar la fuerza necesaria para reconstruir de nuevo al tejido social, que ha sido severamente dañado en su ciclo de vida social.

Así, las cambiantes necesidades de los que envejecen en casa, son una fuente inagotable de gastos pero también de beneficio para el conjunto de la sociedad.

El fuerte daño causado al conjunto de la sociedad por la nueva globalización y la crisis económico-financiera, está dejando a miles de millones de “desaparecidos” sociales, motivo por el cual en el campo socio-sanitario se debe reducir el gasto, mejorando la calidad y el acceso universal a los servicios sanitarios a través de las nuevas tecnologías.

Por lo que será un cambiante objetivo a lograr para los médicos gerontólogos clínicos y sociales.

Sabiendo que la crisis financiera y económica se ha “pagado” con la devaluación del salario, precarización laboral y la pobreza de miles de millones de habitantes a escala local, regional y global.

Los médicos geriatras y/o médicos gerontólogos gestionamos lo poco que queda o lo que ya no hay.

La sociedad del Tercer Milenio vive y vivirá en un contexto de estrés postraumático social crónico, como consecuencia directa de las múltiples formas de precarización económica y social, la cual será la realidad constante en la que habrá que vivir camino al 2050.

¿Cómo contribuir a este cambio estructural profundo de la nueva sociedad? Los profesionales socio-sanitarios nos hemos transformados en la “última” frontera de contención de tanta “destrucción” social.

El talento basado en el conocimiento, con el apoyo de las Tics y el compromiso de los RRHH del sector, hará posible que todos juntos logremos “amortiguar” tanto dolor y desolación social.

Esta nueva asociación estratégica contribuirá a la reducción del gasto, a la sostenibilidad del sistema y mejorar la calidad de los servicios socio-sanitarios.

La automatización de muchas áreas del sector, a través de las nuevas herramientas tecnológicas, contribuirá a mejorar de forma constante el campo de los cuidados asistenciales de los que envejecen camino al 2050.

Sigue leyendo artículos del Dr. Carlos Gil Gálvez:

La Tercera Edad ingresando en la era Digital

Nuevo paradigma en el abordaje de la demencia tipo Alzheimer: ¿la prevención precoz?

1 Comment

  1. Artículo realista. De nada sirve que nos escondamos a la realidad. Opino que este cambio que se nos viene encima y que vivimos ahora conlleve a una mayor responsabilidad personal,una nueva ética aunque pero este cambio de paradigma llevará tiempo, quizás más que una generación. El problema es la visión tan corta de nuestra propia supervivencia, de la sociedad a enfrentarse con soluciones a estos cambios.

    Es como si el cambio forzado por las circunstancias no obligará a encontrar soluciones a los sistemas educativos, salud, políticosy sociales etc.. de forma integradora. Espero que en el tema de la salud, la prevención así mismo con formas que conecten la salud física, emocional y social centrados en el individuos no en sistemas jerárquicos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Cuál es el séptimo continente? El envejecimiento demográfico camino al 2050 | Diagnostrum - [...] La utopía de la realidad social y sanitaria [...]
  2. Lo último que debe perder una sociedad es su Dignidad | Diagnostrum - [...] La utopía de la realidad social y sanitaria [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *