Diagnostrum

Simple Mobile Health

¿Las Dietas Milagrosas, Funcionan?

Posted by on Nov 8, 2013 | 1 comment

¿Las Dietas Milagrosas, Funcionan?

Cuando nos proponemos adelgazar  nos damos cuenta, con cierta sensación de frustración, que es una meta difícil de conseguir. Tanto es así que buscamos soluciones drásticas para perder peso rápidamente.

Pero olvidamos que el éxito de una dieta se basa en mantener una adecuada conducta alimentaria, planificando con inteligencia el plan alimentario y sumando a su vez un programa de ejercicios físicos.

No existen fórmulas mágicas para perder peso, las “dietas milagrosas” hipocalóricas severas (menos de 1200 calorías) conducen a desequilibrios en el organismo con repercusiones para la salud. Para compensar el déficit de energía, nuestro cuerpo moviliza sus reservas, utilizando primero, el glucógeno almacenado en el hígado para transformarlo en glucosa.

Pero esta reserva es limitada, al agotarse, el organismo recurre a las proteínas de los músculos. Entonces, si adelgazamos rápidamente perdemos líquidos, minerales y proteínas corporales, por lo que el descenso de peso sin un adecuado control se puede manifestar como debilidad, déficit de micronutrientes, y alteraciones del humor.

Además, si abandonamos estas dietas, recuperaremos más kilos que los perdidos (fenómeno conocido como efecto yo-yo o efecto rebote), y no estaremos corrigiendo los malos hábitos alimentarios, que son los principales motivos de sobrepeso.

Según recomienda la Organización Mundial de la Salud, la manera adecuada de programar un descenso de peso es perdiendo paulatinamente entre 500 gramos a 1 kilo por semana, realizando de 4 a 6 comidas diarias.

Es importante comer lentamente para darle tiempo al organismo a que aparezca la sensación de saciedad, señal que llega al cerebro a los 20 minutos de haber ingerido el primer bocado.

La clave está en implementar un plan sin renunciar al placer de platos ligeros y sabrosos. Se trata de aprender a decir “no” a algunas cosas, y a disfrutar del momento en el que elegimos comer algo rico. Seguir pautas coherentes que aseguren un aporte nutricional suficiente.

La alimentación sana incluye los conceptos de variedad, equilibrio y adecuación. Comenzar las comidas y las cenas con un plato de verduras, además de aportar fibras, ayudan a alcanzar precozmente la sensación de saciedad. Las legumbres son un buen aporte proteico y dan variedad a la alimentación diaria.

Las carnes magras, las aves, y especialmente los pescados son herramientas fundamentales para un plan alimentario. Si elegimos pastas o arroz es importante cocinarlos “al dente”, ya que prolonga su tiempo digestivo, permitiéndonos reducir la porción.

Para el postre es ideal optar por una fruta entera, con cáscara, para obtener todos los beneficios de la fibra, vitaminas y minerales.

El descenso de peso no es tarea fácil, pero junto con la ayuda profesional, es posible implementar una estrategia para cada paciente donde el objetivo principal sea aprender hábitos alimentarios saludables, sin olvidar la importancia de complementar el descenso de peso con actividad física.

Sigue leyendo artículos de la Dra. Paola Harwicz:

La Importancia del Ejercicio para los Niños

Las calorías… ¿Aliadas o enemigas?

1 Comment

  1. Gran ejercicio de coherencia, da gusto leer este tipo de artículos, denotan profesionalidad. Un saludo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Deporte, Ejercicio e Hidratación | Diagnostrum - [...] ¿Las Dietas Milagrosas, Funcionan? [...]
  2. ¿Cuánto sabemos de los Carbohidratos? | Diagnostrum - [...] ¿Las Dietas Milagrosas, Funcionan? [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *