Diagnostrum

Simple Mobile Health

Nutrición en la Diabetes Mellitus

Posted by on Oct 29, 2013 | 1 comment

Nutrición en la Diabetes Mellitus

¿QUÉ ES LA DIABETES MELLITUS?

Se define como la enfermedad sistémica, crónico-degenerativa, de carácter heterogéneo, con grados variables de predisposición hereditaria y con participación de diversos factores ambientales, y que se caracteriza por hiperglucemia crónica debido a la deficiencia en la producción o acción de la insulina, lo que afecta al metabolismo intermedio de los hidratos de carbono, proteínas y grasas.

La principal causa de esta enfermedad, es la producción deficiente o resistencia a la acción de la insulina, hormona del organismo encargada de mantener los niveles normales de azúcar en la sangre. Otras causas de la Diabetes Mellitus, son la obesidad y sobrepeso, sedentarismo, factor genético, hipertensión arterial, dislipidemias, entre otros. Los factores antes mencionados son vulnerables al tratamiento nutricional especializado para así, evitar la aparición o progreso de esta patología y con ello las complicaciones que lleva consigo; complicaciones agudas: cetoacidosis diabética, hipoglucemias. Complicaciones crónicas: nefropatías, neuropatías, enfermedades neurovasculares y cardiovasculares.

(En esta presentación a cargo de Luis Fabián López Galdámez, podrás aprender más sobre la Diabetes Mellitus: Pandemia del Siglo XXI)

 

OBJETIVOS NUTRICIONALES

  • Mejorar el estado general de salud de cada paciente.
  • Establecer metas reales y alcanzables a corto y largo plazo.
  • Mantener cifras cercanas a los valores normales de glucosa en sangre.
  • Lograr concentraciones óptimas de lípidos que reduzcan el riesgo de enfermedad macrovascular.
  • Lograr y mantener un peso corporal total, razonable y saludable.
  • Considerar  las necesidades específicas de crecimiento y desarrollo, embarazo, edad, sexo y condiciones catabólicas, así como también las preferencias culturales, religiosas e individuales, y el estilo de vida para la elaboración del plan de alimentación.
  • Cuidar el adecuado crecimiento y desarrollo e integrar el tratamiento con insulina con patrones de alimentación y actividad física en la Diabetes Mellitus tipo 1.
  • Inculcar  modificaciones en los hábitos de alimentación y actividad física, Diabetes Mellitus tipo 2.
  • Prevenir y tratar las complicaciones agudas en pacientes tratados con secretagogos o con terapia de insulina.

RECOMENDACIONES

Las recomendaciones calóricas tienen una variabilidad dependiente del estado de nutrición del paciente a tratar, deben ser suficientes para alcanzar o mantener un peso corporal adecuado. Existen muchas fórmulas para obtener el requerimiento calórico de cada individuo, para lo cual comparto algunas de rápida realización:

  • Individuo obeso, poco activo o con antecedente de dietas: 20 kcal/kg de peso actual.
  •  Individuo mayor de 55 años, mujer activa, hombre sedentario: 25 kcal/kg de peso actual.
  •  Hombre activo, mujer muy activa: 30 kcal/kg de peso actual.
  •  Hombre o mujer muy delgada: 40 kcal/kg de peso actual.

Se recomienda el consumo de tres a cinco servicios de comida al día, tomando en cuenta la aplicación de insulina y ejercicio.

 CONSUMO DE PROTEÍNAS

En los pacientes con diabetes tipo 2, bien controlada (Gannon y cols., 2001: Nutall y cols., 1984) y en los diabéticos tipo 1, también controlados (Peter y Davidson, 1993), las proteínas ingeridas, no aumentan las concentraciones plasmáticas de glucosa; por lo cual, no se restringe su consumo, además, cuando la función renal está completamente normal y eficiente, se recomienda (ADA, 2007) utilizar del 10-20%  de proteínas de las calorías totales del individuo, o bien 1 gramo por kilogramo de peso. Cuando se manifiesta una nefropatía, lo recomendable es utilizar 0.8 gramos por kilogramo de peso, ya que está existente un daño renal.

GRASAS

Los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 tienen una prevalencia hasta cuatro veces mayor de padecer hiperlipidemia, con incremento de triglicéridos y colesterol total, así como una disminución del colesterol de las lipoproteínas de alta densidad.

Se recomienda que las grasas totales aporten entre el 25% y el 35% del total de calorías requeridas, y que los ácidos grasos saturados represente menos del 7%. La ingesta de grasa trans debe ser minimizada o eliminada (ADA, 2007).

El Programa Nacional de Educación en Colesterol de Estados Unidos, recomienda que las grasas no exceda el 30% del total de las kilocalorías, una proporción de 5% a 10% de grasas saturadas, menor a 10% de grasas poliinsaturadas, y entre 10 y 15% de grasas monoinsaturadas. La ingestión diaria de colesterol no debe rebasar los 200 mg/día.

Dietas altas en grasa = enfermedad macrovascular.

HIDRATOS DE CARBONO/CARBOHIDRATOS

Si bien se sabe, los hidratos de carbono son la principal fuente de energía en los seres vivos, por lo cual el mayor porcentaje en la dieta es para este macronutrimento siendo aproximadamente entre el 50%-60% de las kilocalorías totales requeridas, o bien de 5gramos  por kilogramo de peso; esto según el profesional y circunstancia del paciente.

Los hidratos de carbono se convierten en glucosa, elemento que los pacientes con Diabetes Mellitus  padecen de complicaciones para sintetizarla en su organismo, por ende una dieta baja en hidratos de carbono podría ser la opción más lógica para este tipo de personas y así disminuir la glucosa posprandial; pero la ADA afirma específicamente que las dietas pobres en hidratos de carbono con restricción total a <103 g/día, no son recomendables para el tratamiento de la diabetes (ADA, 2006), por lo que podría provocarse una hipoglucemia.

 Si te interesa la nutrición tampoco te puedes perder:

Contador de calorías de bolsillo

Las calorías… ¿Aliadas o enemigas?

1 Comment

  1. La diabetes no se detendrá camino al 2050. En qué sostengo esta afirmación? Vivimos en una sociedad adictogena, depresogena y la anómia. A lo que debo sumar el envejecimiento poblacional, que asociado a la conductas obesógenas, facilitadas por descontrol de la industria alimenticia, la mala calidad de la educación, la pobreza, la cual conlleva al consumo de alimentos de bajó costo y alto valor calórico, estamos “jodidos”. Otro problema coligado es el modelo conductual de la comunidad médica, que “refuerza” la idea que la diabetes se “cura” con pastillas. Una característica de este escenario, es que nada se cura, se cronifica, lo cual da origen a un escenario de elevada complejidad, cuya matriz principal es el envejecimiento, la pobreza, y la ignorancia asimétrica de la nueva sociedad. El desafío es un cambio de perfil médico sanitario multi-propósito, que este preparado para ver la enfermedad como un proceso, que requiere gestión, logística estratégica, cuya herramienta principal es la educación con todas las edades.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Nutrición desde la Infancia | Diagnostrum - [...] Nutrición en la Diabetes Mellitus [...]
  2. Rehabilitación Cardíaca | Diagnostrum - [...] Nutrición en la Diabetes Mellitus [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *